Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Despilfarro de alimentos: analizados más de 400 hogares y encuesta a 3.400 consumidores en 17 comunidades autónomas : Cada hogar analizado tira al año 76 kilos de alimentos a la basura

Solo un 9% de los entrevistados reconoce que suele desechar la comida sobrante directamente o al cabo de un tiempo

Fecha de caducidad y de consumo preferente

La fecha de caducidad indica en qué momento deja el producto de ser seguro para el consumo alimentario. La de consumo preferente señala en qué momento deja el productor de garantizar que sus cualidades organolépticas estén intactas, sin que ello suponga un riesgo para la salud. ¿Distinguen los consumidores ambos conceptos? ¿Saben que es seguro consumir algo fuera de su fecha de consumo preferente, pero no de su fecha de caducidad? Para averiguarlo, se preguntó a los responsables de los alimentos de los hogares sobre estas dos fechas, incluyendo en las opciones de respuesta el significado correcto de cada una y un tercero -falso- que también está extendido en la opinión pública.

Se comprobó así que solo uno de cada diez entrevistados atribuye a ambos conceptos un significado falso. Sin embargo, uno de cada cuatro confunde los dos conceptos. Por un lado, un 26% cree que la fecha de caducidad quiere decir que a partir de esa fecha el alimento ya no conserva sus cualidades específicas pero que es seguro comerlo, un error que puede repercutir en consumir alimentos en mal estado. Y por el otro lado, otro 25% de los hogares analizados opina que la fecha de consumo preferente significa que a partir de esa fecha no es del todo seguro comer ese producto, una creencia que puede provocar que gran cantidad de alimentos perfectamente válidos para el consumo vayan a parar al cubo de la basura.

Uno de cada cuatro consumidores confunde la fecha de caducidad y la de consumo preferente

Otro de los objetivos era conocer el comportamineto de los responsables de la gestión de los alimentos en el hogar respecto a estas dos fechas que miden la vida del producto. Tan solo el 15% de los responsables de alimentos de los hogares tiran todos los alimentos caducados. Pero casi seis de cada diez desechan algunos dependiendo del tipo de alimento o del tiempo transcurrido. En cuanto al comportamiento de los entrevistados cuando lo que ha expirado es la fecha de consumo preferente, el 7% afirma que tiran todos los alimentos, el 44% solo algunos (dependiendo del tipo o del tiempo transcurrido); y casi la mitad declara que nunca o casi nunca los desechan y los aprovechan. En ambos casos, los alimentos que no se tiran son derivados lácteos y se guían por el olor o el gusto para comprobar si el producto está en buen estado.

Bien conservados

Además de planificar y observar las etiquetas con rigor, una conservación adecuada de los alimentos puede ayudar a no despilfarrarlos. En este sentido, solo un 5% los responsables de hogares consultados reconocen que tiran mucha o bastante comida por conservarla de forma inadecuada (mal envasada, mal congelada…). La gran mayoría declara que no tira ningún o casi ningún alimento por ese motivo. Por tanto, los encuestados no creen que deban cambiar en ese aspecto.

Son otros los hábitos que creen que deberían mejorar para controlar el despilfarro alimentario. En concreto, planificar mejor la compra de acuerdo al consumo del hogar (un 27% cree que sería la clave), aprender a aprovechar los sobrantes de las comidas cocinadas (un 20% señala esta opción), planificar los menús semanales (15%) y controlar más las fechas de consumo de los alimentos (otro 15%).

Cómo generar menos residuos alimentarios

Cerca de 9 millones de toneladas de alimentos acaban en la basura cada año. Si bien es cierto que unos 6 millones de toneladas los tiran los productores y distribuidores, también lo es que los hogares son responsables del resto. ¿Qué podemos hacer los consumidores para reducir esta cifra? He aquí unos consejos.

  • Planifique la compra: elabore un menú semanal y, después de comprobar lo que le hace falta para elaborarlo, haga una lista de la compra solo con lo que necesita. No vaya a la tienda con hambre y tenga cuidado con dejarse tentar por las ofertas. Compre la fruta y verdura por piezas en lugar de preenvasada para comprar la cantidad justa.
  • Compruebe la fecha de caducidad: si no tiene previsto consumir de inmediato un artículo, retrase la compra o escoja el que caduque más tarde.
  • Tenga en cuenta su presupuesto: tirar comida equivale a tirar dinero.
  • Mantenga el frigorífico en orden: compruebe las juntas y la temperatura del interior. Para garantizar la frescura y longevidad de los alimentos, debe conservarlos a una temperatura comprendida entre 1 y 5° C.
  • Almacene los alimentos siguiendo las instrucciones que figuran en el envase.
  • Vaya rotando los alimentos en la despensa y el frigorífico: Ponga delante los que vayan a caducar primero y detrás los que acaba de comprar.
  • Sirva cantidades pequeñas de comida, dando a entender que todos pueden repetir una vez que hayan acabado lo que tienen en el plato.
  • Aproveche los restos: utilícelos para la comida del día siguiente, aprovéchelos como ingredientes para la cena o congélelos. La fruta demasiado madura puede utilizarse para hacer batidos o tartas y las verduras para cremas o sopas.
  • Congele: si come poco pan, congélelo por rebanadas y descongele la cantidad que vaya necesitando. Congele alimentos cocinados, así tendrá la cena lista para esas noches en las que está demasiado cansado para cocinar.
  • Convierta los residuos en abono para el jardín: examine la posibilidad de convertir los residuos en compost para sus plantas. Existen compostadores domésticos muy sencillos de utilizar.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones