Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Adopción internacional : La opción más factible para adoptar un niño hoy

En 1999 se realizaron en España un total de 2.912 adopciones, de las cuales 2.006 fueron internacionales y 906 nacionales.

¿Qué son las entidades mediadoras?

Son Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (ECAI), sin animo de lucro y autorizadas por las comunidades autónomas para canalizar el proceso de adopción. Sus funciones consisten en informar a los interesados y en intervenir en la tramitación de los expedientes ante las autoridades competentes, tanto del país de origen como del estado de recepción. Además, reúnen documentación y la traducen, asesoran y apoyan a los solicitantes de adopción en las gestiones a realizar en España y en el extranjero y, por último, contactan con entidades similares en el país de recepción. Las ECAI no son gratuitas. Sus tarifas (desde casi un millón de pesetas hasta los dos millones de pesetas, según el país del menor) se encuentran a disposición del publico y han de ser aprobadas oficialmente.

¿Cuáles son las normas aplicables a la adopción internacional?

Depende de si la adopción se realiza en un país que sea parte o no del Convenio de La Haya de 1993 sobre protección del niño y cooperación en materia de adopción internacional. Este Convenio pretende evitar el tráfico de niños y asegurar la idoneidad de los padres y del hijo adoptivos

¿Qué países son miembros del Convenio de la Haya?

España, México, Rumania, Sri Lanka, Chipre, Polonia, Ecuador, Perú, Costa Rica, Burkina Faso, Filipinas, Canadá, Venezuela, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Noruega, Andorra, Holanda, Francia, Colombia, Australia, Moldavia, Lituania, Paraguay y Nueva Zelanda.

Si se pretende adoptar un niño de estos países, ¿cuáles son los pasos a seguir?

Los adoptantes han de dirigirse al órgano competente (de asuntos sociales o protección del menor) de la comunidad autónoma de su residencia, para recabar información y presentar la solicitud de adopción internacional. Es conveniente tener las ideas claras en relación al sexo, edad, salud, país de origen del niño, si se adoptaría o no a varios hermanos, etc. Una vez presentada la solicitud, directamente o a través de una entidad mediadora, la entidad pública debe emitir un certificado de idoneidad para ser adoptante.

¿Qué es el certificado de idoneidad?

Es un documento que acredita de la idoneidad de los adoptantes para ejercer la patria potestad. Se valoran las motivaciones para elegir un niño extranjero, las opiniones de los adoptantes sobre la cultura del país de origen, si se aceptan los riesgos de problemas psíquicos o físicos de los niños internos en instituciones, etc. Para obtenerlo es necesario un informe de un equipo psicosocial. Dependiendo de la comunidad autónoma, hay tres sistemas para obtenerlo: a través de un equipo de funcionarios (lento, pero gratuito), mediante una entidad privada acreditada (cuesta entre 120.000 y 200.000 ptas.) y recurriendo al Colegio Oficial de Psicólogos y Trabajadores Sociales (también entre 120.000 y 200.000 ptas.).

¿Y si se opta por países no firmantes del Convenio de la Haya?

Sigue siendo conveniente que los interesados se dirijan en España al órgano competente de su comunidad autónoma, porque el certificado de idoneidad expedido por ésta es imprescindible.

  • Si se adopta en Senegal, Venezuela, China, Estado mejicano de Oaxaca, Estado mejicano de San Luis de Potosí, Nepal o Vietnam, la adopción es equiparable a la española.
  • En otros países (Marruecos, Paraguay, Salvador, República Dominicana, Guatemala, Méjico Distrito Federal y Estado de Veracruz) hay lo que se conoce como adopción simple (no plena). No hay acuerdos con esos países en materia de adopción, por lo que es necesario convalidar la adopción en España, para que sea plena, mediante el correspondiente proceso jurídico.

¿Cómo continúa la tramitación una vez declarado idóneo el adoptante?

En muchos casos, es obligatorio asistir a un curso de formación de padres adoptivos. Paralelamente, se instruye un expediente con los datos de los solicitantes y se envía a la autoridad del Estado de origen del menor. Allí, se inician diligencias similares para el niño, en un documento en el que constan sus circunstancias personales, familiares, estado de salud, educación, origen étnico, religioso y cultural. De acuerdo con ambos expedientes, la autoridad del país del pequeño remite un informe completo sobre el menor a la autoridad española, acreditando que dispone de los consentimientos requeridos y sin revelar la identidad de los padres biológicos. Seleccionados o preasignados así familia y niño, la adopción ya puede constituirse si los adoptantes aceptan al menor propuesto, siempre que conste el consentimiento de los padres del menor. En caso afirmativo, el Convenio de la Haya exige que el desplazamiento del menor se realice con todas las garantías, mejor ya en compañía de los padres adoptivos.

Costos y plazos

Además de las tarifas de las ECAI, algunos países exigen el pago de extras. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales español dispone de esta información. Dependiendo del país del menor, el coste, sin incluir desplazamientos y extras, puede rondar entre el millón y los dos millones de pesetas. En cuanto a los plazos del proceso una vez aceptada la asignación de niño, lo habitual es que en el país del menor se celebre un juicio o que recaiga una resolución administrativa concediéndola. Los adoptantes habrán de viajar allí antes del juicio. La estancia se puede prolongar entre 15 y 90 días, pero estos plazos cada vez se alargan más, debido al incremento de solicitudes y la proliferación de ECAI. Un proceso adoptivo normal puede prolongarse entre un año y año y medio.

¿Hay que inscribir en el Registro Civil la adopción, como si se tratara de un nacimiento?

Sí. Mientras los padres y el niño permanezcan en el país en el que se constituyó la adopción, la inscripción puede solicitarse en el Registro del Consulado español. A la vuelta a España, se realiza la inscripción en el Registro Central de Madrid (la petición se puede canalizar mediante el correspondiente Registro Civil local). Habrá de presentarse el certificado de la autoridad central del país del adoptado, que acreditará el cumplimiento de las reglas del Convenio de La Haya.

Pero, ¿si la adopción internacional es simple, por haber sido realizada en un país que no es miembro del Convenio de la Haya, es inscribible en el registro Civil?

En este caso y tras haber superado los tramites de adopción internacional, habrá que iniciar un proceso judicial en España para que esa adopción sea considerada plena por nuestras autoridades (en este proceso se aplicará la legislación española) y, posteriormente, se procederá a la inscripción en el Registro Civil.

El Registro Civil es público, ¿cualquiera puede conocer que el niño es adoptado?

No. En la inscripción del Registro Civil sólo constarán como padres los adoptivos, sin mención alguna al carácter de ¿ adoptivos¿ y en plena igualdad con los biológicos. Este dato sólo figurará en otra inscripción restringida del registro.

Constituida la adopción, ¿cuáles son los principales efectos?

  • Los hijos adoptivos poseen los mismos derechos que los de filiación por naturaleza.
  • El adoptado por una sola persona tendrá los mismos apellidos y en el mismo orden que el adoptante. Se exceptúa el caso en que uno de los miembros de la pareja adopte al hijo de su cónyuge, aunque éste haya fallecido.
  • En el orden sucesorio, el hijo adoptivo es heredero legitimo de los padres adoptivos.
  • Se extinguen todos los vínculos respecto a la familia biológica.
  • Impedimentos matrimoniales: no pueden contraer matrimonio los parientes en línea recta por consanguinidad o adopción (es decir, línea ascendente y descendente).
  • La adopción es irrevocable.

¿El menor extranjero adquiere la nacionalidad española?

Sí. Según el articulo 19 del Código Civil, el extranjero menor de 18 años adoptado por un español adquiere, desde la adopción, la nacionalidad española de origen.

¿Qué documentación hay que preparar?

Depende del país, pero generalmente será la siguiente:

  • fotocopia compulsada ante notario del D.N.I. o pasaporte
  • documentos acreditativos de ingresos económicos y de la propiedad de la vivienda
  • certificados médicos
  • compromiso personal de seguimiento
  • permiso del Ministerio del Interior
  • certificados de antecedentes penales
  • en algunos países se exige estar casado y varios años de matrimonio.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones