Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Viajes > Ideas y consejos

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 12 aeropuertos: accesos, servicios, seguridad, comodidad y ocio, organización, limpieza y conservación : La mayoría de los más importantes aeropuertos españoles deben mejorar en comunicaciones y comodidad

Resultan seguros, se encuentran limpios y en buen estado y ofrecen todos los servicios que un aeropuerto debe disponer, pero hay cuestiones que deben corregir

Cómo se hizo

La investigación comenzó en la capital más cercana a cada aeropuerto, ya que los técnicos de esta revista tomaron un taxi para comprobar cuánto cuesta la carrera desde la ciudad cercana más representativa hasta el aeródromo. Una vez personados en éste, se comprobaron decenas de aspectos, divididos en seis bloques: comunicación con los aeropuertos (servicios de transporte público, señalización para llegar hasta allí…), accesibilidad y organización (si esta adaptado para personas de movilidad reducida e invidentes, indicaciones para facilitar la orientación dentro del aeropuerto…), comodidad y ocio (zonas de descanso, opciones gratuitas para amenizar la espera, atención a los niños…), servicios del aeropuerto (personal de atención al público, consignas, carritos portaequipajes, cajeros automáticos…), estado de limpieza y conservación (del aeropuerto en general y de los aseos, papeleras…) y seguridad (equipos contra incendios, personal de seguridad, salidas de emergencia…). Ya en los resultados del estudio, la seguridad de los aeropuertos puede definirse, en general, como muy buena. Destacan, con un excelente, los de Altet (Alicante), Barajas (Madrid), Gran Canaria (Canarias) y San Pablo (Sevilla). Y tan sólo El Prat (Barcelona) no alcanza el aprobado en el examen de CONSUMER, debido fundamentalmente a que las salidas de emergencia no están bien señalizadas y a que no se vieron las cámaras de videovigilancia que se observaron en otros aeropuertos.

Otro bloque con buena calificación media es el estado de limpieza y conservación de los aeropuertos. Ninguno suspendió y el 40% de ellos consiguió un “excelente” o un “muy bien”. La mejor puntuación en limpieza y conservación, con más de 9 puntos, la merecieron Barajas (Madrid), Gran Canaria (Gando), el nuevo aeropuerto de Loiu (Bilbao) y Noain (Pamplona), mientras que los menos limpios y/o peor conservados fueron, en este orden Altet (Alicante), El Prat (Barcelona), Palma de Mallorca, San Sebastián y San Pablo (Sevilla), que obtienen tan sólo un aceptable.

Respecto de los servicios de los aeropuertos, cabe decir que consiguen de media un bien. Sobresalen Pablo Picasso (Málaga), Barajas (Madrid) y Palma de Mallorca, y sólo el de Alicante suspende debido fundamentalmente a que la amabilidad de su personal y la calidad de la información que los empleados de este aeropuerto facilitaron a los técnicos de CONSUMER, así como el número de carritos a disposición de los usuarios, se consideró deficiente. En cuanto a la accesibilidad y organización, todos superaron el examen de esta revista, aunque el de Loiu (Bilbao), con un discreto “aceptable”, se situó por debajo de la media. Las comunicaciones y señalizaciones hasta el aeropuerto (servicio público de transportes, horarios amplios…) son lo peor de los aeropuertos españoles, junto con el apartado de comodidad y ocio. La mitad de los estudiados (en concreto, Alicante, Pamplona, Gran Canaria, Palma de Mallorca, Bilbao y Santiago) suspenden en las conexiones al aeropuerto, y únicamente aprueban con nota los de Málaga y Sevilla. En tan sólo el 25% de los aeropuertos analizados (en concreto, Málaga, San Sebastián y Sevilla) el transporte público atiende a los horarios del primer y último vuelo.

Gran parte de los aeropuertos no dispone de ofertas para amenizar las esperas de los pasajeros

Por último, en lo que a comodidad y ocio que ofrecen a sus usuarios se refiere, tan sólo aprueban, aunque con un “excelente”, el Pablo Picasso (Málaga) y el de San Sebastián y Barajas con un “bien”. El resto suspende clamorosamente, evidenciando muy poco interés en ofrecer ocio atractivo y gratuito y zonas de descanso cómodas y en suficiente número para las largas esperas que con frecuencia se ven obligados a soportar los pasajeros y quienes van a recibirlos.

Comunicación del aeropuerto

El problema del trasporte hasta el aeropuerto afecta tanto a la variedad de medios de transporte como a los horarios. La mayoría de los aeropuertos tan sólo dispone de un medio de transporte (generalmente el autobús) para acceder a ellos. Tan sólo destacan positivamente los aeropuertos de Málaga, Madrid y Barcelona por ser los que mayor variedad de medios de transporte ponen a disposición del usuario para llegar al aeropuerto, mientras que en el 66% de los casos solo hay autobuses que comunican el aeropuerto con la ciudad. Y el aeropuerto de Pamplona ni siquiera está comunicado con la ciudad mediante transporte público.

Pero la existencia de transporte que comunique el aeropuerto con la ciudad no significa que con éste se cubran todas las salidas y llegadas. En el 75% de los aeropuertos el transporte no coincide con el primer y último vuelo. Únicamente el horario del trasporte público de los aeropuertos de San Sebastián, Málaga y Sevilla se adecua a los vuelos programados.

La deficiente comunicación por transporte urbano de la que hacen gala los aeropuertos analizados obliga en muchas ocasiones al usuario a utilizar los servicios de taxi. En tan sólo en uno de cada tres aeropuertos el trayecto desde el centro de la ciudad ocasiona un gasto inferior a los 10 euros (concretamente, en Pamplona, Alicante y Málaga). En el 25% de los casos el gasto oscila entre los 10 y 15 euros (en Valencia, Sevilla, Santiago y Palma de Mallorca), y en más del 41% de los aeropuertos este trayecto puede costar más de 15 euros (como en Madrid, Barcelona, Canarias, Bilbao y San Sebastián). El trayecto más caro desde el centro de una ciudad o capital (de entre las más cercanas al aeropuerto, la más grande) corresponde al que se realiza desde San Sebastián al aeropuerto de Fuenterrabia, que suma 23 euros. En cuanto a la presencia de taxis en el aeropuerto, tan sólo el aeropuerto de Pamplona destaca de forma negativa por no contar con un número de taxis suficientes para atender las llegadas de los vuelos.

En cuanto a la señalización tanto desde la salida de cada una de las ciudades como a medida que nos aproximamos al aeropuerto, cerca del 60% de los aeropuertos estudiados tienen una señalización suficiente, este porcentaje se corresponde con los aeropuertos de Valencia, Málaga, Madrid, Gran Canaria, Palma de Mallorca, Santiago y Sevilla. Entre el 33% de aeropuertos en los que la señalización pudiera mejorar se encuentran los aeropuertos de Pamplona, Barcelona, Bilbao y San Sebastián. Destaca negativamente en este sentido, con una señalización escasa, el aeropuerto de Alicante.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones