Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Encuestadas casi un millar de personas de entre 18 y 65 años en 17 comunidades autónomas sobre sus hábitos de compra en Internet : Compra online: un sistema muy utilizado, pero del que aún se desconfía

El 94% de los consumidores encuestados adquiere productos y servicios por Internet, pero el 46% prefiere el formato tradicional de compra presencial

¿Qué compramos? ¿Y qué medidas de seguridad tomamos?

Turismo y moda: lo más online

Los productos que, en mayor medida, adquieren online los consumidores encuestados tienen que ver con el turismo: reservas de alojamiento de vacaciones (en hoteles y en apartamentos) y billetes de transporte (de avión, tren, autobús o alquiler de coches). En segundo lugar, se decantan por la moda: ropa y complementos (relojes, gafas y bisutería), calzado y material deportivo.

Las entradas a espectáculos artísticos, deportivos y recreativos ocupan el tercer lugar en la lista de productos más adquiridos de manera online. Le siguen los libros (también los electrónicos), la prensa, las revistas y los artículos de papelería. Por último, los artículos para el hogar (muebles, ropa de cama, electrodomésticos y artículos de decoración). Por sexos, mientras las mujeres se inclinan por comprar online moda, los hombres prefieren productos relacionados con el turismo. Por edades, se repite la tendencia: mientras los más jóvenes (de 18 a 44 años) optan por ropa y complementos, calzado y material deportivo; los consumidores consultados más mayores (de 45 a 65 años) compran en mayor medida servicios relacionados con el turismo.

De media, las personas entrevistadas que han comprado por Internet en los últimos 12 meses han desembolsado 1.712 euros en un año. Apenas hay diferencias por sexos, pero sí por edad y nivel de estudios. Mientras los jóvenes de 18 a 34 años encuestados gastan casi un 30% menos que la cifra media (1.203 euros de media), los de 35 a 45 años se dejaron un 25% más (2.144 euros). Por tipo de formación, quienes cuentan con una educación obligatoria o no tienen estudios desembolsan un 53% menos que la cifra global (804 euros); y quienes tienen una educación posobligatoria gastan un 35% más (2.316 euros de media).

Pago seguro: los intermediarios

Según la Oficina Municipal de Información de Consumo (OMIC) de Zaragoza, los medios de pago más extendidos y admitidos por las empresas que operan a través de Internet son: el pago con tarjeta de crédito, el método contra reembolso, la transferencia bancaria y el pago con PayPal.

Cuando los entrevistados por EROSKI CONSUMER compran por Internet, utilizan mayoritariamente la tarjeta de crédito, los intermediarios como PayPal, Google Wallet o Amazon Payments y las tarjetas prepago o débito. Las plataformas de intermediarios son, para ellos, los sistemas más seguros. Están respaldados por grandes empresas de Internet y no utilizan de forma directa la tarjeta bancaria.

A primera vista, comprar por Internet no se percibe como un acto inseguro. Al contrario. El 43% de los encuestados confía mucho en el comercio electrónico y el 54%, bastante. Solo un 3% tiene un nivel de confianza regular (mayoritariamente los jóvenes de entre 18 y 34 años).

Aun así, conviene realizar una serie de comprobaciones para evitar sorpresas desagradables: la seguridad del ordenador desde el que se realiza la compra, si el vendedor es serio y de fiar, que el sitio web es seguro, las condiciones de compra y realizar un análisis al detalle de la oferta seleccionada.

En la encuesta, el 97% de los participantes siempre se asegura del precio final, es decir, de si hay otro tipo de gastos que se sumen al precio base del producto o servicio que se vaya a comprar. El 86% también comprueba las condiciones de compra.

Antes de iniciar el proceso de compra online, el 81% se cerciora también de que el ordenador u otro dispositivo que utiliza es seguro. Asimismo, el 72% busca la dirección de correo electrónico u otro tipo de dato de contacto del vendedor y el 68% siempre verifica su nombre o denominación social. En este sentido, el 53% siempre se cerciora si la empresa ofrece los servicios en España en el caso de ser extranjera y también busca su residencia o domicilio o, en su defecto, la dirección de uno de sus establecimientos permanentes en España.

Por último, el 52% habitualmente busca la opinión de otros consumidores para conocer mejor el sitio donde quiere realizar la compra.

Malas prácticas

Pero los consumidores también pecan de exceso de confianza. EROSKI CONSUMER comprobó que no siempre se realizan todas las comprobaciones antes de realizar compras online. En primer lugar, un 21% jamás se cerciora de si la empresa que vende por Internet está adherida a un sello de confianza (garantía de fiabilidad y transparencia de las empresas que lo ostentan) y el 47% solo a veces.

Además, el 68% nunca se preocupa por los datos de inscripción en el Registro Mercantil u otro registro público y el 50% tampoco por el número de identificación fiscal de la empresa. El 25% ni siquiera se lee la política de privacidad de la empresa para comprobar el tratamiento que esta hace de la información personal que recaba de sus clientes. Una vez realizada la compra, no hay que abandonar las precauciones. La recomendación es imprimir y guardar una copia del recibo, junto con una copia de las condiciones de venta, así como de las características del producto. Un 81% siempre lleva a cabo este tipo de precaución, pero solo un 30% imprime y guarda una copia de los términos y condiciones de la venta (un 36% lo hace ocasionalmente).

De las 901 personas que aseguran haber comprado online en el último año, el 39% ha sufrido alguna vez alguna incidencia. La más habitual es que el producto llega defectuoso o equivocado.

Por regla general, el 70% de las 356 personas que han sufrido incidencias al comprar por Internet siempre ha podido solucionarlas. Un 23% solo ocasionalmente y un 7%, nunca.

¿Cómo realizar una compra segura por Internet?

Desconfiar de Internet es una reacción entendible, más si cabe cuando es frecuente leer o escuchar en los medios de comunicación informando de estafas cada vez más sofisticadas. Sin embargo, existen algunas formas de evitar ser engañados. Lo primordial es seguir los siguientes pasos:

  • Paso 1: Comprobar que el ordenador desde el que se realiza la compra es seguro (por ejemplo, que no tenga virus y esté protegido).
  • Paso 2: Comprobar que el vendedor es serio y de fiar. Recopilar información del vendedor antes de realizar la compra (confirmar su identidad), buscar opiniones de otros consumidores y comprobar si está adherido a sellos de confianza.
  • Paso 3: Analizar la oferta seleccionada, es decir, saber el precio final y conocer las características del producto.
  • Paso 4: Comprobar las condiciones de compra, como plazos de entrega, condiciones y métodos de pago aceptados, gastos de envío y devolución de los productos y otros derechos y garantías.
  • Paso 5: Al confirmar la compra, revisar el ticket de compra y los términos y condiciones de la venta, así como las características del producto.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones