Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: Recomendaciones para padres y madres

LOS VIDEOJUEGOS CUENTAN CON MILES DE AFICIONADOS, MUCHOS DE ELLOS MENORES DE EDAD, QUE SE PASAN HORAS ANTE LAS PANTALLAS. SU USO DESMEDIDO ES UNA PATOLOGÍA MENTAL QUE REQUIERE TRATAMIENTO. PERO EN DOSIS ADECUADAS, PUEDEN APORTAR BENEFICIOS PARA EL DESARROLLO COGNITIVO Y LA EDUCACIÓN.

Recomendaciones para padres y madres

Buscad información. Debéis fijaros en la clasificación de edad en el paquete del juego o en la tienda digital. También se recomienda buscar un resumen o una revisión del juego. 

Probad antes de usar. Lo ideal es que los padres juguéis a los videojuegos con vuestros hijos: esa es la mejor manera de aprender sobre ellos. Así podréis vigilar a los menores para explicarles por qué ciertos juegos pueden no ser adecuados.

Estableced ciertos límites. Pactad con ellos la cantidad de tiempo que pueden jugar a la semana y los descansos. Los límites (edad, tiempo, gasto, acceso en línea) se pueden establecer con el uso de herramientas de control parental. 

Supervisad las actividades de los menores en los sitios web de juego. Tened en cuenta que en los juegos online existen comunidades virtuales que permiten a los jugadores interactuar con desconocidos. En estas situaciones, se recomienda siempre acompañarlos.

Denunciad el comportamiento inapropiado en la página de comentarios de la web o a través de los mecanismos de quejas específicos en las consolas o en los sitios web de los juegos. Animad a los menores a informar sobre temas como acoso, lenguaje amenazante o incorrecto, exhibición de contenido no deseado o invitaciones para conocerse fuera del juego. Detened la comunicación o cambiad la identifi cación en línea del joven si algo dentro del juego o la forma en que evoluciona le hace sentir incómodo.* 

Retrato-robot del adicto

  • Tiene entre 16 y 25 años. 
  • Generalmente es hombre. 
  • Manifiesta una incontrolable compulsión a jugar en todo momento y durante largos períodos de tiempo. 
  • Suele ser poco responsable y tener una relación pobre con sus padres. 
  • Desea jugar cada vez más para obtener el mismo disfrute y presenta una gran dificultad para abandonar una vez se ha iniciado la partida, o un deseo irrefrenable de inciar el juego.
  • Es frecuente que tenga trastornos del sueño. 
  • Muchas veces la adicción está asociada a problemas de atención, depresión, agresividad, ansiedad, fobias sociales e interrupciones en la escuela, en el trabajo y en las relaciones sociales. 

Síntomas de los que sospechar

  • Empeoramiento de rendimiento académico. 
  • Sensación de malestar e irritabilidad sin causa aparente. 
  • Imposibilidad de evitar jugar a todas horas. 
  • Otorgar prioridad absoluta al juego sobre otras actividades como salir con los amigos o practicar deporte. 
  • Ocultación y mentiras en casa.

*Fuente: Asociación española de Videojuegos (AEVI).

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones