Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Parques de ocio : Buena oferta de ocio y servicios, pero deficientes en seguridad

Cuatro de los siete parques estudiados suspenden en seguridad y los otros tres aprueban con sólo un "aceptable"

Servicios y mantenimiento

CONSUMER ha abordado este apartado de la seguridad partiendo de la asesoría y de los parámetros fijados por expertos en seguridad de este tipo de parques, y ha analizado más de 30 variables distintas relacionadas con la seguridad que ofrecen al usuario estos recintos. Otro matiz importante es que no se ha estudiado (por la complejidad y diversidad de la ingeniería de las atracciones y las dificultades de acceso al entramado de las mismas) la seguridad intrínseca de las atracciones, esto es, la posibilidad de que ocurra un accidente derivado de defectos de estructura o de mantenimiento de la atracción que no resulten apreciables a simple vista.

Por último, hay que indicar que el estudio ha sido exigente y minucioso, y que determinadas carencias o defectos (por ejemplo, que en una atracción el monitor no controle adecuadamente el acceso del público y como consecuencia de ello no compruebe los cierres de seguridad que fijan a los usuarios a la instalación) han sido suficientes para que algunos parques suspendieran el examen de seguridad, a pesar de que la media de su puntuación global no fuera un «deficiente».

Los medios de comunicación nos recuerdan con demasiada frecuencia que pequeños despistes, improvisaciones o incompetencias (ya de las propias infraestructuras, ya de los usuarios) en estos recintos de ocio y diversión acaban en accidentes graves que podrían haberse evitado. Es por ello que con la seguridad procede, más que ante ninguna otra cuestión, que los consumidores se muestren muy exigentes y sensibilizados.

Una vez hechas estas matizaciones, cabe señalar que sólo tres (Port Aventura, Terra Mítica y Acuático de Mijas) de los siete parques han aprobado, y con un mediocre «aceptable», el examen de seguridad.

Isla Mágica, Parque de Atracciones de Tibidabo, Parque de Atracciones de Madrid y Aqualandia de Benidorm han suspendido esta prueba de seguridad, por la importancia y/o número de sus defectos y carencias.

Lo mejor, en el ámbito de la seguridad, en estos siete parques es el sistema de extinción de incendios y la seguridad en los recintos privados.

Lo peor es el peligro que se percibe en las propias atracciones (agujeros en puentes de paso, arreglos chapuceros, monitores que no controlan el acceso del público a la atracción o los cierres de seguridad que fijan a los usuarios, extintores sin precinto, enchufes en mal estado y accesibles al público, clavos que sobresalen al alcance del usuario), la presencia de objetos peligrosos (cables visibles y susceptibles de ser tocados por el público, alcantarillas en mal estado con zonas oxidadas, barras de hierro clavadas en el suelo que sobresalen), la deficiente seguridad en el inicio de algunas atracciones y la existencia de lugares peligrosos, como escaleras rotas y oxidadas o muy empinadas y sin barandilla, o espacios sin vallar con acceso libre a zonas con aguas relativamente profundas.

La mayoría de los parques no han acumulado muchos problemas de seguridad, pero también es cierto que casi todos los defectos son fácilmente evitables, ala vista está, por estar relacionados con un inadecuado mantenimiento de las infraestructuras o con descuidos atribuibles a empleados que no ven el riesgo donde sí existe, por lo que son aún menos excusables.

Servicios y mantenimiento

Es este el apartado en el que los parques obtienen la mejor puntuación. Destacan, con una nota «excelente», Port Aventura y Aqualandia Benidorm, aunque Terra Mítica, Parque de Atracciones de Madrid (PAM) y Acuático de Mijas han logrado un «muy bien». Isla Mágica se quedó en «bien», por la mala organización de su parking y la escasez de plazas para coches y por la escasa oferta de servicios bancarios. Tibidado, por su parte, mereció un «aceptable» debido a la deficiente organización de su parking, a la falta de servicios bancarios y a la carencia de consigna y de un servicio para atender a personas extraviadas o que pierden algún objeto.

El estado de mantenimiento y limpieza de los parques y los servicios de que disponen (oficina de información al usuario, áreas de descanso, establecimientos hosteleros, servicios bancarios y adaptación de las instalaciones a personas con discapacidades) resultan fundamentales, ya que la visita al parque no se limita a montar en las atracciones, disfrutar de los espectáculos o hacer uso de las piscinas, en los aquapark. Debido a que acogen a los usuarios durante largas horas, los parques de ocio han de proporcionar a los clientes un servicio global que incluya otras prestaciones y servicios considerables como básicos: aseos, establecimientos en los que saciar el apetito o refrescarse y zonas en las que descansar. Además, no debemos olvidar la corta edad de muchos de sus usuarios, muy proclives a extraviarse o con necesidades de hidratación superiores a las de los adultos, que obligan a los parques a lucirse en servicios y mantenimiento. Hablando de lo mejorable, podemos citar las oficinas de atención al cliente de Isla Mágica y Tibidabo, la adaptación a personas con discapacidades en Tibidabo y Acuático de Mijas, los servicios de hostelería y las áreas de descanso de Isla Mágica, la conservación y limpieza del Parque de Atracciones de Madrid (PAM), del Acuático de Mijas y de Aqualandia Benidorm. También pueden mejorar los aseos del PAM.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones