Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Funerarias : Incluso los sepelios más económicos salen caros

Enormes diferencias de precios entre las diversas ciudades e incluso entre las funerarias de una misma ciudad

¿Es imprescindible la esquela?

La esquela en el periódico representa un coste muy importante para la familia.
La de tamaño más habitual en el diario (en cada uno de ellos, porque no en todos es el mismo) de mayor audiencia sale, de media, a 260 euros. El precio de la esquela lo fijan, como es obvio, los periódicos y no las funerarias. El tamaño más frecuente es el de dos columnas aunque en algunos diarios el precio se establece por módulos. Según las informaciones facilitadas por las funerarias acerca de las esquelas que solicitan con mayor frecuencia a los periódicos de mayor audiencia, el precio más caro se paga en Madrid, con 519 euros de media por esquela, seguida de Alicante (344 euros), A Coruña (316 euros), Vizcaya (312 euros) y Murcia ( 278 euros). Las más económicas se publican en los diarios de mayor audiencia de Navarra (175 euros), Cantabria (174 euros) y Málaga (112 euros). Si necesitamos ahorrar, cabría reflexionar sobre la conveniencia de incurrir en este gasto; es decir, de plantearse otras posibilidades de informar sobre el deceso a las personas allegadas o conocidas.

Ya en el cementerio

La tasa de inhumación o enterramiento la establecen los ayuntamientos donde se ubican los cementerios públicos. Los precios varían en función de donde se realice el enterramiento: no es lo mismo hacerlo en una fosa que en un nicho o en un panteón, aunque algunos ayuntamientos han optado por un coste fijo, independientemente del lugar en que se efectúe la inhumación. La tasa de inhumación media más cara se ha recogido en Guipúzcoa (160 euros) y la más barata en Alicante (41 euros), mientras que la media se sitúa en 80 euros. La segunda más cara de media está en Madrid (157 euros) y le siguen Málaga (150euros). Son económicas las tasas medias de inhumación en Valencia (43 euros), Navarra(52 euros), y en Álava y Almería (56 euros).

La última prestación del sepelio establecido por CONSUMER es el servicio religioso más común. Hoy, muchas funerarias ofrecen salas multiconfesionales para la realización de estos actos. El servicio religioso también puede estar incluido dentro de otro apartado del total cobrado por la funeraria. Los costes del servicio religioso van desde los 13 euros de media en Navarra hasta los 132 euros de A Coruña, mientras que la media supone 65 euros. Ahora bien, sólo en A Coruña se superan de media esos 65 euros. En Guipúzcoa, algunas funerarias incluían este servicio dentro de otro concepto o bien no lo facilitaban. Los costes más económicos para la misa, además de en Navarra, se anotaron en Cantabria (33 euros), Barcelona (37 euros), Vizcaya (39 euros) y Madrid (41 euros).

El auge del tanatorio

Si se solicitan servicios no incluidos en el supuesto de CONSUMER, como el tanatorio o la mesa de firmas, los gastos se incrementan. Y se debe añadir el gasto adicional que supone el enterramiento en fosa, nicho o panteón, si no se posee uno en concesión. Y si se opta por la cremación, se incurre en otro gasto no contemplado en el supuesto, el de la propia incineración y el de la urna para transportar las cenizas, aunque se evita el gasto del enterramiento.

Paulatinamente, los tanatorios se van consolidando como lugar donde velar al difunto. Es más cómodo y práctico para todos, pero supone otro desembolso que se deberá añadir a los ya contemplados. El precio de este servicio, cuya media en nuestro país es de 243 euros, varía de un modo extraordinario: la media en las funerarias consultadas en Murcia era de 370 euros, mientras que en Cantabria sólo cuesta, de media, 64 euros. También es relativamente barato en Málaga (139 euros), en A Coruña y Barcelona (178 euros y 168 euros respectivamente). Y resulta caro, además de en la citada Murcia, en Almería (303 euros) y, sobre todo, en Valencia (311 euros de media) y Alicante (347 euros).

Por otra parte, el coste de la cremación y la urna están indisolublemente unidos, de ahí que se presentan al usuario de forma conjunta. El coste medio es de 417 euros. Las tarifas más elevadas se han encontrado en Cantabria (510 euros), Murcia (501 euros), Málaga (476 euros), Alicante (444 euros) y Almería seguida de Madrid, con 439 euros y 433 euros respectivamente. Y las más económicas, en Valencia (226 euros) y en A Coruña (332 euros) y Vizcaya (338 euros).

Comparar entre el coste global que supone la inhumación y la incineración (cara a tener un dato más para elegir entre las dos opciones) se hace casi imposible, porque habría que repercutir (en el caso de la inhumación o enterramiento) el muy variable precio de concesión o compra del nicho, fosa o panteón en cada provincia y establecer un modelo-tipo para hacer homologables las diferentes realidades. Otra cosa es que, en cada caso concreto, los usuarios sí puedan hacerlo.

En cuanto a la mesa de firmas, entre las funerarias consultadas en Barcelona algunas tenían incluido este servicio dentro de otro apartado y otras no facilitaron su precio. Las mesas de firmas más caras se disponen en Málaga, con una media de 70 euros, mientras que las más económicas se ofrecen en Madrid, a 12 euros. En Valencia salen también caras, 64 euros de media, y otro tanto puede decirse de las de Alicante (59 euros), Navarra y Guipúzcoa (51 euros). Junto a Madrid, las más baratas son las de A Coruña (19 euros), Cantabria (28 euros) y Almería (30 euros).

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones