Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Instalaciones deportivas públicas : En unas capitales, mucha mayor insfraestructura deportiva que en otras

En nuestro país, casi cuatro de cada diez ciudadanos practican deporte de forma habitual. Y la mitad de ellos recurre a instalaciones deportivas de titularidad pública.

Unas capitales, mucho mejor que otras

Tal y como se adelantaba, ninguna ciudad puede presumir de un equipamiento completo. En Valencia, sin ir más lejos, parece necesitarse más canchas polideportivas para practicar el futbito, baloncesto, balonmano, … tiene ocho veces menos canchas que Logroño, donde no se tiene constancia de que sobren. En Bilbao y Pamplona hay muy pocos campos de fútbol. Valencia, por su parte, adolece de una escasa oferta de piscinas (es la tercera ciudad peor equipada en piscinas, aunque mejor que Santander y Alicante). En Burgos, las carencias más evidentes afectan a los gimnasios y salas de musculación: ocho veces menos que en Logroño. En Barcelona se deberían aumentar las canchas polideportivas y las de paddle. En Murcia, las pistas de tenis y los frontones.

De las doce comparadas, la capital alicantina es la peor equipada en instalaciones deportivas públicas. Ofrece, por ejemplo, sólo tres piscinas. Y el número de pistas de tenis, gimnasios y salas de musculación es, comparando con sus capitales vecinas, muy escaso. Sólo Bilbao (con seis), San Sebastián (con tres), Barcelona (con 4), Castellón y Valencia (ambas con 2) y Murcia disponen de pistas de paddle, lo que parece disculpable ya que todavía la práctica de este “tenis en miniatura” no está muy extendida entre nosotros. Pero parece más difícil de asumir que en Santander, Logroño, San Sebastián, Castellón, Alicante y Pamplona no haya una sola pista pública de squash, un deporte que lleva más de una década afianzándose en nuestro país.

Qué deportes nos gustan y qué opciones tenemos de practicarlos

Según revela un estudio de hace dos años del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), los deportes que gozan de más adeptos en nuestro país son la natación (un 33% de quienes hacen deporte dice practicarla), ciclismo (27%), fútbol (21%), gimnasia de mantenimiento (16%), baloncesto (14%), jogging (13%) y el tenis (12%). El informe de CONSUMER revela que en las doce capitales sólo hay, de media, un vaso de piscina grande (sin incluir las de chapoteo para niños) por cada 36.300 habitantes. Los gimnasios y las salas de musculación tampoco abundan: uno por cada 15.000 habitantes. Lo que más hay es canchas polideportivas, una por cada 7.500 habitantes.

Practicar el tenis en instalaciones públicas sigue siendo poco más que un sueño: sólo hay una pista por cada 22.600 habitantes. Y por no hablar del atletismo (una pista por cada 142.000 habitantes), el squash o el paddle, con equipamientos todavía más escasos. En cuanto a frontones para jugar a pelota, no forman parte del paisaje habitual de nuestras capitales: sólo hay uno para cada 34.000 habitantes. Como tampoco abundan los campos de fútbol de uso público: uno por cada 27.000 personas.

Barcelona, a pesar de no ser la ciudad con más piscinas en relación al número de habitantes, es la que cuenta con mayor número de vasos en recintos cubiertos, con 37. En Vitoria se puede nadar en 13 piscinas cubiertas. En Bilbao en 12 piscinas cubiertas, aunque en relación al número de habitantes se sitúa bastante por debajo de la capital alavesa. Burgos, con 5 vasos cubiertos, se sitúa en una situación intermedia. Con escaso equipamiento en piscinas cubiertas quedan Castellón, Murcia, Valencia y Pamplona, aunque la situación más deficitaria se registra en Alicante y Santander (ésta última carece de ellas). La circunstancia de que Alicante y Santander cuenten con playas no es óbice para que las instituciones se planteen construir piscinas cubiertas en las que se puede nadar durante todo el año. Las pistas de atletismo, a pesar de constituir el escenario más adecuado y seguro para correr, son difíciles de encontrar. Por ejemplo, Santander, Logroño, Pamplona, Vitoria, Murcia y Castellón cuentan con una única pista de atletismo de acceso público. Burgos, Alicante y San Sebastián disponen de dos, Valencia de tres, Bilbao cuenta con una más. Barcelona, por su parte, tiene doce pistas y rectas de atletismo.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones