Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Aprender a comer bien > Alimentos a debate

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Bien elaborados, pero poco sabrosos

En síntesis

  • Se analizaron diez muestras de atún claro en aceite (Albo, Calvo, Isabel, Cabo de Peñas, Rianxeira, Miau, Dorna, Marsopa, Friscos y Mariñeira), presentadas en packs de tres latas. El peso neto declarado de cada una iba desde los 63 gramos hasta los 92 gramos. Sólo Albo utiliza aceite de oliva. Los precios oscilaron entre las 1.911 pesetas por kilo escurrido de Albo y las 649 pesetas por kilo de Mariñeira. La mayoría salían en torno a las 1.000 pesetas el kilo.
  • Todas las muestras son correctas desde el punto de vista sanitario y de frescura. Es un producto bien elaborado, sin conservantes ni colorantes, que cumple con las exigencias que marca la norma para el atún en aceite. Sin embargo, todas las muestras presentaron defectos (bien de apariencia, o de presencia de piel, escamas o espinas) y materia prima desmigada.
  • Cuatro muestras presentaron un contenido en atún un poco inferior al que dicta la norma.
  • Este producto no está pensado para satisfacer a paladares exigentes. Sólo tres (Albo, Cabo de Peñas y Miau) superaron los 6 puntos en la cata. Dos (Friscos y Calvo) se quedaron en aprobado sin más, y Dorna suspendió sin paliativos.
  • Cabo de Peñas es una de las opciones más interesantes, por su buena relación calidad-precio: el kilo escurrido sale a menos de 900 pesetas el kilo, tiene pocos defectos y gustó en la cata más que la mayoría.

TABLA COMPARATIVA

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones