Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Servicios y Hogar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Aire acondicionado : Cuando el calor aprieta...

La industria de la climatización mueve en España más de 1.400 millones de euros y vende casi un millón de equipos domésticos anuales

Tipos de aparatos

Aparatos fijos

  • Sistema split (dividido, en inglés).
    Estos aparatos presentan dos unidades: el compresor, que se instala fuera de la vivienda (en el balcón o fachada, por ejemplo) y evaporador, que va dentro. Ambas partes están unidas por dos tubos.
  • Mural split
    Indicado: Para climatizar una sola estancia
    Resulta económico cuando se quiere tener aire acondicionado o calefacción en una sola habitación
    Precio: Entre 300 y 1000 Euros
  • De suelo o techo
    Indicado: Si existen radiadores en la habitaciones y o hay espacio para colocar unidades en el suelo o algún impedimiento en las partes altas.
    Precio: Entre 1500 y 2000 Euros
  • Vertical
    Indicado: Estancias con grandes necesidades de refrigeración debido a su gran potencia.
    Precio: Entre 500 y 2500 Euros
  • Sistema multi-split.

    Se diferencia del split en que consta de más de una unidad interior, de modo que cada una se coloca en una estancia distinta. Adecuado para viviendas grandes en las que una sola unidad interior se queda corta.
    Indicado: Para climarizar habitaciones de forma independiente. Recomendable en casas de más de 100 m2 y en la unifamiliares ubicadas en zonas muy clurosas
    Ventajas: No tienen que funcionar todas las partes a la vez
    Precio: Entre 90 y 1200 Euros (2 uds) entre 1400 y 1800 euros (3 uds).
  • Climatizador de ventana
    Unitario y compacto. Se instala en una ventana o muro exterior, quedando medio equipo fuera, y el otro medio dentro. Poseen en una misma unidad el compresor, ventilador, evaporador… lo que produce ciertas desventajas en cuanto a aspectos estéticos y del nivel sonoro que genera en el interior de la vivienda.
    Indicado: Para viviendas donde no está permitida la colocación de unidades condensadoras en la fachada. Para casetas de obra y casas prefabricadas.
    Ventajas: Sencilla instalación económico
    Precio: Entre 400 y 700 euros.

Portátiles

  • Split portátil:
    El compresor también debe colocarse fuera, pero no se fija, puede dejarse en el suelo de un balcón, por ejemplo. Este aparato puede transportarse y utilizarse en distintas estancias siempre y cuando las habitaciones tengan puertas o ventanas con salida al exterior.
  • Sistema monobloc:
    Sólo consta de unidad interior, no tiene ninguna parte para colocar fuera. Expulsa el aire caliente mediante un tubo, lo que significa que para su funcionamiento debemos tener una ventana o puerta ligeramente abierta, de modo que el tubo pueda salir fuera. Es más cómodo y económico que el split portátil, pero también es el que menos enfría porque su potencia es inferior.
  • Monobloc portátil
    Indicado: Para viviendas de alquiler o para segundas viviendas. También aconsejable cuando la complejidad de la instalación hace inviable otro tipo de aire.
    Ventajas: No necesita instalación y es fácil de transportar. Acceso fácil a los filtros.
    Desventajas: Tienen la desventaja de producir un ruido excesivo al introducir el compresor (en el caso del split portátil) dentro de la vivienda. La gama de potencias es limitada y consume mucha energía.
    Precio: Entre 500 y 800 euros.

Sistema Invertir

Esta nueva tecnología, que ya incluyen de serie muchos aparatos, mejora los sistemas de climatización tradicionales. A diferencia de estos últimos, que repiten continuamente los ciclos de arranque-paro para ajustar la temperatura, la tecnología Inverter permite mantener de forma constante la temperatura seleccionada previamente, y consumir únicamente la energía que necesita para alcanzarla. Para ello, reduce o aumenta la potencia frigorífica a la salida del aparato, en función de la temperatura necesaria en cada momento, sin tener que conectar y desconectar el compresor. El resultado es un mayor confort y un menor gasto (hasta un 25% ahorro respecto a los sistemas tradicionales). Se evitan las subidas y bajadas de temperatura en la habitación y se optimiza el consumo, aumentando también la vida útil del aparato de aire acondicionado al reducir el número de puestas en marchas y paro del condensador. Además, estos aparatos ofrecen un bajo nivel sonoro y una mejor distribución del aire, mejorando así las condiciones de salud e higiene en el ambiente. Por lo que respecta al precio, los equipos de aire acondicionado que incorporan el sistema Inverter son más caros que los tradicionales, unos 180 euros más, pero, como ya hemos visto, consumen menos.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones