Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Educación > Escolar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Escuelas infantiles y guarderías: analizados 164 centros privados y públicos en 18 provincias españolas : Investigación: Las plazas en las guarderías públicas siguen siendo insuficientes

·La calidad y seguridad de las escuelas infantiles es, en general, buena
·La tarifa media de las guarderías privadas por cuidar a los niños durante ocho horas diarias, con comida y merienda, es de 310 euros mensuales. Las públicas tienen un sistema de tarifas muy diverso, difícilmente comparable

Participación de los padres, comedores y tablas comparativas

Los padres demandan información sobre el comportamiento y la evolución de los niños durante sus primeras etapas de aprendizaje. Sin embargo, sólo un 6% de los centros visitados facilitan informes escritos con carácter mensual (hace cuatro años, ese porcentaje ascendía hasta un 20% de las guarderías). El 44,5% afirma facilitar información oral todos los días (hace cuatro años la proporción era de un 64%) y un 2,4% (un 7% en el anterior informe) admite que esta comunicación únicamente se realiza cuando son los padres los solicitan ese encuentro con los responsables del centro para conocer la evolución de su hijo. Además, la participación de los padres de forma activa en las decisiones que se toman en la escuela y que afectan a sus hijos resulta más bien nula o muy escasa en seis de cada diez escuelas infantiles.

Comer en el centro

Los niños pueden comer en el 93% de las guarderías visitadas. En cuanto a las alergias, los centros recomiendan que los niños que hayan contratado el servicio de comedor y sean alérgicos a algún tipo de alimento lleven su propia comida en aquellas ocasiones en las que el menú del centro no se adapte a sus necesidades. Por eso, también es importante que los progenitores conozcan el menú destinado a sus hijos.

Las escuelas infantiles consideran que el tiempo de la comida es también una oportunidad para educar a los niños sobre la adquisición de correctos hábitos de alimentación, autonomía y relación. Algunos centros implican a los padres en este proceso, de modo que pueden colaborar en la creación de los menús.

Lo que no es tan habitual es que estos pequeños alumnos merienden (en dos de cada diez no lo hacen) o desayunen en el caso de que sus padres les lleven a la guardería antes de que comience el horario del centro (en un 66% de los 164 centros visitadas se ofrece esta opción). Estos dos últimos servicios son más comunes en los centros de titularidad privada que en los de fondos públicos.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones