Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Fiestas de cumpleaños infantiles : Celebraciones para niños a precio de adultos

Una fiesta de cumpleaños para diez niños cuesta entre 150 y 400 euros, regalo incluido, y asistir como invitado representa no menos de 100 euros al año

Fiestas para todos los gustos... y bolsillos

  • /imgs/20070601/img.informe.02.jpgEn casa. Es la opción más tradicional y económica, pero también la que más trabajo da a los padres: hay que organizar, decorar y, después, dejarlo todo como estaba al principio. Aunque parezca la opción más lógica, por económica, el principal inconveniente con el que se encuentran muchas familias españolas es el espacio para organizar el evento. Diez niños con ganas de diversión pueden dejar pequeño el salón más grande y acabar con toda la cerámica de la casa. Escondidos los jarrones y las figuras más valiosas, comienza la decoración de la casa: globos, guirnaldas, gorros, platos, vasos y piñata con temática infantil, entre otros, representan un desembolso de 50-60 euros. Una merienda típica con sándwich o bocadillos, snacks variados, refrescos y tarta ronda también los 50 euros, a los que hay que añadir las bolsas de chucherías para el anfitrión y sus invitados, otros 10 ó 20 euros.
    • Otra alternativa es contratar un servicio de catering que se encargue de todo. En este caso los presupuestos se pueden adaptar a todos los bolsillos, desde cinco euros por persona, hasta 130 euros por diez niños. Eso sí, la limpieza está incluida.
    • En función del número de asistentes y de que la casa disponga de espacio suficiente o jardín, se puede contratar a una empresa de animación infantil con payasos, títeres, magia y juegos. Los precios varían entre 60 y 90 euros por dos horas de entretenimiento.
  • Establecimiento de comida rápida. Es la elección más económica si la fiesta se hace fuera de casa. Hamburguesa o pizza, patatas, refrescos, tarta y juguetes como regalo, con zona de juegos, animación o piñata, según establecimiento, se pueden lograr a partir de un desembolso mínimo de cinco euros por niño.
  • Parques Infantiles. Son una buena opción si no se dispone de mucho espacio en casa para que los niños salten y brinquen a sus anchas. La principal ventaja es que los padres pueden disfrutar junto con los invitados de su hijo, sin pensar en que más tarde deberán limpiar el piso durante varias horas. Los parques infantiles especializados suelen disponer de piscinas de bolas, toboganes y castillos de aire con los que saltar y un sinfín de aparatos para que los niños se diviertan a su aire sin demasiado peligro, todo ello supervisado por un monitor. La fiesta incluye regalo y corona para el niño anfitrión, un refresco y un bocadillo por invitado, patatas fritas, ganchitos y el elemento estrella: la tarta de cumpleaños con velas. En algunos parques los niños pueden disfrutar de payasos, piñata, karaoke y baile. Los precios varían según el día de la semana, pero la contratación de este servicio oscila entre 8 y 15 euros por niño. Otra advertencia: el número máximo de niños admitidos por estos establecimientos para fiestas de este tipo es de diez.
  • Parque de atracciones. Disfrutar de una merienda entre giros de noria y bajadas en la montaña rusa cuesta entre 13 y 22 euros por niño. La diferencia de precios la establecen los distintos recintos en función de la estatura de los niños: los más altos pagan más.
  • Zoo. Recibir la felicitación de los delfines y visitar al resto de los animales tras la merienda oscila entre 19 y 23 euros por niño. Este tipo de fiestas de cumpleaños se suelen festejar, más que con los compañeros del colegio y vecinos, con familiares: primos y amigos muy íntimos, en gran medida porque normalmente se elige el fin de semana para su celebración.
  • Otros.
    • Colegios. Muchos centros educativos organizan fiestas de cumpleaños para sus alumnos, con la ventaja de que se pueden celebrar varias a la vez y los pequeños no tienen que desplazarse. El precio por fiesta ronda los 150 euros, aunque los invitados que no pertenezcan al colegio suelen tener una “penalización” de unos cinco euros.
    • Discoteca infantil. Karaoke, baile, juegos organizados, magos o teatro, acompañados de aperitivos, sándwich, refrescos y tarta. Todo ello a partir de 10 euros por niño.

Consejos para los padres del protagonista del cumpleaños

Qué hacer

  • Fomentar la comunicación entre los invitados y el anfitrión.
  • Tanto los asistentes como el protagonista deben ser conscientes del motivo por el que han ido a merendar al parque o a la casa del amigo. Hay que explicarles que se trata de una situación excepcional y que deben respetar y agradar a la persona que ha tenido la deferencia de invitarles y a sus familiares. No está de más favorecer el diálogo entre ellos para que empiecen a apreciar y a valorar la amistad.
  • En el momento de tomar una decisión sobre el lugar en el que organizar el festejo, hay que tener en cuenta no sólo que el lugar elegido sea espacioso, sino que garantice una buena comunicación entre todos los invitados. Cuando estas fiestas se celebran en parques infantiles o lugares específicos de comidas rápidas no hay separación entre el espacio lúdico -muchas veces compartido por otros homenajeados- y el espacio para fiestas. Como resultado, los pequeños regresan a sus casas muy exaltados, afónicos de tanto gritar, e incluso enfadados porque han conseguido que los padres pierdan los nervios.
  • El protagonista debe participar activamente en todo lo que esté a su alcance, con la supervisión, eso sí, de sus padres. Puede ser el responsable de la decoración: realización de dibujos y cartulinas donde ponga “feliz cumpleaños”, bolsitas con caramelos para repartir… una práctica que se puede extender al día mismo de la celebración con todos los invitados.
  • El estrés y la falta de tiempo que muchos padres y madres acusan a diario no debe ser la excusa para que conviertan el evento más importante del año para su hijo en un producto manufacturado donde todo se contrata y no se colabora directamente en la preparación de la fiesta.

Qué no hacer

  • El hecho de que el lugar seleccionado sea muy exclusivo no es relevante. Lo que sí importa es que los niños invitados tengan mantengan una buena relación. En ocasiones, no hay comunicación entre ellos, sólo piensan en acabar rápido para ir a jugar, olvidando el motivo por el que se han reunido.
  • Hay que tener en cuenta que uno de los objetivos principales de la fiesta de cumpleaños es pasarlo bien, pero esto no significa en ningún caso que los niños deben centrarse en jugar por su cuenta y hacer grupitos. Muchas veces el protagonista de la fiesta o algunos invitados que gozan de menos popularidad pueden sentirse discriminados.
  • Conviene no elegir lugares muy concurridos para festejar ese día, en especial si el lugar está de moda o si se celebra a la tarde noche, momento de máxima asistencia. A menudo, el barullo imposibilita la intimidad necesaria para que los más pequeños y sus padres se conozcan y alcancen un cierto grado de confianza.
  • Es aconsejable no optar por un lugar que carezca de distintivos específicos que indiquen que lo que se va a celebrar es una fiesta de cumpleaños. Si no se pueden pegar en las paredes dibujos realizados por los pequeños o globos, se recomienda buscar otro sitio. La compañía y la comida son muy importantes, pero crear un ambiente específico para los pequeños puede favorecer una mayor aceptación del acto.
  • Los padres y madres jamás se deben desvincular totalmente de la fiesta, una práctica muy común dado que la contratación de determinados servicios, parques… donde se celebran meriendas de cumpleaños lo hace más fácil porque ofrecen un servicio completo: merienda, invitaciones, pastel…

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones