Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Motor > Seguros, legislación y fiscalidad

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Seguros de coche y moto: analizados los precios y coberturas de diez compañías aseguradoras tras solicitar 540 presupuestos : El mismo seguro de coche puede costar el doble en función de la ciudad en la que se contrate

El precio de una póliza a todo riesgo sin franquicia para un joven de 18 años puede superar los 6.000 euros. Por un mismo seguro, se puede pagar hasta el triple según la compañía que se elija. Las aseguradoras más caras ofrecen las mejores coberturas

Accesorios y extras: hay que contratarlos expresamente

Por lo general, los seguros incluyen los artículos de serie del auto, pero si el conductor desea agregar nuevos elementos (GPS, MP4…) debe comunicarlo expresamente, lo que incrementaría el precio del seguro. Así ocurre con Zurich, Reale, Direct Seguros, Línea Directa, Liberty, Mapfre y Balumba. Allianz, por su parte, sí incluye en la cobertura esos accesorios. En el caso de Axa, los objetos sólo hay que declararlos de forma expresa si su valor supera los 900 euros (180 euros en Groupama). Allianz, Axa, Direct Seguros, Groupama, Reale y Zurich destacan porque señalan expresamente que la cobertura contratada incluye el equipaje y los objetos personales (es decir, maletas, ropa de vestir, calzado y los artículos de aseo y cosmética, nunca dinero, títulos o joyas). Las dos últimas compañías establecen un límite económico, hasta 300 euros. Axa también sobresale por cubrir la pérdida de las llaves del coche, aunque sea el único elemento sustraído.

Bonificaciones y penalizaciones

La bonificación (o sistema bonus-malus) afecta al precio final de la póliza. Las aseguradoras lo saben y lo utilizan como ‘gancho’ para captar clientes. Este sistema consiste en premiar a los conductores que no tienen siniestros y penalizar a los que sí los tienen. Es decir, que cuando vence la anualidad de una póliza y en su renovación no se ha presentado ningún parte de accidente, la compañía reduce el precio de la póliza. Si sucede lo contrario, el seguro será más caro, ya que le aplicarán un recargo por siniestralidad.

CONSUMER EROSKI comprobó durante el estudio que todas las compañías analizadas se mueven entre el 55% y el 65% de bonificación máxima, siempre en función del perfil de conductor y su historial de siniestralidad. Los años que deben transcurrir para alcanzar estos porcentajes de descuento se establecen, de media, entre los 5 y los 10 años. En todas las compañías analizadas se respetan las bonificaciones cuando se cambia de compañía aseguradora. Conviene tener en cuenta que cuando se habla de bonificaciones, en realidad la bajada de precio se debe, por lo general, a la pérdida de valor del vehículo.

En el estudio se ha recogido en que en las diez aseguradoras las penalizaciones sólo afectan a una parte de la bonificación, no al porcentaje completo y, por regla general, la penalización se aplica cuando el siniestro en particular tiene que ver con la responsabilidad civil obligatoria, con la voluntaria y los daños propios. Si se utilizan las garantías de robo, incendio y lunas en Direct Seguros, Liberty, Línea Directa, Mapfre y Zurich también se penaliza, así como si el conductor es culpable en Balumba y Direct Seguros.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones