Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Guía de compra: calamares, pulpo y chipirones : Recomendaciones gastronómicas y de ahorro

Este formato mantiene todas las propiedades nutricionales y el sabor de estos cefalópodos, cuyo consumo recomendado es de aproximadamente una vez a la semana

Recomendaciones gastronómicas y de ahorro

Sugerencias de compra

La elección de conservas no siempre es sencilla, pues hay que tener en cuenta aspectos que van desde la resistencia del envase, la posibilidad de ver el contenido y los ingredientes, hasta la marca, la calidad y, también, la cantidad de producto que contienen.

El mejor para comer como primer plato.

Aunque la elección dependerá de los gustos personales, ofrecemos dos (apetitosas) sugerencias. La primera, unos chipirones en salsa negra, que podemos servir con un sencillo arroz. La segunda, una conserva de pulpo, ideal para acompañar con unas ricas patatas cocidas, un hilito de aceite de oliva y un toque de pimentón.

El mejor para utilizar de tentempié.

Cualquiera de las conservas resulta una buena opción para tomar como tentempié, pues basta abrir la lata o el tarro y disfrutar de su contenido. Así y todo, unos calamares con un toque de picante pueden resultar muy vistosos y originales a la hora de preparar u ofrecer un picoteo.

El mejor para diabéticos.

La versión más saludable siempre es la más simple, al natural, al ajillo o en aceite de oliva, ya sea de pulpo o chipirones, y sin azúcares añadidos. Es decir, debemos evitar las conservas con salsas elaboradas que incluyan este ingrediente. Podemos incluso mejorar la experiencia escurriendo el líquido o aceite de cobertura y añadir unas gotas de aceite de oliva virgen extra y una pizca de pimentón.

El mejor para los niños.

Las conservas más sencillas y con menos salsas o especias añadidas son las más adecuadas para los niños. De esta manera, podremos ofrecerles sabores suaves o, si así lo deseamos, darle un toque más personal.

Apuntes para el ahorro

Las conservas de calamares, chipirones y pulpo no son alimentos imprescindibles para la dieta cotidiana. Sin embargo, son excelentes comodines para tener en la despensa y disfrutar de una comida o un tentempié rico, sencillo y saludable. Cualquiera de estas latas se puede consumir tal cual, servirse como aperitivo o utilizarse como parte de algún plato más -o menos- elaborado. La principal cualidad de estos productos, además del perfil nutricional, es que nos ahorran mucho tiempo en la cocina y que su conservación no requiere ningún gasto especial.

El coste de estos alimentos varía -y bastante- según la marca, la especie del animal y las salsas o líquidos que se emplean para presentarlos y conservarlos. La horquilla de precios es muy amplia: va de los 5,50 euros/kg del calamar en su tinta EROSKI a los 51 euros/kg del calamar relleno en aceite de oliva DANI. Las cestas de la compra muestran esta variación de manera clara: las elecciones de unos u otros productos pueden suponer hasta un 70% de ahorro en el precio final. En general, los chipirones son más caros que los calamares y el pulpo. También son más caras las presentaciones en aceite de oliva. Así, para economizar en nuestra cesta de la compra, podemos escoger los productos más económicos para aquellos platos en los que no sean protagonistas, para usar como rellenos o como patés, y dejar los más costosos o selectos para las ocasiones especiales o las preparaciones más gourmet.

Conservas: de la solución exprés al lujo gourmet

Disponer de una lata de pescado en conserva en nuestra cocina nos ha salvado muchas veces de tener que invertir nuestro más que ajustado tiempo en hacer platos más elaborados. Sin embargo, cada vez más, la riqueza gastronómica de los productos envasados nos permite ampliar las posibilidades de este tipo de alimento. La razón es, por un lado, la incorporación de una variedad considerable de especies en conserva al mercado que antes no existía. Por la otra, porque muchos de los más importantes cocineros del mundo las han ido añadiendo de forma paulatina a sus recetas, dando de este modo una notoriedad especial a un alimento que en pocos años ha ampliado sus expectativas de uso de una forma espectacular. Ahora bien, las conservas ya no son solo “de estar por casa”, sino que, con sus gamas de lujo o “gourmet”, se han convertido en alimentos de alta gama, que ofrecen al consumidor infinitas posibilidades.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones