Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Motor > Seguros, legislación y fiscalidad

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Seguros de coche y moto: analizados los precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 540 presupuestos : El mismo seguro de coche puede costar el doble en función de la ciudad en la que se contrate

El precio de una póliza a todo riesgo sin franquicia para un joven de 18 años puede superar los 6.000 euros. Por un mismo seguro, se puede pagar hasta el triple según la compañía que se elija. Las aseguradoras más caras ofrecen las mejores coberturas

6 ciudades, una a una

A Coruña

Seguros de coche y moto: analizados los precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 540 presupuestos, 90 de ellos en A Coruña

A Coruña es una de las ciudades más caras para asegurar un vehículo

El precio medio en 23 de los 31 supuestos planteados fue superior a la media del estudio. En la mayoría de los perfiles de usuario, las tarifas medias recogidas en A Coruña se encuentran por encima de las de Barcelona o Madrid

La experiencia, la edad, el sexo del titular, el modelo de vehículo y el tipo de póliza influyen en el precio final. También lo hace, y mucho, la compañía elegida. Tanto que, como se ha podido comprobar, la cantidad desembolsada por un seguro similar puede duplicarse o triplicarse. Pero es que el lugar en el que se contrate marca asimismo el coste de la póliza. Así, y tal y como se pudo constatar en A Coruña tras solicitar 90 presupuestos, en 23 de los 31 supuestos analizados el precio de la póliza era más oneroso en el caso de la ciudad gallega que en la media del resto de ciudades incluidas en el informe. Bilbao y Sevilla comparten con A Coruña las tarifas más caras, al contrario que Barcelona, Madrid y Valencia, con precios más modestos.

Las elevadas tarifas se reflejan, de forma más que significativa, en la variación entre la ciudad más barata y la más onerosa, con un horquilla que supera el 54% de diferencia en dos de los casos en los que la ciudad gallega es la protagonista: en el seguro a todo riesgo sin franquicia de una joven de 25 años que con varios de experiencia y que conduce un vehículo compacto, el precio medio en Barcelona fue de 1.020 euros, mientras que la media en A Coruña ascendió a 1.576 euros. Otra muestra, y en la misma modalidad, en este caso una mujer de 40 años con más de 15 años conduciendo un monovolumen: si contrata esa póliza en la ciudad condal el precio medio rondará los 971 euros anuales, mientras que en A Coruña, el desembolso medio se acerca a los 1.500 euros.

Estas diferencias también se encontraron en la comparación de los precios ofertados a un hombre y una mujer con idénticas características como conductores. En el caso de A Coruña, se halló una variación de más de un 16% entre uno y otro en detrimento de los hombres, más del doble del 7% de la media del resto de capitales incluidas en el estudio, pero sólo en las modalidades de terceros básico y todo riesgo sin franquicia. Sin embargo, es la mujer la que tiene que hacer un mayor desembolso si se decanta por una póliza a terceros ampliado o a todo riesgo con una franquicia ya fijada (aunque apenas un 4% de incremento).

Pese a la carestía general, en la ciudad gallega también se obtuvieron presupuestos por debajo de la media, aunque fueron casos excepcionales. Así, asegurar una motocicleta de 125 centímetros cúbicos para un conductor de 35 años resultará ligeramente más económico en A Coruña que la media del resto de ciudades, 191 euros anuales frente a 197 por una póliza a terceros básica.

Los nueve perfiles de usuario fueron: cinco mujeres y cuatro hombres de entre 19 y 55 años y distinto grado de experiencia al volante. Los más jóvenes no tenían ningún parte de siniestro, mientras que dos de los tres con más de 15 años como conductores habían sufrido dos accidentes (uno con culpa y otro sin ella) y habían perdido dos puntos en su carné. Los dos de entre 19 y 30 años querían asegurar utilitarios y compactos, a diferencia de los mayores (entre 40 y 55 años), propietarios de un monovolumen o de una berlina media. Por último, uno de los adolescentes tenía un ciclomotor y un adulto de 35 años una moto de 125 centímetros cúbicos.

En cada ciudad, los técnicos de la revista actuaron como futuros clientes interesados en conocer los precios que les ofrecía cada entidad para asegurar su coche, motocicleta o ciclomotor. De los 540 presupuestos solicitados (378 telefónicamente y 162 en Internet), hasta en 92 casos no se facilitó precio alguno porque a las compañías no les interesaba ese cliente o ese tipo de póliza.

En líneas generales, las compañías más caras (Mapfre, Liberty) ofrecen pólizas con mejores coberturas y garantías, si bien las diferencias de precio con las más baratas, las que operan en Internet, son sustanciales.

A menos edad y experiencia del conductor, más problemas. Hay dos tendencias: aumenta la diferencia de precio para hombres (más caro) y mujeres, y disminuye el interés de las aseguradoras por captarlos como clientes: dos de cada tres presupuestos solicitados por menores de 25 años no tuvieron respuesta de las compañías.

Fraccionar el pago de la póliza: las cantidades pequeñas (no más de 400 euros) sólo pueden pagarse de una vez, pero lo habitual es que el importe anual del seguro se pueda fraccionar por trimestres o semestres. Pero estas facilidades de pago acarrean un encarecimiento del precio. Groupama sube sus tarifas en un 24% y un 19% si se opta por un pago trimestral o semestral,. Liberty y Balumba aplican incrementos de entre el 12% y el 18%. Axa, Direct Seguros y Mapfre se conforman con un 4% de subida plazos. El resto, en torno al 8%.

Bonificaciones y penalizaciones: las diez compañías se mueven entre el 55% y el 65% de bonificación máxima (que puede lograrse en un plazo de entre 5 y 10 años), en función del perfil de conductor y su historial de siniestros. Y las diez respetan las bonificaciones que el nuevo cliente disfrutaba con su anterior aseguradora. Asimismo en las diez, las penalizaciones sólo afectan a una parte de la bonificación y, por regla general, se aplican cuando el siniestro tiene que ver con la responsabilidad civil obligatoria, la voluntaria y los daños propios.

Barcelona

Seguros de coche y moto: analizados los precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 540 presupuestos, 90 de ellos en Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más económicas para asegurar un coche y una de las más caras para asegurar una moto

El precio medio en 22 de los 31 supuestos planteados fue inferior a la media del estudio. En la mayoría de los perfiles de usuario, las tarifas medias recogidas en Barcelona son similares a Madrid y más económicas que las de Bilbao o Sevilla

La experiencia, la edad, el sexo del titular, el modelo de vehículo y el tipo de póliza influyen en el precio final. También lo hace, y mucho, la compañía elegida. Tanto que, como se ha podido comprobar, la cantidad desembolsada por un seguro similar puede duplicarse o triplicarse. Pero es que también el lugar en el que se contrate marca y de forma decisiva el coste de la póliza. En Barcelona, tal y como se pudo constatar tras solicitar 90 presupuestos, en 22 de los 31 casos analizados el precio de la póliza era más económico que en la media de las ciudades incluidas en el informe. La gran mayoría correspondían a coches, porque si el análisis se centra en seguros de ciclomotores o motocicletas, Barcelona pasa a ser de las ciudades más caras del informe.

En el caso de los coches, para las modalidades de seguros a terceros básico y terceros ampliado las tarifas obtenidas en Barcelona son de media un 11% más económicas que la media del informe y un 13% para las pólizas a todo riesgo con o sin franquicia. En la mayoría de los casos, Madrid y Valencia comparten con Barcelona las tarifas más económicas, mientras que A Coruña, Bilbao y Sevilla cuentan con las pólizas medias más elevadas.

El mismo seguro puede llegar a tener diferencias de precios de más de 500 euros en función de la ciudad en la que se contrate. Es el caso de una conductora de 40 años con 15 de carné, que conduce un monovolumen y que quiere un seguro a todo riesgo sin franquicia. El desembolso medio en Barcelona es de 971 euros anuales mientras que en A Coruña, la tarifa sube hasta casi los 1.500 euros, lo que representa un aumento de un 54%.

Las diferencias también se encontraron en los precios ofertados a un hombre y una mujer con idénticas características como conductores. En Barcelona, fueron de un 7% en detrimento de los hombres (la misma proporción que la media del resto de capitales incluidas en el estudio) en las modalidades de terceros básico y todo riesgo sin franquicia. Las mujeres, por el contrario, son las que deben realizar un mayor desembolso en el caso de una póliza a terceros ampliado (2% más) y a todo riesgo con franquicia (más de un 8% de subida).

Pese a que la ciudad condal se halla entre las más económicas del informe cuando se pretende asegurar un coche, la tendencia se invierte en los supuestos en los que se buscaba un seguro de motocicleta o ciclomotor. Así sucede en la póliza de seguros para un ciclomotor que conduce un chico de 18 años que nunca ha estado asegurado y apenas tiene experiencia. Frente a la media del estudio, que asciende a 824 euros, la tarifa media obtenida en la ciudad condal fue de 1.061 euros, un 29% más.

Los nueve perfiles de usuario fueron: cinco mujeres y cuatro hombres de entre 19 y 55 años y distinto grado de experiencia al volante. Los más jóvenes no tenían ningún parte de siniestro, mientras que dos de los tres con más de 15 años como conductores habían sufrido dos accidentes (uno con culpa y otro sin ella) y habían perdido dos puntos en su carné. Los dos de entre 19 y 30 años querían asegurar utilitarios y compactos, a diferencia de los mayores (entre 40 y 55 años), propietarios de un monovolumen o de una berlina media. Por último, uno de los adolescentes tenía un ciclomotor y un adulto de 35 años una moto de 125 centímetros cúbicos.

En cada ciudad, los técnicos de la revista actuaron como futuros clientes interesados en conocer los precios que les ofrecía cada entidad para asegurar su coche, motocicleta o ciclomotor. De los 540 presupuestos solicitados (378 telefónicamente y 162 en Internet), hasta en 92 casos no se facilitó precio alguno porque a las compañías no les interesaba ese cliente o ese tipo de póliza. En líneas generales, las compañías más caras (Mapfre, Liberty) ofrecen pólizas con mejores coberturas y garantías, si bien las diferencias de precio con las más baratas, las que operan en Internet, son sustanciales.

A menos edad y experiencia del conductor, más problemas. Hay dos tendencias: aumenta la diferencia de precio para hombres (más caro) y mujeres, y disminuye el interés de las aseguradoras por captarlos como clientes: dos de cada tres presupuestos solicitados por menores de 25 años no tuvieron respuesta de las compañías.

Fraccionar el pago de la póliza: las cantidades pequeñas (no más de 400 euros) sólo pueden pagarse de una vez, pero lo habitual es que el importe anual del seguro se pueda fraccionar por trimestres o semestres. Pero estas facilidades de pago acarrean un encarecimiento del precio. Groupama sube sus tarifas en un 24% y un 19% si se opta por un pago trimestral o semestral,. Liberty y Balumba aplican incrementos de entre el 12% y el 18%. Axa, Direct Seguros y Mapfre se conforman con un 4% de subida plazos. El resto, en torno al 8%.

Bonificaciones y penalizaciones: las diez compañías se mueven entre el 55% y el 65% de bonificación máxima (que puede lograrse en un plazo de entre 5 y 10 años), en función del perfil de conductor y su historial de siniestros. Y las diez respetan las bonificaciones que el nuevo cliente disfrutaba con su anterior aseguradora. Asimismo en las diez, las penalizaciones sólo afectan a una parte de la bonificación y, por regla general, se aplican cuando el siniestro tiene que ver con la responsabilidad civil obligatoria, la voluntaria y los daños propios.

Bilbao

Seguros de coche y moto: analizados los precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 540 presupuestos, 90 de ellos en Bilbao

Bilbao es una de las ciudades más caras para asegurar un vehículo

El precio medio en 21 de los 31 supuestos planteados fue superior a la media del estudio. En la mayoría de los perfiles de usuario, las tarifas medias recogidas en Bilbao superan a las de Barcelona o Madrid

La experiencia, la edad, el sexo del titular, el modelo de vehículo y el tipo de póliza influyen en el precio final. También lo hace, y mucho, la compañía elegida. Tanto que, como se ha podido comprobar, la cantidad desembolsada por un seguro similar puede duplicarse o triplicarse. Pero es que también el lugar en el que se contrate marca y de forma decisiva el coste de la póliza. Así, y tal y como se pudo constatar en Bilbao, en 21 de los 31 supuestos analizados el precio de la póliza era más oneroso en el caso de la capital vizcaína que en la media del resto de ciudades incluidas en el informe. Especialmente en la modalidad de terceros básico, donde ese incremento superaba el 15% de media (hasta el 20% en algunos perfiles de conductores). En la mayoría de los casos A Coruña y Sevilla comparten con Bilbao las tarifas más caras, mientras que Madrid, Barcelona y Valencia cuentan con las pólizas medias más económicas.

El mismo seguro puede llegar a duplicar su precio en función de la ciudad en la que se contrate. Así ocurre en el seguro a terceros para una conductora de 30 años con cinco años de experiencia y que conduce un vehículo compacto: el precio medio en Madrid fue de 296 euros, mientras que la media en Bilbao ascendió a 573 euros, es decir, un incremento de un 94%. Otra muestra: en el caso de una conductora de 40 años con 15 años de experiencia y que conduce un monovolumen, el precio medio obtenido en Bilbao por un seguro a terceros básico, 572 euros, es un 50% superior a la póliza media más económica, obtenida en Barcelona (372 euros).

Las diferencias también se encontraron en los precios ofertados a un hombre y una mujer con idénticas características como conductores. Hasta un 14% de variación entre uno y otro en el caso de los presupuestos ofrecidos en Bilbao (algo más de un 7% en la media del resto de capitales incluidas en el estudio) en detrimento de los hombres.

Sin embargo, también se han hallado supuestos en los que la capital vizcaína está entre las más económicas. Así sucede en la póliza de seguros para un ciclomotor que conduce un joven de 18 años que nunca ha estado asegurado y apenas tiene experiencia. Frente a la media del estudio, que asciende a 824 euros, la tarifa media obtenida en la capital vizcaína fue de 780 euros, un 5% menos, variación que sube hasta el 36% si se compara con Barcelona, con el precio medio más caro (1.061 euros).

Los nueve perfiles de usuario fueron: cinco mujeres y cuatro hombres de entre 19 y 55 años y distinto grado de experiencia al volante. Los más jóvenes no tenían ningún parte de siniestro, mientras que dos de los tres con más de 15 años como conductores habían sufrido dos accidentes (uno con culpa y otro sin ella) y habían perdido dos puntos en su carné. Los dos de entre 19 y 30 años querían asegurar utilitarios y compactos, a diferencia de los mayores (entre 40 y 55 años), propietarios de un monovolumen o de una berlina media. Por último, uno de los adolescentes tenía un ciclomotor y un adulto de 35 años una moto de 125 centímetros cúbicos.

En cada ciudad, los técnicos de la revista actuaron como futuros clientes interesados en conocer los precios que les ofrecía cada entidad para asegurar su coche, motocicleta o ciclomotor. De los 540 presupuestos solicitados (378 telefónicamente y 162 en Internet), hasta en 92 casos no se facilitó precio alguno porque a las compañías no les interesaba ese cliente o ese tipo de póliza.

En líneas generales, las compañías más caras (Mapfre, Liberty) ofrecen pólizas con mejores coberturas y garantías, si bien las diferencias de precio con las más baratas, las que operan en Internet, son sustanciales.

A menos edad y experiencia del conductor, más problemas. Hay dos tendencias: aumenta la diferencia de precio para hombres (más caro) y mujeres, y disminuye el interés de las aseguradoras por captarlos como clientes: dos de cada tres presupuestos solicitados por menores de 25 años no tuvieron respuesta de las compañías.

Fraccionar el pago de la póliza: las cantidades pequeñas (no más de 400 euros) sólo pueden pagarse de una vez, pero lo habitual es que el importe anual del seguro se pueda fraccionar por trimestres o semestres. Pero estas facilidades de pago acarrean un encarecimiento del precio. Groupama sube sus tarifas en un 24% y un 19% si se opta por un pago trimestral o semestral,. Liberty y Balumba aplican incrementos de entre el 12% y el 18%. Axa, Direct Seguros y Mapfre se conforman con un 4% de subida plazos. El resto, en torno al 8%.

Bonificaciones y penalizaciones: las diez compañías se mueven entre el 55% y el 65% de bonificación máxima (que puede lograrse en un plazo de entre 5 y 10 años), en función del perfil de conductor y su historial de siniestros. Y las diez respetan las bonificaciones que el nuevo cliente disfrutaba con su anterior aseguradora. Asimismo en las diez, las penalizaciones sólo afectan a una parte de la bonificación y, por regla general, se aplican cuando el siniestro tiene que ver con la responsabilidad civil obligatoria, la voluntaria y los daños propios.

Madrid

Seguros de coche y moto: analizados los precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 540 presupuestos, 90 de ellos en Madrid

Madrid es una de las ciudades más económicas para asegurar un vehículo

El precio medio en 24 de los 31 supuestos planteados fue inferior a la media del estudio. En la mayoría de los perfiles de usuario, las tarifas medias recogidas en Madrid son similares a las de Barcelona y más económicas que las de Bilbao, Sevilla o A Coruña

Un joven de 18 años adquiere un utilitario y desea asegurarlo a todo riesgo sin franquicia. Solicita un presupuesto a diez de las principales compañías del país y comprueba que cuatro ni siquiera le responden y que, de las otras seis, la póliza más económica supone 3.700 euros al año y la más cara, nada menos que 6.160 euros. Estas cantidades no se deben a erratas. Son reales. Así lo ha comprobado CONSUMER EROSKI tras solicitar en seis ciudades (A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia) 540 presupuestos de cuatro tipos de seguro (a terceros básico, a terceros ampliado, a todo riesgo con franquicia y a todo riesgo sin franquicia) con nueve perfiles de usuario diferentes en diez de las compañías con mayor cuota de mercado: Mapfre, Zurich, Liberty, Reale, Axa, Allianz, Groupama, Balumba, Línea Directa y Direct Seguros (estas tres últimas sólo operan a través de Internet).

La experiencia, la edad, el sexo del titular, el modelo de vehículo y el tipo de póliza influyen en el precio final. También lo hace, y mucho, la compañía elegida. Tanto que, como se ha podido comprobar, la cantidad desembolsada por un seguro similar puede duplicarse o triplicarse. Pero es que también el lugar en el que se contrate marca y de forma decisiva el coste de la póliza. En Madrid, tal y como se pudo constatar tras solicitar 90 presupuestos, en 24 de los 31 casos analizados el precio de la póliza era más económico que en la media del resto de ciudades incluidas en el informe. Así, para las modalidades de terceros básico y terceros ampliado las tarifas obtenidas en Madrid son un 12% más económicas que la media del estudio (en un supuesto esa diferencia era de hasta un 70%) y un 6% más asequibles de media en las pólizas a todo riesgo con o sin franquicia. En la mayoría de los casos, Barcelona y Valencia comparten con Madrid las tarifas más económicas, mientras que A Coruña, Bilbao y Sevilla cuentan con las pólizas medias más caras.

Las diferencias son tales que el mismo seguro casi llega a duplicar su precio en función de la ciudad en la que se contrate. Así ocurre en el seguro a terceros básico para una conductora de 30 años con cinco años de experiencia y que conduce un vehículo compacto: el precio medio en Madrid fue de 296 euros, mientras que la media en Bilbao ascendió a 573 euros, es decir, un incremento de un 94%.

Las variaciones también se encontraron en los precios ofertados a un hombre y una mujer con idénticas características como conductores. En Madrid, la diferencia en detrimento de los hombres llegó hasta el 10% en los presupuestos para las modalidades de terceros básico y ampliado (en el conjunto de las capitales fue de algo más de un 7%). Las mujeres, por el contrario, son las que deben afrontar un desembolso ligeramente mayor en el caso de una póliza a todo riesgo sin franquicia (1.084 euros de media para los hombres y 1.098 para las mujeres) y con franquicia (651 euros para el sector masculino y 672 para las féminas)

Pese a la tendencia general comprobada en Madrid, también se han hallado supuestos en los que la capital está entre las más onerosas. Así sucede en la póliza de seguros para un ciclomotor que conduce un chico de 18 años que nunca ha estado asegurado y apenas tiene experiencia. Frente a la media del estudio, que asciende a 824 euros, la tarifa media obtenida en la capital madrileña fue de 931 euros, un 13% más. Otro ejemplo: el de joven de 35 años que conduce una motocicleta de 125cc desde hace cinco años. En Madrid, una póliza a terceros ampliado le costaría un 18% más cara que la media del estudio, que es de 237 euros anuales.

Los nueve perfiles de usuario fueron: cinco mujeres y cuatro hombres de entre 19 y 55 años y distinto grado de experiencia al volante. Los más jóvenes no tenían ningún parte de siniestro, mientras que dos de los tres con más de 15 años como conductores habían sufrido dos accidentes (uno con culpa y otro sin ella) y habían perdido dos puntos en su carné. Los dos de entre 19 y 30 años querían asegurar utilitarios y compactos, a diferencia de los mayores (entre 40 y 55 años), propietarios de un monovolumen o de una berlina media. Por último, uno de los adolescentes tenía un ciclomotor y un adulto de 35 años una moto de 125 centímetros cúbicos.

En cada ciudad, los técnicos de la revista actuaron como futuros clientes interesados en conocer los precios que les ofrecía cada entidad para asegurar su coche, motocicleta o ciclomotor. De los 540 presupuestos solicitados (378 telefónicamente y 162 en Internet), hasta en 92 casos no se facilitó precio alguno porque a las compañías no les interesaba ese cliente o ese tipo de póliza.

En líneas generales, las compañías más caras (Mapfre, Liberty) ofrecen pólizas con mejores coberturas y garantías, si bien las diferencias de precio con las más baratas, las que operan en Internet, son sustanciales.

A menos edad y experiencia del conductor, más problemas. Hay dos tendencias: aumenta la diferencia de precio para hombres (más caro) y mujeres, y disminuye el interés de las aseguradoras por captarlos como clientes: dos de cada tres presupuestos solicitados por menores de 25 años no tuvieron respuesta de las compañías.

Fraccionar el pago de la póliza: las cantidades pequeñas (no más de 400 euros) sólo pueden pagarse de una vez, pero lo habitual es que el importe anual del seguro se pueda fraccionar por trimestres o semestres. Pero estas facilidades de pago acarrean un encarecimiento del precio. Groupama sube sus tarifas en un 24% y un 19% si se opta por un pago trimestral o semestral,. Liberty y Balumba aplican incrementos de entre el 12% y el 18%. Axa, Direct Seguros y Mapfre se conforman con un 4% de subida plazos. El resto, en torno al 8%.

Bonificaciones y penalizaciones: las diez compañías se mueven entre el 55% y el 65% de bonificación máxima (que puede lograrse en un plazo de entre 5 y 10 años), en función del perfil de conductor y su historial de siniestros. Y las diez respetan las bonificaciones que el nuevo cliente disfrutaba con su anterior aseguradora. Asimismo en las diez, las penalizaciones sólo afectan a una parte de la bonificación y, por regla general, se aplican cuando el siniestro tiene que ver con la responsabilidad civil obligatoria, la voluntaria y los daños propios.

Sevilla

Seguros de coche y moto: analizados los precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 540 presupuestos, 90 de ellos en Sevilla

Sevilla es una de las ciudades más caras para asegurar un vehículo

El precio medio en 25 de los 31 supuestos planteados fue superior a la media del estudio. En la mayoría de los perfiles de usuario, las tarifas medias recogidas en Sevilla superan a las de Barcelona o Madrid

Un joven de 18 años adquiere un utilitario y desea asegurarlo a todo riesgo sin franquicia. Solicita un presupuesto a diez de las principales compañías del país y comprueba que cuatro ni siquiera le responden y que, de las otras seis, la póliza más económica supone 3.700 euros al año y la más cara, nada menos que 6.160 euros. Estas cantidades no se deben a erratas. Son reales. Así lo ha comprobado CONSUMER EROSKI tras solicitar en seis ciudades (A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia) 540 presupuestos de cuatro tipos de seguro (a terceros básico, a terceros ampliado, a todo riesgo con franquicia y a todo riesgo sin franquicia) con nueve perfiles de usuario diferentes en diez de las compañías con mayor cuota de mercado: Mapfre, Zurich, Liberty, Reale, Axa, Allianz, Groupama, Balumba, Línea Directa y Direct Seguros (estas tres últimas sólo operan a través de Internet).

La experiencia, la edad, el sexo del titular, el modelo de vehículo y el tipo de póliza influyen en el precio final. También lo hace, y mucho, la compañía elegida. Tanto que, como se ha podido comprobar, la cantidad desembolsada por un seguro similar puede duplicarse o triplicarse. Pero es que también el lugar en el que se contrate marca y de forma decisiva el coste de la póliza. Así, y tal y como se pudo constatar en Sevilla tras solicitar 90 presupuestos, en 25 de los 31 casos analizados el precio de la póliza era más oneroso en la capital andaluza que en la media del resto de ciudades incluidas en el informe. Así, para las modalidades de seguros a terceros básico y terceros ampliado ese incremento es de un 6% sobre la media y entre un 12% y un 13% si se decide por un seguro a todo riesgo con o sin franquicia. En la mayoría de los supuestos, Bilbao y A Coruña comparten con Sevilla las tarifas más caras, mientras que Madrid, Barcelona y Valencia cuentan con las pólizas medias más económicas.

En la comparación de Sevilla con el resto de capitales del estudio, el incremento más llamativo se registra en el seguro a terceros para una conductora de 30 años con cinco años de experiencia y que conduce un vehículo compacto: el precio medio en Madrid fue de 296 euros, mientras que la media en la capital hispalense ascendió a 532 euros, es decir, un 80% más cara.

Las diferencias también se encontraron dentro de la misma ciudad en los precios ofertados a un hombre y una mujer con idénticas características como conductores. Hasta un 10% de variación entre uno y otro en el caso de los presupuestos ofrecidos en Sevilla (algo más de un 7% en la media del resto de capitales incluidas en el estudio) en detrimento de los hombres para las modalidades de terceros (básico y ampliado) y todo riesgo sin franquicia. Las mujeres, por el contrario, son las que hacen mayor desembolso en el caso de una póliza a todo riesgo con franquicia (798 euros de media para los hombres y 844 para las mujeres) en la capital hispalense.

Sin embargo, también se han hallado supuestos en los que Sevilla está entre las capitales más económicas. Así sucede en la póliza de seguros para un ciclomotor que conduce un joven de 18 años que nunca ha estado asegurado y apenas tiene experiencia. Frente a la media del estudio, que asciende a 824 euros, la tarifa media obtenida en la capital sevillana fue de 807 euros, apenas un 2% menos, aunque la diferencia pasa al 31% si se compara con Barcelona, con el precio medio más caro (1.061 euros).

Los nueve perfiles de usuario fueron: cinco mujeres y cuatro hombres de entre 19 y 55 años y distinto grado de experiencia al volante. Los más jóvenes no tenían ningún parte de siniestro, mientras que dos de los tres con más de 15 años como conductores habían sufrido dos accidentes (uno con culpa y otro sin ella) y habían perdido dos puntos en su carné. Los dos de entre 19 y 30 años querían asegurar utilitarios y compactos, a diferencia de los mayores (entre 40 y 55 años), propietarios de un monovolumen o de una berlina media. Por último, uno de los adolescentes tenía un ciclomotor y un adulto de 35 años una moto de 125 centímetros cúbicos.

En cada ciudad, los técnicos de la revista actuaron como futuros clientes interesados en conocer los precios que les ofrecía cada entidad para asegurar su coche, motocicleta o ciclomotor. De los 540 presupuestos solicitados (378 telefónicamente y 162 en Internet), hasta en 92 casos no se facilitó precio alguno porque a las compañías no les interesaba ese cliente o ese tipo de póliza.

En líneas generales, las compañías más caras (Mapfre, Liberty) ofrecen pólizas con mejores coberturas y garantías, si bien las diferencias de precio con las más baratas, las que operan en Internet, son sustanciales.

A menos edad y experiencia del conductor, más problemas. Hay dos tendencias: aumenta la diferencia de precio para hombres (más caro) y mujeres, y disminuye el interés de las aseguradoras por captarlos como clientes: dos de cada tres presupuestos solicitados por menores de 25 años no tuvieron respuesta de las compañías.

Fraccionar el pago de la póliza: las cantidades pequeñas (no más de 400 euros) sólo pueden pagarse de una vez, pero lo habitual es que el importe anual del seguro se pueda fraccionar por trimestres o semestres. Pero estas facilidades de pago acarrean un encarecimiento del precio. Groupama sube sus tarifas en un 24% y un 19% si se opta por un pago trimestral o semestral,. Liberty y Balumba aplican incrementos de entre el 12% y el 18%. Axa, Direct Seguros y Mapfre se conforman con un 4% de subida plazos. El resto, en torno al 8%.

Bonificaciones y penalizaciones: las diez compañías se mueven entre el 55% y el 65% de bonificación máxima (que puede lograrse en un plazo de entre 5 y 10 años), en función del perfil de conductor y su historial de siniestros. Y las diez respetan las bonificaciones que el nuevo cliente disfrutaba con su anterior aseguradora. Asimismo en las diez, las penalizaciones sólo afectan a una parte de la bonificación y, por regla general, se aplican cuando el siniestro tiene que ver con la responsabilidad civil obligatoria, la voluntaria y los daños propios.

Valencia

Seguros de coche y moto: analizados los precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 540 presupuestos, 90 de ellos en Valencia

Valencia es una de las ciudades en las que es más barato asegurar un vehículo

El precio medio en 27 de los 31 supuestos planteados fue inferior a la media del estudio. En la mayoría de los perfiles de usuario, las tarifas medias recogidas en Valencia son inferiores a las de Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao o A Coruña

La experiencia, la edad, el sexo del titular, el modelo de vehículo y el tipo de póliza influyen en el precio final. También lo hace, y mucho, la compañía elegida. Tanto que, como se ha podido comprobar, la cantidad desembolsada por un seguro similar puede duplicarse o triplicarse. Pero es que también el lugar en el que se contrate marca y de forma decisiva el coste de la póliza. En el caso de Valencia, lo hace además para beneficio de sus ciudadanos, ya que, tal y como se pudo constatar tras solicitar en esta ciudad 90 presupuestos, en 27 de los 31 casos analizados, el precio de la póliza era más económico que en la media del resto de ciudades incluidas en el informe. Así, las tarifas son, de media, un 13% más baratas que las del conjunto de las ciudades (en algunos supuestos la diferencia alcanza casi un 30%). La mayor parte de los precios medios logrados en Valencia están por debajo de los de Madrid y Barcelona, las otras dos capitales con mejores precios, y de los de A Coruña, Bilbao y Sevilla, que cuentan con las pólizas medias más elevadas.

El mismo seguro puede llegar a tener diferencias de precios de casi 500 euros si se compara Valencia con otra capital. Es el caso de un joven de 18 años que conduce un ciclomotor y no tiene apenas experiencia. Un seguro a terceros le costará de media 639 euros en la capital valenciana, mientras que si esa póliza se contrata en Barcelona, la tarifa media asciende a más de 1.000 euros.

Las diferencias también se encontraron dentro de la misma ciudad, en concreto, en los precios ofertados a un hombre y una mujer con idénticas características como conductores. En Valencia, las diferencias subieron hasta un 17% (muy por encima del 7% del conjunto de las capitales del estudio) en detrimento de los hombres.

Pese a que Valencia se encuentra entre las ciudades más económicas para contratar un seguro de automóvil, también se han hallado supuestos en los que la ciudad está entre las más onerosas. Así sucede en la póliza de seguros a todo riesgo sin franquicia para un modelo utilitario que conduce una joven de 25 años con un par de años al volante. Frente a la media del estudio, que asciende a 1.286 euros, la tarifa media obtenida en la ciudad valenciana fue de 1.373 euros, un 7% más.

Los nueve perfiles de usuario fueron: cinco mujeres y cuatro hombres de entre 19 y 55 años y distinto grado de experiencia al volante. Los más jóvenes no tenían ningún parte de siniestro, mientras que dos de los tres con más de 15 años como conductores habían sufrido dos accidentes (uno con culpa y otro sin ella) y habían perdido dos puntos en su carné. Los dos de entre 19 y 30 años querían asegurar utilitarios y compactos, a diferencia de los mayores (entre 40 y 55 años), propietarios de un monovolumen o de una berlina media. Por último, uno de los adolescentes tenía un ciclomotor y un adulto de 35 años una moto de 125 centímetros cúbicos.

En cada ciudad, los técnicos de la revista actuaron como futuros clientes interesados en conocer los precios que les ofrecía cada entidad para asegurar su coche, motocicleta o ciclomotor. De los 540 presupuestos solicitados (378 telefónicamente y 162 en Internet), hasta en 92 casos no se facilitó precio alguno porque a las compañías no les interesaba ese cliente o ese tipo de póliza.

En líneas generales, las compañías más caras (Mapfre, Liberty) ofrecen pólizas con mejores coberturas y garantías, si bien las diferencias de precio con las más baratas, las que operan en Internet, son sustanciales.

A menos edad y experiencia del conductor, más problemas. Hay dos tendencias: aumenta la diferencia de precio para hombres (más caro) y mujeres, y disminuye el interés de las aseguradoras por captarlos como clientes: dos de cada tres presupuestos solicitados por menores de 25 años no tuvieron respuesta de las compañías.

Fraccionar el pago de la póliza: las cantidades pequeñas (no más de 400 euros) sólo pueden pagarse de una vez, pero lo habitual es que el importe anual del seguro se pueda fraccionar por trimestres o semestres. Pero estas facilidades de pago acarrean un encarecimiento del precio. Groupama sube sus tarifas en un 24% y un 19% si se opta por un pago trimestral o semestral,. Liberty y Balumba aplican incrementos de entre el 12% y el 18%. Axa, Direct Seguros y Mapfre se conforman con un 4% de subida plazos. El resto, en torno al 8%.

Bonificaciones y penalizaciones: las diez compañías se mueven entre el 55% y el 65% de bonificación máxima (que puede lograrse en un plazo de entre 5 y 10 años), en función del perfil de conductor y su historial de siniestros. Y las diez respetan las bonificaciones que el nuevo cliente disfrutaba con su anterior aseguradora. Asimismo en las diez, las penalizaciones sólo afectan a una parte de la bonificación y, por regla general, se aplican cuando el siniestro tiene que ver con la responsabilidad civil obligatoria, la voluntaria y los daños propios.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones