Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Kétchup : Los otros añadidos

Es, sin duda, una de las salsas más populares en nuestro entorno. muchas personas lo consideran un ingrediente casi imprescindible cuando se trata de consumir ciertos alimentos, como hamburguesas, perritos calientes o patatas fritas. Asomémonos al interior de ese envase.

Los otros añadidos

Entre las marcas analizadas, algunas solo contienen los ingredientes imprescindibles para elaborar kétchup, es decir, tomate, azúcar, vinagre, sal y especias o hierbas aromáticas. Son concretamente Heinz, Eroski y Eroski menos azúcares. Esto es lo más recomendable, no porque la adición de otros ingredientes sea peligrosa, que no lo es, sino porque puede desvirtuar en cierto modo las características del producto (por ejemplo, la adición de almidón podría interferir ligeramente con el sabor, restándole intensidad, además de que permite utilizar menos cantidad de tomate). Entre los ingredientes que se utilizan adicionalmente se encuentran los siguientes:

  • Fibra, almidón o estabilizantes (sustancias de origen vegetal, como goma garrofín). Se encuentran en Hellmann’s 50% menos azúcares, Orlando, Prima, Prima Barbacoa y Prima Cero.
  • Conservantes. En los productos de Prima están presentes sorbato potásico y benzoato sódico. Estas sustancias se utilizan para aumentar la vida útil del producto, ya que evitan el desarrollo de mohos, que en principio son capaces de crecer a pesar de las características de estas salsa (acidez, cantidad de azúcar…). Sin embargo, otras marcas no contienen conservantes porque, si se manipulan siguiendo las indicaciones de la etiqueta (“una vez abierto, conservar en refrigeración y consumir antes de un tiempo determinado, que suele estar comprendido entre los 30 y los 90 días”), no deberían suponer problema de seguridad alimentaria.
  • Edulcorantes. Los más habituales son los glucósidos de esteviol (Heinz menos azúcar y Hellmann’s 50% menos azúcares) y sucralosa (Prima Cero). A pesar de su mala fama, son seguros para la salud, pero no solucionan algunos de los problemas asociados a un elevado consumo de azúcares añadidos (por ejemplo, la obesidad), probablemente debido a que su sabor intensamente dulce dificulta el seguimiento de una dieta saludable.

Precio: diferencias sin justificación

En las marcas analizadas hay un amplio margen de diferencia entre los precios, desde los 0,14 € que cuesta el kétchup Eroski hasta los 0,50 € de Heinz (en ambos casos, precios referidos a 100 gramos de producto). Si nos fijamos exclusivamente en las características de la salsa, algunos de los factores que en principio guardan una relación directa con el precio son la cantidad de tomate empleada en la elaboración, el uso de tomate fresco o el empleo de envases con válvula antigoteo. Paradójicamente, las salsas de la marca Eroski, que son las que se elaboraron con una mayor cantidad de tomate y, además, cuentan con un envase de estas características, son las más económicas. En el lado opuesto encontramos otras salsas como Heinz, que es la que tiene una menor cantidad de tomate y, a pesar de ello, es la más cara, algo que en principio no parece justificado.

¿Cuánto gasta una familia al año?

  • Heinz: 46,6 €
  • Heinz menos azúcares: 45,9 €
  • Prima Cero: 41,8 €
  • Hellmann’s 50% menos azúcares: 40,1 €
  • Prima: 37,2 €
  • Prima Barbacoa: 36,3 €
  • Hellmann’s: 29,7 €
  • Orlando: 24 €
  • Eroski menos azúcares: 17,8 €
  • Eroski: 12,7 €

El importe está calculado para una familia de cuatro miembros que consumen una ración de 15 g tres veces por semana.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones