Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Aprender a comer bien > Alimentos a debate

Dieta sana para el corazón : Los más novedosos, en estudio

Semillas de lino, alpiste, productos con fitosteroles añadidos y las cápsulas o perlas de omega-3 son parte de las alternativas contra la hiperocolesterolemia

Los más novedosos, en estudio

  • Chitosan o quitosan. Es un polisacárido obtenido a partir de residuos de los exoesqueletos de los crustáceos (cangrejos, gambas, langostinos, etc.). En Estados Unidos está de moda como complemento reductor del colesterol. Hasta ahora los estudios realizados dan resultados positivos, aunque se precisan más evidencias que caractericen mejor el efecto del compuesto en todas las lipoproteínas; LDL, HDL e incluso triglicéridos.
  • Jengibre, nopal, chitosano. Algunos centros de investigación y laboratorios farmacéuticos llevan a cabo estudios que analizan el potencial hipocolesterolemiante de estos compuestos. Aunque los resultados de las investigaciones se perfilan como interesantes en el tratamiento coadyuvante de las dislipemias, se requieren más estudios que corroboren dichos efectos, las dosis de eficacia y seguridad, la duración del tratamiento, así como sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones.

Alimentos imprescindibles

Una dieta adecuada es el primer paso para iniciar el tratamiento con el fin de bajar el colesterol elevado. Además de conseguir los ajustes, permite a la persona habituarse a un tipo de alimentación más saludable para toda su vida.

A la luz de las evidencias científicas, los cambios dietéticos que se plantean de inicio pasan por incluir a diario los siguientes alimentos básicos:

  • Aceite de oliva virgen extra: Rico en ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y fitosteroles, todos ellos compuestos cardioprotectores.
  • Nueces: una ración (4-6 unidades). Supone un aporte interesante de ácido alfa-linolénico, que el organismo transforma en ácidos grasos omega-3 y contiene también fitosteroles, ambos reconocidos por su papel en la reducción del colesterol.
  • Pescado azul: mínimo 3 veces por semana. Reportan una buena dosis de ácidos grasos omega-3. La ración será de 140 gramos al menos 3 días por semana de entre una gran variedad de pescados azules; sardinas, anchoas, chicharro, verdel, atún, bonito…

  • Semillas de sésamo o derivados (aceite, gomasio o tahini)
    , añadido a ensaladas, cremas, recetas de legumbre, arroz o pasta, untado con pan…

  • Legumbres variadas,
    sin que falte la soja (amarilla y verde) y los guisantes.

  • Verduras de color verde
    (acelga, achicoria, lechuga, espinacas…), brotes o germinados y verduras de tallo (puerro, apio, cardo).

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones