Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades españolas : Generamos menos basura aunque los ayuntamientos facilitan poca información sobre su gestión

La cantidad de residuos ha descendido un 4% desde 2008. La mitad de las ciudades analizadas no quiso facilitar el porcentaje de recuperación de la basura recogida

¿Qué sucede con la materia orgánica?

Los residuos orgánicos pueden reciclarse para producir compost o abono. Para que sea posible es necesario realizar una recogida selectiva. Sin embargo, el PNIR detecta una ?escasa implantación de la recogida selectiva de la fracción orgánica?. EROSKI CONSUMER quiso comprobar en las ciudades analizadas cómo se
gestiona la materia orgánica. Alicante, Madrid, Murcia, Oviedo y Zaragoza reconocen no hacer una recogida selectiva de la materia orgánica. Tampoco Granada, Málaga, Sevilla ni Logroño, aunque las tres primeras ciudades aseguran separarla en la planta de tratamiento y la capital riojana en el ecoparque. A Coruña, Barcelona, Valencia y Valladolid tienen sistemas de recogida selectiva de la materia orgánica repartidos por toda la ciudad, mientras que Bilbao y Vitoria solo en determinados puntos y barrios.

Tasas e impuestos

Las tarifas que los ciudadanos pagan por la recogida, gestión y tratamiento de esas basuras son tan dispares como capitales se han analizado. En general, son cantidades variables que dependen de la categoría fiscal de la calle (como sucede en A Coruña, Alicante, Bilbao, Córdoba, Granada y Logroño), del valor catastral del inmueble (Madrid, Pamplona y Vitoria) o del consumo de agua en cada hogar (tarifa que se aplica para los vecinos de Sevilla y Zaragoza), en otras ocasiones se trata de un desembolso fijo cada año o bien está englobado
dentro del Impuesto de Bienes Inmuebles-IBI (así se hace en Barcelona, Málaga y Valladolid). En el caso de Valencia, no existe un pago específico por dicho servicio, ya que su coste se financia por medio de los presupuestos municipales de cada año; en Oviedo, la tasa a pagar depende de si ese vecino recicla o no.
Mientras en todos los casos anteriores, la tasa a pagar oscila, en las ciudades de Murcia y San Sebastián se paga una cantidad fija cada año (114,3 y 116,34 euros respectivamente).

Las variaciones de tarifas son más que llamativas en cuatro de las 18 capitales estudiadas por EROSKI CONSUMER: en Madrid los precios oscilan entre 4 y 173 euros; Córdoba, entre 44,70 y 160,82 euros; Logroño tiene tarifas entre 20,58 y 130 euros de máximo y Granada, donde la tasa de basuras que se aplica se
sitúa entre los 57,48 y los 134,52 euros anuales.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones