Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Los precios de 557 autoescuelas, comparados : Desde 61.000 hasta 190.000 pesetas por el mismo carné de conducir

Carné todo incluido

Estas son las conclusiones de un informe de CONSUMER, que ha estudiado las tarifas de 557 autoescuelas de las capitales y otras 123 localidades de CAV, Navarra, Burgos, La Rioja y Cantabria, Barcelona, Valencia, Alicante, Murcia y Castellón, que representan aproximadamente el 60% de las que operan en este ámbito geográfico. Para calcular los precios, se ha partido de un supuesto en el que el aspirante aprueba en una de las tres primeras oportunidades (lo que le exime de renovar papeles y de afrontar nuevas clases) y recibe 20 horas de clases prácticas de circulación. El coste final incluye matrícula, clases teóricas, exámenes, tasas de Tráfico, material y gastos de gestión. Los datos se han obtenido con la técnica de “cliente ficticio”, que llama por teléfono varias veces a las autoescuelas interesándose por las tarifas. Para confirmar las más baratas (véase cuadro) y las más caras , se puso en conocimiento de las autoescuelas el objetivo de las llamadas telefónicas.

En los pueblos, un poco más caras.

De las incluidas en el informe, 259 autoescuelas operan en 123 pueblos y ciudades no capitalinos de los 12 territorios. Se constató que son algo más caras que las de las capitales y que la competencia en precios es, en general, un poco mayor en los pueblos que en las capitales, especialmente en Barcelona y Burgos (donde las diferencias entre localidades alcanzan las 70.000 pesetas). Los municipios de Burgos y Barcelona tienen la oferta media más económica, por debajo de las 130.000 pesetas de media. Son también baratos los pueblos de Cantabria, con una media de 138.000 pesetas. Y los más caros son (de entre los comparados) los pueblos de Guipúzcoa, con un coste medio muy elevado: 171.700 pesetas. También caros son los pueblos de La Rioja, Murcia y Alicante, por encima de las 160.000 pesetas de media.

En cuanto a competencia en precios entre las diversas autoescuelas que operan en las localidades no capitalinas, destacan muy positivamente las de Barcelona (82.000 pesetas de diferencia entre la más cara y la más barata para un mismo carné, el del supuesto). También compiten mucho las de los pueblos de Burgos (casi 70.000 pesetas de diferencia) y Valencia, por encima de las 50.000 pesetas. Ya en lo negativo para el usuario, las localidades en que los precios son más parecidos son, sin duda, las de Álava, La Rioja y Navarra, con diferencias máximas que no superan las 12.000 pesetas para ese carné del supuesto de la revista CONSUMER.

Se constata también que el precio de las clases prácticas en las autoescuelas varía mucho: la media de (capitales más pueblos comparados) Álava (4.700 pesetas la hora), Guipúzcoa y Murcia (sobre las 4.500 pesetas la hora) o Vizcaya y Castellón (4.300 pesetas) es muy superior a las de Navarra (3.500 pesetas) o Cantabria y Burgos (3.600 pesetas). La Rioja y Barcelona se mueven en torno a las 3.850 pesetas la hora, Alicante sobre las 4.000 pesetas y Valencia en las casi 4.200 pesetas.

Suspender cuesta entre 10.000 y 20.000 pesetas. De otro lado, la renovación de papeles exigida a quien no aprueba “a la primera” supone casi siempre al aspirante a conductor un desembolso añadido de entre 10.000 y 20.000 pesetas, aunque en Guipúzcoa el 60% de las autoescuelas no cobran por esta gestión. En Barcelona eximen de este gasto añadido al usuario el 10% de las autoescuelas y en Cantabria, el 7% de ellas. Si se destaca a las más caras en este apartado, sobresale que el 8,5% de las autoescuelas de Valencia, el 6% de las de Vizcaya y el 5% de las de Alicante exigen más de 20.000 pesetas por la renovación de papeles, imprescindible para una segunda oportunidad del aspirante al carné.

Volviendo a las más económicas, destaca que en Navarra son mayoría (76%) las que cobran menos de 10.000 pesetas. Otra provincia barata, ya citada, es Guipúzcoa, única en que ninguna autoescuela cobra más de 10.000 pesetas. No ha de olvidarse que el suspenso normalmente implicará más clases prácticas de conducción, de cuyo número dependerá la factura final.

Otros detalles.

El plazo de validez de la matrícula es también importante: puede surgir una circunstancia (bajas por lesiones o accidente, cambio de residencia, etc.), que obligue al usuario a posponer el curso. La mayoría de los 557 centros comparados ofrecen un año como plazo de validez de la matrícula del alumno. Destaca que en Álava, el 35% de las autoescuelas no ponen fecha límite a la matrícula, con las consiguientes ventajas para el usuario. En Navarra y Cantabria son en torno al 20%, y en Guipúzcoa, Murcia y Burgos, alrededor del 10%. En lo menos conveniente para el cliente, es reseñable que en Barcelona el 26% de estos centros de aprendizaje concede sólo tres meses o menos de validez a la matrícula. En Castellón, todas dan un año. Y en Alicante, Vizcaya y la Rioja en torno al 95%. Analizando minuciosamente las tarifas, se comprueba que pagar más por el carné no significa tener más posibilidades de que no se cobren tasas de renovación de papeles, ni de que el plazo de validez de matrícula sea superior.

De otro lado, las tasas de Tráfico, fijas y dictadas por la Dirección General de Tráfico suponen 11.550 pesetas en las capitales y 12.825 en los demás municipios, cuando los exámenes se realizan fuera de la capital. Es esta una diferencia que explican desde Tráfico por las dietas de desplazamiento de los examinadores.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones