Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Guía de compra: bebidas vegetales : ¿Cómo puedo ahorrar?

El calcio, la fibra y las grasas saturadas son los tres nutrientes que marcan la diferencia entre este tipo de bebidas y la leche de vaca tradicional

¿Cómo puedo ahorrar?

Apuntes para el ahorro

La elección de una bebida vegetal u otra, como hemos visto, está condicionada por los gustos y las necesidades nutricionales de cada persona. Así, en primera instancia, descartaremos o miraremos ciertos tipos de bebidas en función de los sabores o de que no estén desaconsejadas para nosotros o algún miembro de la familia -como sucede con la bebida de arroz y los niños, o las que llevan azúcares añadidos y las personas con diabetes, por ejemplo-.

Dicho esto, y una vez de pie ante la (creciente) variedad de estos productos en el lineal, ¿qué debemos saber para ahorrar?:

  • En primer lugar, hemos de tener presente que las leches o bebidas vegetales son más costosas que la leche de vaca, con independencia de las marcas y del tipo de vegetal a partir del cual se hayan elaborado. En las bebidas vegetales, el precio por litro oscila entre los 3,45 euros y 0,95 euros, de modo que incluso la opción más barata (bebida de soja Eroski con calcio) es más cara que varias marcas de leche de vaca (Bomilk, Eroski, RAM, Beyena, Asturiana, Bizkaia Esnea, etc.).

  • El precio medio de las bebidas vegetales es de 2,20 euros el litro. Las bebidas de avellanas y de almendras son algo más costosas que las demás -arroz, soja, etc.-, aunque hay excepciones. Las opciones más económicas de leche de almendras son Alpro (Asturiana), a 1,95 euros el litro, y Vivesoy (Pascual), a 1,99 euros el litro. Las opciones más baratas de bebida de avellanas son Alpro (Asturiana), a 1,99 euros el litro, y la mezcla de bebida de arroz y avellanas, (Gerble), a 2 euros el litro.

  • Si no tenemos predilección (o aversión) por un sabor en particular, podemos orientar la búsqueda hacia las bebidas de soja y de arroz (para los adultos). Además de ser más económicas, hay mucha más variedad, lo que nos permitirá encontrar precios interesantes y más competitivos.

  • Las bebidas vegetales con sabores (a vainilla o chocolate, por ejemplo) suelen ser más caras. Para cuidar el bolsillo -y la dieta- conviene optar por las presentaciones básicas. Si echamos en falta algo de sabor o de dulzor, siempre podremos combinar la bebida con una pieza de fruta fresca cortada en trocitos o licuada.

  • Las bebidas con calcio pueden ser un poco más caras que la versión estándar dentro de la misma marca, aunque la diferencia de precios no es significativa (10 céntimos). Desde luego, si se sigue una dieta vegetariana o vegana, conviene escoger la bebida con calcio.

  • Por último, es fundamental prestar atención a las marcas y a las ofertas puntuales. En materia de precios, puede haber diferencias de más del doble para el mismo producto según la marca que se elija.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones