Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud y psicología > Investigación médica

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Donación de órganos : Gesto solidario de unos, segunda oportunidad para otros

El futuro de los trasplantes y tabla comparativa

A pesar de los éxitos conseguidos en el campo de los trasplantes, los expertos confían avanzar más en los próximos años. En nuestro país, las investigaciones se centran en dos aspectos:

  • Disminuir el rechazo. Se intenta reducir los efectos secundarios de los medicamentos inmunosupresores o antirechazo, para lo cual se está investigando el quimerismo (trasvase de células entre donante y receptor), lo que hace que el sistema inmune aprenda a convivir con el injerto.
  • Trasplante de nuevos órganos. El de intestino, indicado para casos de insuficiencia intestinal. Aunque ya se han realizado 260 operaciones en todo el mundo, este es el trasplante que presenta una menor supervivencia a largo plazo. El de islotes pancreáticos, en el que se seleccionaba las células productoras de insulina, que se encuentran en este órgano, en los islotes de Langerhans.

Trasplantes de órganos de animales o xenotrasplantes

Durante los últimos años, los órganos de cerdo se han convertido en un rayo de esperanza para las personas que necesitan trasplantes urgentes. Sin embargo, investigaciones recientes han puesto de manifiesto que los tejidos de estos animales pueden ser muy peligrosos. Al parecer, existe un alto riesgo de que este tipo de trasplantes pueda provocar infecciones virales en el cuerpo humano.

Anteriores estudios ya habían sugerido que las células porcinas contenían ciertos tipos de virus que podían representar un peligro para la salud humana. Los provirus se han descubierto en varias razas de cerdo, incluyendo algunas de las que se han criado específicamente para trasplantes en humanos. Además, los investigadores han comprobado que estos microorganismos infecciosos están presentes no sólo en los riñones de cerdo, sino también en el corazón y en el bazo. Ahora, el nuevo desafío de los científicos será desarrollar una técnica para eliminar estos provirus de sus tejidos.

El trasplante, paso a paso

  • Identificación del posible donante. Una persona fallece en la UVI de un hospital en situación de muerte encefálica o parada cardiorespiratoria. Se comprueba, mediante una historia clínica completa, que no padezca enfermedad trasmisible alguna.
  • Evaluación de los órganos. Si no hay contraindicacción para la donación, se realiza un análisis de los órganos -con ecografías, radiografías…- para comprobar cómo funcionan y determinar cuáles pueden trasplantarse.
  • Confirmación de la muerte encefálica o parada cardiorespiratoria. La muerte es certificada por tres médicos que no intervienen en trasplantes. Se mantiene, de forma artificial, la circulación sanguínea del fallecido.
  • Entrevista con la familia. El coordinador de trasplantes habla con la familia, se pone a su disposición para ayudarles en todo lo necesario y le plantea la posibilidad de donación, que a veces surge de los propios familiares. Si finalmente la familia accede, la autorización se hace por escrito. Después, el coordinador comunica a la Organización Nacional de Trasplantes que hay un posible donante.
  • Elección de receptores y equipo médico. Para seleccionar al posible receptor se siguen criterios clínicos (urgencia), inmunológicos (compatibilidad del grupo sanguíneo), antropométricos (tamaño), territoriales (se decide a qué punto de la geografía se debe enviar el órgano) y el tiempo que llevan en espera del trasplante los posibles receptores del órgano extraído.
  • Desplazamiento del equipo médico. Normalmente, un único equipo extrae e implanta el órgano al receptor. Sólo en algunos trasplantes de hígado, estas dos operaciones se hacen por equipos distintos.
  • Extracción y última valoración. El equipo extrae el órgano u órganos, y valora “in situ” su viabilidad, así como los problemas que pueden surgir al realizar las suturas arteriales. Hasta el momento del trasplante, el órgano es conservado en una solución preservadora, a 4 grados.
  • Preparación del paciente, del receptor del órgano. Se avisa al hospital en el que se encuentra el receptor de que el órgano es viable. Y se le informa sobre la hora de llegada del mismo, para que se inicie la preparación del paciente.
  • Realización del trasplante. Un equipo quirúrgico -compuesto por una media de tres especialistas para trasplante de corazón, dos para trasplante renal y cuatro para hígado- se encarga de efectuar la operación.

Testimonios sobre trasplantes

  • Francisco se sometió a un doble trasplante de hígado y riñón, después de dos trasplantes anteriores de riñón que su organismo rechazó.
    Tras 14 años sometiéndose a diálisis cada 24 horas, a Francisco le trasplantaron un riñón que sólo aguantó 10 días, al cabo de los cuales se lo tuvieron que extirpar. Tres años después encontró un nuevo donante, y en esta ocasión el riñón trasplantado le duró 6 años, tras los cuales empezó a fallar, y, de nuevo, tuvieron que quitárselo. Posteriormente, le tuvieron que hacer un doble trasplante de riñón e hígado, éste último afectado de cirrosis, causada por los desniveles de potasio y urea, por las transfusiones de sangre, etc..
  • Cristóbal Salvador tiene 55 años y está trasplantado de riñón desde 1983 (el suyo es uno de los primeros trasplantes realizados con éxito en España). En los pasados Campeonatos Mundiales para Trasplantados celebrados en Hungría, en septiembre de 1999, obtuvo la medalla de bronce en la prueba de 5.000 metros, quedó 4º en 400 metros, y 6º en 1.500 metros. También ha sido medalla de bronce y de plata en los Juegos para Trasplantado de Barcelona 98. Seis maratones y pequeñas carreras populares completan su curriculum deportivo. Cristóbal reconoce que hasta hace 8 años nunca había practicado deporte. El trasplante que salvó su vida le inició en el deporte -atletismo, paracaidismo, hípica y senderismo-, que considera imprescindible para compensar la fuerte medicación que deben tomar todos los trasplantados de por vida.
  • Xabier Les Costa es otro trasplantado de riñón para quien el deporte es una manera de demostrar que los trasplantados no son diferentes a los demás. Xabier se trajo para España 3 medallas de oro de los XI Juegos Mundiales de Trasplante Sydney 97. Una en 100 metros, otra en 200 metros (donde, además, estableció un récord mundial) y la tercera en salto de longitud.
    Cuando una enfermedad crónica afecta a órganos como el hígado, el corazón, los pulmones o los riñones, el paciente debe prescindir de muchas actividades, entre ellas el deporte. Sin embargo, una vez que ha recibido el órgano salvador, recupera la salud y, con ella, las fuerzas y el ánimo para realizar todo lo que antes de la operación estaba prohibido. En la actualidad, los beneficios del deporte son muy recomendables para que estos pacientes recuperen tono muscular y agilidad, y mejoren algunos marcadores metabólicos y funcionales (glucosa, presión arterial, colesterol,…). Además, gracias a la ciclosporina (un inmonosupresor para evitar el rechazo), la integración social y la competición deportiva de alto nivel es posible en la mayoría de los que han recibido un órgano.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones