Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Encuestados más de 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de consumo de juguetes : El gasto medio en juguetes por niño será de 70 euros

Uno de cada cuatro encuestados asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar

9 comunidades, una a una

Andalucía

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 223 de Andalucía, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

El gasto medio en juguetes por niño en Andalucía esta Navidad será de 68 euros, por debajo de la media

Uno de cada cuatro consumidores andaluces asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar en Navidad

Los consumidores andaluces gastarán de media en estas fechas navideñas 68 euros por niño, por debajo de la media general (71 euros) y un 19% menos que la cifra más alta de todo el estudio: los 84 euros por hijo que prevén gastar los entrevistados en el País Vasco. Sin embargo, en general destinarán a los juguetes la partida más alta del informe y muy superior a la media: 253 euros frente a los 205 euros globales. Entre la estimación de los andaluces y las de los baleares (con la cifra más baja, 188 euros) hay un 35% de diferencia. En este sentido, en este gasto influye el precio de los juguetes, que para cuatro de cada cinco consumidores andaluces consultados resulta excesivo.

¿Afecta la crisis a la ilusión?

Es en época de crisis cuando más se tiene en cuenta el bolsillo. Sin embargo, para tres de cada cinco andaluces encuestados, su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo gastado las pasadas navidades. Aun así, todavía hay un 35% de los entrevistados que están convencidos de que variará con respecto a 2010: un 30% gastará menos dinero (unos 80 euros de media, similar a la media) y un 5% cree lo contrario, que hará un desembolso mayor (unos 107 euros de media más que en 2010, un 24% más que la media, 86 euros). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero los motivos más recurrentes son que en crisis se debe ahorrar y la situación de desempleo (la mayor proporción del estudio).

Comprar por adelantado

El 91% de los encuestados en Andalucía aún no había comprado ningún juguete para estas navidades en el momento de la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) porque les parecía demasiado pronto. Aun así, más de la mitad de los andaluces consultados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o dos o tres semanas de anticipación. Además, dos de cada cinco consumidores consultados en esta comunidad elabora siempre un presupuesto previo (muy por encima de la media general, 32%, y la mayor proporción del estudio), y otro 20%, aunque no suele hacerlo, este año sí piensa elaborarlo.

Por último, a la hora de comprar los juguetes en Navidad, a muchos de los consultados en Andalucía les asalta la duda de qué producto comprar. Así, uno de cada cuatro asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete; interrogantes sobre si el juguete es adecuado para la edad del menor, si fomenta valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación sucede especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos y videojuegos. A pesar de todo, la mayoría de los encuestados andaluces sí se fijan en si el juguete cumple con ciertos requisitos de seguridad (solo un 4% no tiene en cuenta este criterios, la mitad que catalanes, vascos, madrileños y gallegos), aunque no tanto si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 52% no lo hace, eso sí, igual a la media del estudio).

Dónde se compra

Para hacer sus compras de juguetes en Navidad, los consumidores andaluces entrevistados se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (siete de cada diez); en segundo lugar, por tiendas de juguetes especializadas (tres de cada diez); y en tercer lugar, por la cadena especializada (más de uno de cada cinco). Por su parte, los hipermercados son la cuarta opción de los andaluces consultados (casi uno de cada cinco compra allí). Y es que eligen este tipo de establecimientos básicamente porque les dan confianza y porque es más rápido y fácil hacer las compras.

Sin embargo, a la hora de encontrar el juguete ?perfecto?, muchas veces los deseos de los niños y de los padres chocan entre sí. Casi la mitad de los encuestados en Andalucía dice que comprará los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto. Uno de cada tres consumidores andaluces adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y uno de cada cinco únicamente tomará como referencia lo que los niños quieran (no intervienen los adultos). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. Así, el 65% de consumidores andaluces a los que se hizo esta encuesta afirman que esa publicidad es excesiva, un 54% la consideran engañosa, un 18% que muestran juegos bélicos y alrededor de un 15% creen que fomenta valores sexistas.

Lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados en Andalucía, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia es la opción mayoritaria (dos de cada cinco consultados) en los hogares andaluces.

Islas Baleares

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 204 de Islas Baleares, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

El gasto medio en juguetes por niño en las Islas Baleares esta Navidad será de 68 euros, por debajo de la media

Uno de cada cinco consumidores baleares asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar en Navidad

Los consumidores baleares gastarán de media en estas fechas navideñas 68 euros por niño, por debajo de la media general (71 euros) y un 19% menos que la cifra más alta de todo el estudio: los 84 euros por hijo que prevén gastar los entrevistados en el País Vasco. Sin embargo, en general son los que menos destinarán a los juguetes: 188 euros frente a los 205 euros globales. Entre esta cifra y la de los andaluces, los que más dinero prevén desembolsar en juguetes (253 euros), hay una diferencia de 35%. En este sentido, en este gasto influye el precio de los juguetes, que para tres de cada cuatro consumidores baleares consultados resulta excesivo.

¿Afecta la crisis a la ilusión?

Es en época de crisis cuando más se tiene en cuenta el bolsillo. Sin embargo, para dos de cada tres baleares encuestados, su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo gastado las pasadas navidades. Aun así, todavía hay un 31% de los entrevistados que están convencidos de que variará con respecto a 2010: un 22% gastará menos dinero (unos 70 euros de media, menos que la media, 79 euros) y un 9% cree lo contrario, que hará un desembolso mayor (unos 65 euros de media más que en 2010, un 24% menos que la media, 86 euros). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero los motivos más recurrentes son que en crisis se debe ahorrar y tener la sensación de que todo está más caro.

Comprar por adelantado

El 92% de los encuestados en las Islas Baleares aún no había comprado ningún juguete para estas navidades en el momento de la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) porque les parecía demasiado pronto. Aun así, casila mitad de los baleares consultados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o dos o tres semanas de anticipación. Sin embargo, solo tres de cada diez consumidores consultados en esta comunidad elabora siempre un presupuesto previo (similar a la media del estudio), y otro 18%, aunque no suele hacerlo, este año sí piensa elaborarlo.

Por último, a la hora de comprar los juguetes en Navidad, a muchos de los consultados en las Islas Baleares les asalta la duda de qué producto comprar. Así, uno de cada cinco asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete; interrogantes sobre si el juguete es adecuado para la edad del menor, si fomenta valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación sucede especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos y videojuegos. A pesar de todo, la mayoría de los encuestados baleares sí se fija en si el juguete cumple con ciertos requisitos de seguridad (solo un 5% no tiene en cuenta este criterio), aunque no tanto si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 49% no lo hace, eso sí, la menor proporción del estudio).

Dónde se compran

Para hacer sus compras de juguetes en Navidad, los consumidores baleares entrevistados se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (casi tres de cada cinco, aun así la menor proporción del estudio); en segundo lugar, por tiendas de juguetes especializadas (dos de cada cinco); y en tercer lugar, por el comercio tradicional minorista y la cadena especializada (en torno a un 15% de entrevistados escogía ambas opciones). Por su parte, los hipermercados son la cuarta opción de los baleares consultados (uno de cada ocho compra allí, la proporción más baja del estudio). Y es que eligen este tipo de establecimientos básicamente porque les dan confianza y porque es más rápido y fácil hacer las compras.

Sin embargo, a la hora de encontrar el juguete ?perfecto?, muchas veces los deseos de los niños y de los padres chocan entre sí. Así, la mitad de los encuestados en las Islas Baleares dice que comprará los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto. Uno de cada cuatro consumidores baleares adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y uno de cada cinco únicamente tomará como referencia lo que los niños quieran (no intervienen los adultos). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. Así, el 65% de consumidores baleares a los que se hizo esta encuesta afirman que esa publicidad es excesiva, un 52% la consideran engañosa y alrededor de un 20% creen que fomenta valores sexistas y juegos bélicos, respectivamente.

Lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados en las Islas Baleares, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia o a organizaciones sociales son las opciones mayoritarias (uno de cada tres consultados ambas) en los hogares baleares.

Castilla la Mancha

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 207 de Castilla-La Mancha, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

El gasto medio en juguetes por niño en Castilla-La Mancha esta Navidad será de 60 euros, el presupuesto más bajo del estudio

Uno de cada tres consumidores manchegos asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar en Navidad

Los consumidores manchegos gastarán, de media, en estas fechas navideñas 60 euros por niño, la estimación más baja del estudio, muy por debajo de la media general (71 euros) y un 29% menos que la cifra más alta de todo el estudio: los 84 euros por hijo que prevén gastar los entrevistados en el País Vasco. También el presupuesto final que destinarán a los juguetes será menor que el coste global: 192 euros (el cuarto presupuesto más bajo) frente a los 205 euros de media. En este sentido, en este gasto influye el precio de los juguetes, que para tres de cada cuatro consumidores castellano-manchegos consultados resulta excesivo.

¿Afecta la crisis a la ilusión?

Es en época de crisis cuando más se tiene en cuenta el bolsillo. Sin embargo, para casi dos de cada tres manchegos encuestados, su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo gastado las pasadas navidades (una de las menores proporciones del estudio). Aun así, todavía hay un 34% de los entrevistados que están convencidos de que variará con respecto a 2010: un 28% gastará menos dinero (unos 87 euros de media, la segunda estimación más alta) y un 6% cree lo contrario, que hará un desembolso mayor (unos 78 euros de media más que en 2010, por debajo de la media de 86 euros). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero los motivos más recurrentes son que en crisis se debe ahorrar, tener la sensación de que todo está más caro y encontrarse en situación de desempleo (la segunda proporción más alta del estudio).

Comprar por adelantado

El 93% de los encuestados en Castilla-La Mancha aún no había comprado ningún juguete para estas Navidades en el momento de la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) porque les parecía demasiado pronto. Aun así, casi la mitad de los manchegos consultados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o dos o tres semanas de anticipación. Sin embargo, solo uno de cada tres consumidores consultados en esta comunidad elabora siempre un presupuesto previo (similar a la media del estudio), y otro 19%, aunque no suele hacerlo, este año sí piensa elaborarlo.

Por último, a la hora de comprar los juguetes en Navidad, a muchos de los consultados en Castilla-La Mancha les asalta la duda de qué producto comprar. Así, uno de cada tres asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete (la mayor proporción del estudio); interrogantes sobre si el juguete es adecuado para la edad del menor, si fomenta valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación surge especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos y videojuegos. A pesar de todo, la mayoría de los encuestados manchegos sí se fijan en si el juguete cumple con ciertos requisitos de seguridad (solo un 7% no tiene en cuenta este criterio), aunque no tanto si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 54% no lo hace, eso sí, similar a la media del estudio).

Dónde se compra

Para hacer sus compras de juguetes en Navidad, los consumidores manchegos entrevistados se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (tres de cada cinco); en segundo lugar, por tiendas de juguetes especializadas (uno de cada tres); y en tercer lugar, por la cadena especializada y los hipermercados (uno de cada siete en ambas opciones). Y es que eligen este tipo de establecimientos básicamente porque les dan confianza y porque es más rápido y fácil hacer las compras.

Sin embargo, a la hora de encontrar el juguete ?perfecto?, muchas veces los deseos de los niños y de los padres chocan entre sí. Así, casi la mitad de los encuestados en Castilla-La Mancha dice que comprará los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto. Tres de cada diez consumidores manchegos adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y uno de cada cinco únicamente tomará como referencia lo que los niños quieran (no intervienen los adultos). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. Así, el 71% de consumidores manchegos a los que se hizo esta encuesta afirman que esa publicidad es excesiva, un 52% la consideran engañosa y alrededor de un 18% creen que fomenta valores sexistas y que muestran juegos bélicos. 

Lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados en Castilla La Mancha, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia es la opción mayoritaria (dos de cada cinco consultados) en los hogares manchegos.

Cataluña

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 222 de Cataluña, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

El gasto medio en juguetes por niño en Cataluña esta Navidad será de 68 euros, por debajo de la media

Uno de cada cinco consumidores catalanes asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar en Navidad

En el caso de los consumidores catalanes,  el gasto medio por niño será de 68 euros, por debajo de la media general (71 euros) y un 19% menos que la cifra más alta de todo el estudio: los 84 euros por niño que prevén gastar los entrevistados en el País Vasco. Sin embargo, en general destinarán a los juguetes una partida similar e, incluso, algo superior a la media (208 euros frente a los 205 euros globales). En este gasto influye el precio de los juguetes, que para cuatro de cada cinco consumidores catalanes consultados resulta excesivo.

¿Afecta la crisis a la ilusión?

Es en época de crisis cuando más se tiene en cuenta el bolsillo. Sin embargo, para siete de cada diez catalanes encuestados, su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo gastado las pasadas navidades. Aun así, todavía hay un 29% de los entrevistados que están convencidos de que variará con respecto a 2010: un 23% gastará menos dinero (unos 75 euros de media, similar a la media) y un 6% cree lo contrario: hará un desembolso mayor (unos 108 euros de media más que en 2010, un 26% más que la media, 86 euros). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero los motivos más esgrimidos son que en crisis se debe ahorrar y porque tienen la sensación de que todo está más caro.

Comprar por adelantado

El 91% de los encuestados en Cataluña aún no había comprado ningún juguete para estas navidades en el momento de la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) porque les parecía demasiado pronto. Aun así, la mitad de los catalanes consultados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o dos o tres semanas de anticipación. Sin embargo, solo uno de cada tres consumidores consultados en esta comunidad elabora siempre un presupuesto previo (por encima de la media del estudio), y otro 20%, aunque no suele hacerlo, este año sí piensa elaborarlo.

Por último, a la hora de comprar los juguetes en Navidad, a muchos de los consultados en Cataluña les asalta la duda de qué producto comprar. Así, uno de cada cinco asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete; sobre si es el adecuado para la edad del menor, si fomenta valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación acontece especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos y videojuegos. A pesar de todo, la mayoría de los encuestados catalanes sí se fijan en si el artículo cumple con ciertos requisitos de seguridad (solo un 8% no tiene en cuenta este criterio), aunque no tanto si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 56% no lo hace, la mayor proporción del estudio).

Dónde se compra

Para hacer sus compras de juguetes en Navidad, los consumidores catalanes se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (dos de cada tres); en segundo lugar, por tiendas de juguetes especializadas (dos de cada cinco, la mayor proporción del estudio); y en tercer lugar, por el comercio tradicional minorista y la cadena especializada (uno de cada cinco en ambas opciones). Por su parte, los hipermercados son la cuarta opción de los catalanes consultados (casi uno de cada siete compra allí). Y es que eligen este tipo de establecimientos básicamente porque les dan confianza y porque es más rápido y fácil hacer las compras.

Sin embargo, a la hora de encontrar el juguete ?perfecto?, muchas veces los deseos de los niños y de los padres chocan entre sí. Así, la mitad de los encuestados en Cataluña dice que comprará los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto. Uno de cada tres consumidores catalanes adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y uno de cada seis únicamente tomará como referencia lo que los niños quieran (no intervienen los adultos). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. El 71% de consumidores catalanes a los que se hizo esta encuesta afirma que esa publicidad es excesiva, un 59% la considera engañosa y alrededor de un 21% cree, respectivamente, que fomenta valores sexistas y juegos bélicos.

Lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados en Cataluña, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia es la opción mayoritaria (dos de cada cinco consultados) en los hogares catalanes.

Comunidad Valenciana

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 214 de la Comunidad Valenciana, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

El gasto medio en juguetes por niño en la Comunidad Valenciana esta Navidad será de 77 euros, por encima de la media

Uno de cada cuatro consumidores valencianos asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar en Navidad

Los consumidores valencianos gastarán en juguetes de media en estas fechas navideñas 77 euros por niño, la segunda estimación más alta del estudio y por encima de la media general (71 euros). Por el contrario, en general destinarán a los juguetes en Navidad una partida inferior a la media (189 euros frente a los 205 euros globales), la segunda cifra más baja del estudio. En este sentido, en este gasto influye el precio de los juguetes, que para cuatro de cada cinco consumidores valencianos consultados resulta excesivo.

¿Afecta la crisis a la ilusión?

Es en época de crisis cuando más se tiene en cuenta el bolsillo. Sin embargo, para tres de cada cinco valencianos encuestados, su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo que se gastaron las pasadas navidades (la proporción más baja del estudio). Aun así, todavía hay un 36% de los entrevistados que están convencidos de que variará con respecto a 2010: un 31% gastará menos dinero (unos 66 euros de media, entre las estimaciones más bajas) y un 5% cree lo contrario, que hará un desembolso mayor (unos 91 euros de media más que en 2010, más que la media, 86 euros). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero los motivos más recurrentes son que en crisis se debe ahorrar y tener la sensación de que todo está más caro.

Comprar por adelantado

El 89% de los encuestados en la Comunidad Valenciana aún no había comprado ningún juguete para estas navidades en el momento de la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) porque les parecía demasiado pronto. Aun así, más de la mitad de los valencianos consultados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o dos o tres semanas de anticipación. Sin embargo, tres de cada diez consumidores consultados en esta comunidad elabora siempre un presupuesto previo (similar a la media del estudio), y otro 17%, aunque no suele hacerlo, este año sí piensa elaborarlo.

Por último, a la hora de comprar los juguetes en Navidad, a muchos de los consultados en la Comunidad Valenciana les asalta la duda de qué producto comprar. Uno de cada cuatro asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete; interrogantes sobre si el juguete es adecuado para la edad del menor, si fomenta valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación sucede especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos y videojuegos. A pesar de todo, la mayoría de los encuestados valencianos sí se fijan en si el juguete cumple con ciertos requisitos de seguridad (solo un 5% no tiene en cuenta este criterio), aunque no tanto si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 49% no lo hace, eso sí, una de las menores proporciones del estudio).

Dónde se compran

Para hacer sus compras de juguetes en Navidad, los consumidores valencianos entrevistados se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (dos de cada tres); en segundo lugar, por tiendas de juguetes especializadas (uno de cada tres); y en tercer lugar, por los hipermercados (uno de cada cinco compra allí, la mayor proporción del estudio). Y es que eligen este tipo de establecimientos básicamente porque les dan confianza y porque es más rápido y fácil hacer las compras.

Sin embargo, a la hora de encontrar el juguete ?perfecto?, muchas veces los deseos de los niños y de los padres chocan entre sí. Dos de cada cinco de los encuestados en la Comunidad Valenciana dice que comprará los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto. Tres de cada diez consumidores valencianos adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y uno de cada cuatro únicamente tomará como referencia lo que los niños quieran (no intervienen los adultos). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. Así, el 65% de consumidores valencianos a los que se hizo esta encuesta afirman que esa publicidad es excesiva, un 60% la consideran engañosa y alrededor de un 15% creen que fomenta valores sexistas y juegos bélicos, respectivamente.

Lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados en la Comunidad Valenciana, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia es la opción mayoritaria (uno de cada tres consultados) en los hogares valencianos.

Galicia

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 208 de Galicia, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

Empeora la atención y el asesoramiento médico-deportivo de los gimnasios analizados en Granada

El gasto medio en juguetes por niño en Galicia en Navidad será de 65 euros, por debajo de la media

En el caso de los consumidores gallegos, el gasto medio por niño será de 65 euros, muy por debajo de la media general (71 euros) y un 23% menos que la cifra más alta de todo el estudio: los 84 euros por hijo que prevén gastar los entrevistados en el País Vasco. También el presupuesto final que destinarán a los juguetes será menor que el coste global: 190 euros (el tercer presupuesto más barato) frente a los 205 euros de media. En este gasto influye el precio de los juguetes, que para más de cuatro de cada cinco consumidores gallegos consultados resulta excesivo (la mayor proporción del estudio).

¿Afecta la crisis a la ilusión?

Es en época de crisis cuando más se tiene en cuenta el bolsillo. Sin embargo, para dos de cada tres gallegos encuestados, su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo gastado las pasadas navidades. Aun así, todavía hay un 33% de los entrevistados que están convencidos de que sí variará con respecto a 2010: un 25% gastará menos dinero (unos 100 euros de media, un 27% por encima de la previsión global, 79 euros) y un 8% cree lo contrario, que hará un desembolso mayor (unos 73 euros de media más que en 2010, un 15% menos que la media, 86 euros). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero los motivos más recurrentes son que en crisis se debe ahorrar y la sensación de que todo parece estar más caro.

Comprar por adelantado

El 94% de los encuestados en Galicia aún no había comprado ningún juguete para estas Navidades en el momento de la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) porque les parecía demasiado pronto. Aun así, casi la mitad de los gallegos consultados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o dos o tres semanas de anticipación. Sin embargo, solo uno de cada cuatro consumidores consultados en esta comunidad elabora siempre un presupuesto previo (por debajo de la media del estudio, un 32% lo hacen), y otro 20%, aunque no suele hacerlo, este año sí piensa elaborarlo.

Por último, a la hora de comprar los juguetes en Navidad, a muchos de los consultados en Galicia les asalta la duda de qué producto comprar. Así, uno de cada cuatro asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete; interrogantes sobre si el juguete es adecuado para la edad del menor, si fomenta valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación acontece especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos, juegos eléctricos y videojuegos. A pesar de todo, la mayoría de los encuestados gallegos sí se fijan en si el juguete cumple con ciertos requisitos de seguridad (solo un 9% no tiene en cuenta este criterio, la mayor proporción del estudio), aunque no tanto si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 53% no lo hace, similar a la media del estudio).

Dónde se compra

Para hacer sus compras de juguetes en Navidad, los consumidores gallegos entrevistados se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (casi dos de cada tres); en segundo lugar, por tiendas de juguetes especializadas (tres de cada diez); y en tercer lugar, por los hipermercados (uno de cada cinco compra allí). Y es que eligen este tipo de establecimientos básicamente porque les dan confianza y porque es más rápido y fácil hacer las compras.

Sin embargo, a la hora de encontrar el juguete ?perfecto?, muchas veces los deseos de los niños y de los padres chocan entre sí. Así, dos de cada cinco encuestados en Galicia dice que comprará los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto. Uno de cada tres consumidores gallegos adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y en uno de cada cuatro no intervienen los adultos en la decisión (la proporción más alta del estudio). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. El 70% de consumidores gallegos a los que se hizo esta encuesta afirman que esa publicidad es excesiva, un 60% la consideran engañosa, alrededor de un 15% creen que fomenta valores sexistas y muestran juegos bélicos.

Sea como fuere, lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados en Galicia, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia es la opción mayoritaria (dos de cada cinco consultados) en los hogares gallegos.

Madrid

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 219 de Madrid, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

El gasto medio en juguetes por niño en Madrid esta Navidad será de 72 euros, similar a la media del estudio

Tres de cada diez consumidores madrileños asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar en Navidad

Los consumidores madrileños gastarán en juguetes en estas fechas navideñas, de media,  72 euros por niño, en la media general (71 euros) y un 14% menos que la cifra más alta de todo el estudio: los 84 euros por hijo que prevén gastar los entrevistados en el País Vasco. Además, el presupuesto total de juguetes de los madrileños para estas Navidades también será similar a la media: 207 euros frente a los 205 euros globales. En este sentido, en este gasto influye el precio de los juguetes, que para cuatro de cada cinco consumidores madrileños consultados resulta excesivo.

¿Afecta la crisis a la ilusión?
Es en época de crisis cuando más se tiene en cuenta el bolsillo. Sin embargo, para tres de cada cinco madrileños encuestados, su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo gastado las pasadas navidades. Aun así, todavía hay un 36% de los entrevistados que están convencidos de que variará con respecto a 2010: un 26% gastará menos dinero (unos 84 euros de media, más que la media de 79 euros) y un 10% cree lo contrario, que hará un desembolso mayor (unos 120 euros de media más que en 2010, la estimación más alta del estudio, un 40% más que la media, 86 euros). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero los motivos más recurrentes son que en crisis se debe ahorrar y tener  la sensación de que todo está más caro.

 

Comprar por adelantado
El 89% de los encuestados en Madrid aún no había comprado ningún juguete para estas navidades en el momento de la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) porque les parecía demasiado pronto. Aun así, la mitad de los madrileños consultados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o más de anticipación. Sin embargo, solo uno de cada tres consumidores consultados en esta comunidad elabora siempre un presupuesto previo (similar a la media del estudio), y otro 16%, aunque no suele hacerlo, este año sí piensa elaborarlo.

Por último, a la hora de comprar los juguetes en Navidad, a muchos de los consultados en Madrid les asalta la duda de qué producto comprar. Así, tres de cada diez asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete; interrogantes sobre si el juguete es adecuado para la edad del menor, si fomenta valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación sucede especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos y videojuegos. A pesar de todo, la mayoría de los encuestados madrileños sí se fijan en si el juguete cumple con ciertos requisitos de seguridad (solo un 8% no tiene en cuenta este criterio), aunque no tanto si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 50% no lo hace, eso sí, similar a la media del estudio).

Dónde se compran
Para hacer sus compras de juguetes en Navidad, los consumidores madrileños entrevistados se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (casi tres de cada cuatro); en segundo lugar, por tiendas de juguetes especializadas (uno de cada tres); y en tercer lugar, por la cadena especializada (uno de cada cinco). Por su parte, los hipermercados son la cuarta opción de los madrileños consultados (uno de cada seis compra allí). Y es que eligen este tipo de establecimientos básicamente porque les dan confianza y porque es más rápido y fácil hacer las compras.

Sin embargo, a la hora de encontrar el juguete ?perfecto?, muchas veces los deseos de los niños y de los padres chocan entre sí. Así, más de la mitad de los encuestados en Madrid dice que comprará los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto. Uno de cada cuatro consumidores madrileños adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y uno de cada cinco únicamente tomará como referencia lo que los niños quieran (no intervienen los adultos). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. Así, el 69% de consumidores madrileños a los que se hizo esta encuesta afirman que esa publicidad es excesiva, un 58% la consideran engañosa, alrededor de un 23% creen que fomenta valores sexistas y un 19% que muestran juegos bélicos. 

Lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados en Madrid, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia es la opción mayoritaria (uno de cada tres consultados) en los hogares madrileños.

Navarra

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 203 de Navarra, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

El gasto medio en juguetes por niño en Navarra esta Navidad será de 73 euros, por encima de la media

Tres de cada diez consumidores navarros asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar en Navidad

Los consumidores navarros gastarán en estas fechas navideñas, de media, 73 euros por niño, algo por encima de la media general (71 euros) y un 13% menos que la cifra más alta de todo el estudio: los 84 euros por hijo que prevén gastar los entrevistados en el País Vasco. Sin embargo, en general destinarán a los juguetes una partida igual a la media (205 euros globales). En este sentido, en este gasto influye el precio de los juguetes, que para cuatro de cada cinco consumidores navarros consultados resulta excesivo.

¿Afecta la crisis a la ilusión?

Es en época de crisis cuando más se tiene en cuenta el bolsillo. Sin embargo, para más de tres de cada cuatro navarros encuestados (la mayor proporción del estudio), su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo gastado las pasadas navidades. Aun así, todavía hay un 21% de los entrevistados que están convencidos de que variará con respecto a 2010: un 16% gastará menos dinero (unos 64 euros de media, un 19% menos que la estimación media del estudio, 79 euros, y la cifra más baja del mismo) y un 5% cree lo contrario, que hará un desembolso mayor (unos 52 euros de media más que en 2010, un 40% menos que la media, 86 euros, y de nuevo la cifra más baja del informe). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero el motivo más generalizado es que en crisis se debe ahorrar.

Comprar por adelantado

El 93% de los encuestados en Navarra aún no había comprado ningún juguete para estas navidades en el momento de la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) porque les parecía demasiado pronto. Aun así, más de la mitad de los navarros consultados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o dos o tres semanas de anticipación. Sin embargo, solo uno de cada cinco consumidores consultados en esta comunidad (la proporción más baja) elabora siempre un presupuesto previo, y otro 20%, aunque no suele hacerlo, este año sí piensa elaborarlo.

Por último, a la hora de comprar los juguetes en Navidad, a muchos de los consultados en Navarra les asalta la duda de qué producto comprar. Así, tres de cada diez asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete; interrogantes sobre si el juguete es adecuado para la edad del menor, si fomenta valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación sucede especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos, videojuegos y juguetes eléctricos. A pesar de todo, la mayoría de los encuestados navarros sí se fijan en si el juguete cumple con ciertos requisitos de seguridad (solo un 6% no tiene en cuenta este criterio), aunque no tanto si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 53% no lo hace, eso sí, similar a la media del estudio).

Dónde se compran

Para hacer sus compras de juguetes en Navidad, los consumidores navarros entrevistados se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (tres de cada cinco); en segundo lugar, por tiendas de juguetes especializadas (uno de cada tres); y en tercer lugar, por el comercio tradicional minorista y la cadena especializada (uno de cada cinco en ambas opciones). Por su parte, los hipermercados son la cuarta opción de los navarros consultados (uno de cada seis compra allí). Y es que eligen este tipo de establecimientos básicamente porque les dan confianza y porque es más rápido y fácil hacer las compras.

Sin embargo, a la hora de encontrar el juguete ?perfecto?, muchas veces los deseos de los niños y de los padres chocan entre sí. Así, casi la mitad de los encuestados en Navarra dice que comprará los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto. Tres de cada diez consumidores navarros adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y uno de cada cinco únicamente tomará como referencia lo que los niños quieran (no intervienen los adultos). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. Así, el 69% de consumidores navarros a los que se hizo esta encuesta afirman que esa publicidad es excesiva, un 56% la consideran engañosa y alrededor de un 17% creen que fomenta valores sexistas y que muestran juegos bélicos, respectivamente. 

Lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados en Navarra, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia es la opción mayoritaria (dos de cada cinco consultados) en los hogares navarros.

País Vasco

Encuestados 1.900 consumidores, entre ellos 206 de País Vasco, para conocer sus hábitos de consumo de juguetes

El gasto medio en juguetes por niño en el País Vasco esta Navidad será de 84 euros, por encima de la media

Uno de cada cuatro consumidores vascos asegura que alguna vez ha tenido dudas acerca del juguete que tenía que comprar en Navidad

En el caso de los consumidores vascos, el gasto medio por niño para estas fechas navideñas será de 84 euros, por encima de la media general (71 euros) y la cifra más alta de todo el estudio en este sentido. Entre esta estimación y la más baja realizada por los manchegos, 60 euros, hay un 40% de diferencia. Sin embargo, en la estimación general del gasto que se hará en todos los juguetes, el desembolso es igual a la media (205 euros). Un gasto en el que influye el precio de los juguetes, que para tres de cada cuatro consumidores vascos consultados resulta excesivo.

¿Afecta la crisis a la ilusión?

Es en época de crisis cuando más se siente en cuenta el bolsillo. Aunque, para casi tres de cada cuatro vascos encuestados, su desembolso en juguetes apenas variará con relación a lo gastado las pasadas navidades. Aun así, todavía hay un 24% de los entrevistados que están convencidos de que sí variará con respecto a 2010: un 16% gastará más (unos 75 euros de media) y un 8% cree lo contrario, que hará un desembolso mayor (unos 76 euros de media más que en 2010 en comparación con los 86 de la media general). Para los que aseguran que este año contendrán el monedero los motivos más recurrentes son que estamos en crisis y quieren ahorrar, por problemas económicos o laborales o por la subida de precios que se percibe.

Comprar por adelantado

Para el 93% de los encuestados en el País Vasco en las fechas en las que se hizo la encuesta (finales de octubre y principios de noviembre) todavía era demasiado pronto por lo que no habían comprado ningún juguete todavía. Aun así, más de la mitad de los vascos preguntados siempre hacen las compras por adelantado, en su mayoría con un mes o dos o tres semanas de anticipación. Sin embargo, solo tres de cada diez consumidores entrevistados elabora siempre un presupuesto previo para saber de antemano cuánto se va a gastar en regalos para los niños esta Navidad. Una cifra que no se aleja mucho de la media nacional.

Por último, a la hora de comprar los juguetes de Navidad, a muchos de los consultados en el País Vasco le asalta la duda de qué producto comprar. Así, uno de cada cuatro entrevistados asegura que alguna vez ha tenido dudas con algún juguete; interrogantes sobre si el juguete era adecuado para la edad del menor, si iba a fomentar valores acertados o si cumple ciertos requisitos de seguridad. Esta desorientación acontece especialmente cuando pretenden adquirir juguetes educativos y videojuegos. Asimismo, los encargados de hacer estas compras se fijan en si el juguete cumple con ciertos requisitos de seguridad (apenas un 8% no tiene en cuenta este criterio) o si fomentan un consumo responsable y sostenible (un 51% no lo hace).

Dónde se compra

Para hacer estas compras, los consumidores vascos consultados se decantan en primer lugar, por los grandes almacenes (dos de cada tres), en segundo lugar por las tiendas de juguetes especializadas (uno de cada tres), y en tercer lugar por los hipermercados (uno de cada cinco). Y es que les resulta más rápida y fácil hacer la compra en estos establecimientos además de la confianza que les inspira y la relación calidad precio de sus productos. La mitad de los encuestados vascos no suelen acudir a más de un establecimiento de forma previa para comparar precios y productos.

Es por ello que en ocasiones, los deseos de los niños y de los padres chocan muchas veces entre sí por si es el juguete ?perfecto?. Así, la mitad de los encuestados comprarán los juguetes que elijan los niños pero eso sí, supervisados o aconsejados por un adulto; tres de cada diez consumidores vascos adquirirá los juguetes sin tener en cuenta las decisiones de los niños y uno de cada cinco compra los juguetes que los niños quieren (aquí los adultos no intervienen para nada). Unos deseos que en la mayoría de los casos vienen precedidos de la publicidad que se hace de los juguetes. Así, el 66% de consumidores vascos a los que se hizo esta encuesta afirman que esa publicidad es excesiva, en un 52% la consideran que lleva al engaño y alrededor de un 14% creen, respectivamente, que fomenta valores sexistas y juegos bélicos.

Sea como fuere, lo cierto es que los niños de hoy en día no pueden quejarse de la cantidad de regalos que les hacen, ya que para prácticamente la totalidad de los encuestados, los más pequeños tienen demasiados juguetes (especialmente por la permisividad de los padres y caprichos de familiares) y se aburren enseguida de ellos. Regalárselo a otros miembros de la familia es la opción mayoritaria (casi la mitad de los preguntados) en los hogares vascos consultados.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones