Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Servicios y Hogar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Cuidado de los más pequeños : Guardería o canguro

La demanda social de niñeras y guarderías es cada vez mayor. La elección de un servicio u otro depende de factores personales o económicos, pero siempre se deben tener en cuenta las necesidades de cada familia y las características concretas del menor

Aspectos a tener en cuenta en la relación

Padres/niñera

  • No es fácil encontrar la niñera ideal pero una vez que se da con ella hay que cuidar la relación sus necesidades también tienen que ser tenidas en cuenta- y mantener una constante comunicación con la cuidadora desde el principio. Ella se sentirá valorada, los progenitores estarán tranquilos y el niño se beneficiará de todo ello.
  • Es importante trabajar en equipo y no crear rivalidades. Aunque el pequeño cree vínculos afectivos fuertes con su cuidadora, el papel de la familia es insustituible. Los roles deben de estar muy definidos y no deben superponerse. Los padres son los padres, aunque estén unas horas ausentes.
  • Si la cuidadora es inmigrante (se estima que alrededor del 50% de quienes ofrecen el servicio de cuidado de personas son inmigrantes de origen sudamericano), se debe comprobar que entiende bien las indicaciones de los padres. En numerosas ocasiones las diferencias culturales y de lenguaje causan graves malentendidos

Padres/guardería

  • Si el niño tiene que ir a la guardería, se recomienda que empiece a acudir antes de los ocho meses, porque el pequeño se adapta mejor, o después de los dieciocho meses, cuando ya ha adquirido el suficiente control de sí mismo como para enfrentarse sin problemas con el nuevo medio.
  • Acudir al centro elegido con el niño antes de que éste se quede allí es una forma de que se vaya familiarizando con el lugar, los compañeros y los profesionales.
  • En los primeros días de guardería, basta con que los pequeños acudan sólo durante una o dos horas. En todo caso, no es deseable que pase más de cuatro o cinco horas diarias en el centro, y nunca debe permanecer en ella más de ocho.
  • Desde que el niño llega por primera vez a la guardería, los cuidadores siguen muy de cerca su desarrollo afectivo, intelectual y motor, por lo que los padres deben establecer con ellos un contacto continuo, y unas relaciones cordiales y de cooperación.
  • Si el pequeño no consigue adaptarse a la guardería, no es necesario esperar a que presente una cuadro de ansiedad o pánico para tomar medidas. Ante esta situación hay que hablar con la profesora, pasar más tiempo con el niño, e incluso, buscar otro centro en el que se sienta mejor, o a una persona que le cuide en casa.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones