Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

: ¿Cuánto producto hay dentro?

Es uno de los principales protagonistas en las ensaladas veraniegas. Para hacer una buena elección de atún en conserva conviene conocer algunas claves: podemos considerarlo un producto saludable, pero no todos son iguales.

¿Cuánto producto hay dentro?

Es importante que el líquido de cobertura se encuentre en una cantidad adecuada. Si fuera demasiado escasa (por debajo de aproximadamente el 10% del peso total del producto) la conserva quedaría muy seca y defectuosa, ya que el proceso de elaboración (en el que se aplica un tratamiento térmico para esterilizar el producto) no podría realizarse correctamente, mientras que, si fuera demasiado abundante, constituiría un fraude, ya que estaríamos pagando el líquido de cobertura (aceite, salmuera…) a precio de atún. Para evitar estas artimañas la legislación establece unos límites mínimos para la cantidad de pescado. Así, si la conserva es al natural, debe contener un mínimo del 70% de pescado, mientras que si el líquido de cobertura es diferente (por ejemplo, aceite o escabeche), la cantidad mínima de pescado debe ser del 65%. 

Podemos conocer esta cantidad si consultamos el etiquetado, donde se debe indicar el peso neto (que incluye el del pescado más el líquido de cobertura) y el peso escurrido (que se refiere al del pescado sin ese líquido). Para calcular el porcentaje, basta con dividir el peso escurrido entre el peso neto y multiplicar por cien. Todos los productos analizados cumplen la legislación en este sentido, algunos con la cantidad mínima requerida, como atún claro natural Calvo y Eroski (70%) y bonito Eroski oliva, atún claro Calvo girasol y atún claro Eroski escabeche (65%). En otras marcas la cantidad es superior, como en bonito Ortiz oliva (220g) (68,2%), atún claro Albo oliva (72,8%), bonito Albo oliva (112g) (73,2%) y atún claro Isabel girasol (74,3%).

Saludable… pero ojo con la sal

En general, el atún en conserva es un alimento que se puede calificar de saludable. Aporta proteínas de alto valor biológico (entre un 20-28%), ácidos grasos esenciales, vitaminas (entre ellas, A, D y otras del grupo B como B3 y B12) y minerales, como hierro, magnesio y fósforo. Además, el aporte calórico no es muy alto, entre 90 kcal (atún claro Calvo natural) y 272 kcal (bonito Albo oliva), dependiendo sobre todo de la cantidad de grasa, que depende a su vez del líquido de cobertura que se emplee. Así, las conservas con aceite contienen en torno a un 12% de grasa y aportan unas 215 kcal, mientras que las conservas al natural tienen un promedio de 1,6% de grasa y aportan unas 100 kcal. Es importante vigilar la cantidad de sal, teniendo en cuenta que una proporción mayor del 1,25% se considera excesiva. 

En los productos analizados, el valor más bajo corresponde al bonito Ortiz oliva (220g) con un 0,5%, mientras que los más altos se encuentran en el atún claro Calvo girasol y natural, con 1,5%. En la mayoría de los productos analizados se muestra la información nutricional para el producto escurrido. Sin embargo, en bonito Ortiz oliva (112 g) la información se muestra solo para el neto: no resulta de mucha utilidad, porque lo más habitual es consumir solamente el pescado, sin el líquido de cobertura. La información más completa es la del etiquetado de las conservas Calvo, donde se muestra la información nutricional para el producto completo (el pescado más el líquido de cobertura) y para el pescado escurrido (sin el líquido).

Cantidad de sal

  • Atún claro Calvo girasol: 1,5%
  • Atún claro Calvo natural: 1,5%
  • Atún claro Isabel girasol: 1,2%
  • Eroski Oliva: 1,1%
  • Albo: 1,1%
  • Atún claro Albo Oliva: 1%
  • Atún claro Eroski escabeche: 1%
  • Atún claro Eroski Natural: 1%
  • Bonito Ortiz: 0,5%

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones