Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Residuos sólidos urbanos (RSU): COMPARADOS los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades : Generamos cada vez más basura y no todas las ciudades saben cuánto reciclan

Pamplona demostró ser la ciudad más comprometida con el reciclaje. En el otro lado de la balanza, ocho ayuntamientos aseguraron desconocer la cantidad de basura que recuperan. En estas 18 ciudades se produjo en 2008 un 2% más de basura por habitante que en 2004

Reciclaje, tasas municipales y tablas comparativas

Reciclamos poco

Cada habitante de las 18 ciudades analizadas genera, de media, 35 kilos de papel y cartón al año, 15 kilos de vidrio, 13 kilos de envases y 0,10 de pilas. Pero, ¿qué proporción de la basura recogida se recicla? No es fácil saberlo ya que, al igual que ocurrió hace cuatro años, varias ciudades (en este caso, Alicante, Barcelona, Granada, Málaga, Murcia y Zaragoza) indicaron a esta revista que carecían de esa información y Córdoba sólo dio datos de 2007. El resto deberán hacer mayores esfuerzos los próximos años para cumplir con la legislación. Según la directiva aprobada en 2008 por el Parlamento Europeo para 2020 los países miembros de la UE tendrán que reciclar o reutilizar al menos el 50% del papel, del plástico y del vidrio de los residuos urbanos sólidos. Los datos del Ministerio de Medio Ambiente indican que España está cerca de cumplir estos objetivos, pero en las 11 ciudades que facilitaron información a CONSUMER EROSKI la situación no es tan positiva: se recuperó una media del 47% de vidrio, 44% de papel-cartón y sólo 18% de plásticos y envases. Se trata de proporciones ligeramente superiores a las que se registraron hace cuatro años y como entonces, la ciudad referente es Pamplona que recicla el 53% del vidrio (igual que Bilbao) y el 70% del papel-cartón (sólo se acerca San Sebastián con un 64%).

¿Y la materia orgánica?

La basura orgánica se puede reciclar para producir compost, abono o un regenerador del terreno que contiene nutrientes y oligoelementos. Para que este proceso se llevara a cabo con éxito habría que implantar una recogida selectiva generalizada y concienciar a los ciudadanos para que separaran los restos de comida y jardín (preferiblemente en bolsas también compostables) y los depositaran en contenedores específicos, los de color gris o marrón. Además, debería crearse un mercado que asegurara el destino de ese compost para jardines y parques. Sin embargo, a la luz de los datos recopilados por esta revista queda mucho por hacer. Aunque la mayoría de las ciudades dicen disponer de planta de compostaje (todas excepto Granada, Málaga y Murcia que no facilitaron los datos), muy pocas (sólo A Coruña, Barcelona, Córdoba, Pamplona, Valencia, Valladolid; y San Sebastián, con una experiencia piloto) han implantado un sistema de recogida selectiva. De media, reciclan sólo un 18% de la materia orgánica que producen, muy lejos del 50% fijado por el Plan Nacional Integral de Residuos Urbanos. Sólo se acerca a esta proporción Córdoba, que recupera un 43% de su basura orgánica.

Tasas municipales

En la mayoría de las ciudades, la tasa de basuras se cobra anualmente. Las excepciones fueron Valladolid y Málaga, que no tienen tasa de basura como tal; Bilbao, que la cobra cada tres meses; Granada y Sevilla que lo hacen una vez al mes y Logroño, cada seis meses. San Sebastián y Murcia aplican una tarifa única, en el resto de ciudades la tasa varía en función de la categoría fiscal de la calle (A Coruña, Bilbao, Córdoba, Granada, Logroño), del valor catastral de la vivienda (Madrid, Pamplona) o según la cantidad de agua consumida (Barcelona, Sevilla, Zaragoza). La tasa puede ser muy distinta en algunas ciudades: en Madrid, sin ir más lejos, la horquilla va desde 4 euros hasta 190 euros al año. En los últimos cuatro años las tasas de la mayoría de las ciudades han subido entre un 10% y un 22%. Pero en algunas se ha abaratado (en Zaragoza ha disminuido un 15%) y en otras ha aumentado desmesuradamente: en San Sebastián creció un 90%. El Plan Integrado de Residuos Urbanos propone implantar una tasa de basura proporcional a la cantidad de desechos urbanos generados por cada vivienda.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones