Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

: Paso 4. Llenado.

Ahora que una corriente crítica cuestionaba su eficacia contra muchas enfermedades, el planeta suspira por una vacuna contra la Covid-19. Detrás de cada fórmula hay muchas horas de investigación. Estos son los pasos que se siguen en la fabricación de una vacuna. También de la más esperada.

Paso 4. Llenado.

Una vez que se han mezclado los componentes de la vacuna, esta se introduce en el recipiente final, por ejemplo, un vial o una jeringa. Durante el llenado se toman muestras de cada lote, que se envían al laboratorio de control de calidad para su análisis. Además, se realiza un control de la esterilidad y calidad del llenado y etiquetado de los envases mediante inspecciones mecánicas con cámaras de alto rendimiento y métodos manuales. 

Paso 5. Envasado. Cuando las vacunas están envasadas se transportan al almacén para la fase de acondicionamiento, etiquetado y embalaje. Este proceso está sometido a una supervisión continua para comprobar que las vacunas se insertan en las cajas correctas y que, por ejemplo, contienen el prospecto. Las cajas selladas se someten a una inspección final. Antes de enviar un nuevo lote, se realiza siempre una inspección para garantizar que se han retirado todos los componentes de empaquetado del lote anterior. 

Paso 6. Liberación del lote y distribución. Debemos tener en cuenta que las vacunas son productos biológicos que necesitan una estabilidad, por lo que su producción no resulta tan sencilla como la del comprimido de un analgésico, por ejemplo, en el que la estructura química esta cerrada. En un producto biológico cada lote es diferente y tenemos que garantizar que hay consistencia en todos ellos. Aunque no sean estrictamente iguales, debemos asegurarnos de que se van a comportar de igual forma; sobre todo, en seguridad, eficacia e inmunogenicidad”, detalla el catedrático Ángel Gil. Si se confirma todo ello, la autoridad procede a autorizar su liberación y la distribución. La vacuna ya está lista. 

Tercera etapa: evaluación y control tras su lanzamiento

En esta fase entrarían los ensayos opcionales que puede realizar el fabricante después de lanzar su vacuna al mercado. Aunque la seguridad de una vacuna está garantizada, una vez en la calle, algunos laboratorios lo suelen hacer para detectar posibles nuevas e inusuales reacciones adversas del producto y, sobre todo, para vigilar si esto va en aumento.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones