Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Nueva ley de Consumidores y Usuarios : Consumidores más protegidos

Los cambios en la norma incorporan mejoras ante cláusulas abusivas, publicidad engañosa, información fraudulenta sobre la alimentación, facturación injustificada y obstáculos que imposibilitan darse de baja

Precios (telefonía, compañias aéreas, aparcamientos...)

/imgs/20070201/img.informe.03.jpg El consumidor tiene derecho a conocer el precio completo de los productos o servicios que le ofertan, sin sorpresas finales. Por ello, lo conveniente es que el consumidor, en función del tipo de compra o contrato, pida presupuesto y, por supuesto, exija que se cumpla. La información debe ser la del precio completo final, sin posibilidad de que se incremente en el momento de la contratación final. No acepte incrementos del presupuesto o de la oferta publica por IVA ni por gastos añadidos, éstos deben estar ya incluidos en el presupuesto. Tampoco un redondeo al alza.

Esta prohibición del redondeo deberá notarse especialmente en el sector de la telefonía y de los aparcamientos privados. Las operadoras de telefonía no podrán redondear por minutos, sino que deberán facturar los segundos realmente consumidos. Y los parkings privados, que venían cobrando por fracciones de tiempo y no por el tiempo de uso efectivo del servicio de aparcamiento, habrán de facturar por minuto de estacionamiento. Además, la publicidad deberá informar del precio completo. Esta mejora en la información al consumidor se deberá notar en todos los ámbitos de la contratación, pero especialmente en algunos como en el sector turístico y los vuelos de bajo coste en los que los gastos, tasas e impuestos añadidos multiplican con mucho el precio “chollo” publicitado.

Aparcamientos de vehículos

/imgs/20070201/img.informe.04.jpg La principal novedad en los aparcamientos rotatorios es que el precio se facturará por minutos, sin posibilidad alguna de redondear al alza por fracciones de tiempo no utilizadas. Estos parkings ya no podrán cobrar una hora o 30 minutos por permanecer veinte y tampoco está permitido ningún otro tipo de redondeo al alza. Para ello, y a partir de junio, en el justificante o resguardo del aparcamiento, además del día y hora de la entrada, deberá constar el minuto de entrada, dato determinante para facturar los minutos reales consumidos. En el justificante se hará constar también la identificación del vehículo con su matricula o cualquier marcador que permita su identificación y quedará constancia de que el usuario hace entrega o no al responsable del aparcamiento de las llaves del vehículo. Estas medidas se hacen extensivas a los aparcamientos de pago de centros comerciales, que pasarán también a regirse por la ley de 2002 de Protección del Usuario de Aparcamientos de Vehículos.

Vivienda

La Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios de 1984 prohibía en la primera venta de viviendas la estipulación de que el comprador cargara con los gastos derivados de la preparación de la titulación que por su naturaleza corresponden al vendedor, tales como obra nueva, propiedad horizontal, hipotecas para financiar su construcción o su división y cancelación. La nueva ley lo reitera, pero añade más prohibiciones:

  • La estipulación que obligue al consumidor a subrogarse en la hipoteca del vendedor profesional de la vivienda (promotoras y constructoras) o imponga penalizaciones en los supuestos de no subrogación.
  • La imposición al consumidor del pago de tributos en los que el sujeto pasivo es el vendedor profesional de la vivienda (promotoras y constructoras).
  • La obligación que imponga al consumidor correr con los gastos derivados del establecimiento de los accesos a los suministros generales de la vivienda, cuando ésta deba ser entregada en condiciones de habitabilidad.

¿Qué gastos no podrán imponerse al comprador de vivienda?

  • La plusvalía. Conocido también como impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, que corresponde ser abonado por el vendedor. Esto no impedía que las promotoras inmobiliarias se lo endosaran al consumidor por disposición contractual. Ahora queda expresamente prohibido.
  • Los gastos de establecimiento de acceso a suministros generales, como de agua, alcantarillado, gas y electricidad. Las viviendas deben entregarse en condiciones de habitabilidad.
  • Penalizaciones por no subrogarse en la hipoteca del vendedor. Tampoco es legal obligar a subrogarse en la hipoteca del vendedor, ya que el consumidor es libre para elegir crédito hipotecario en el mercado. Por supuesto, tampoco se puede cargar al consumidor el gasto de cancelación de la hipoteca del vendedor cuando no hay subrogación ni los de preparación de titulaciones como la declaración de obra nueva o el titulo constitutivo de la propiedad horizontal, cuyo pago viene correspondiendo al vendedor.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones