Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Guía de compra: barritas de cereales : ¿Cuál compro?

Su aporte en azúcar es similar al de las galletas, aunque su contenido en grasas es inferior. Aun así, no hay un consenso sobre cuál es su papel en una dieta saludable ni tampoco sobre la frecuencia de ingesta recomendada

¿Cuál compro?

Sugerencias de compra

En el lineal del supermercado, se pueden encontrar infinidad de barritas de cereales con sabores para todos los gustos. Dejando a un lado el aspecto económico de estos productos, analizamos cuáles son los que nos conviene elegir y por qué motivo.

Todas las barritas presentan unos ingredientes muy parecidos y un perfil nutricional similar, aunque existen ligeras diferencias que pueden hacer que unas sean más adecuadas que otras en función de las circunstancias. Las siguientes son algunas pistas para acertar con la elección:

Para llevar al trabajo.

Cuando estamos en el trabajo, lo ideal para picar entre horas de manera habitual es una pieza de fruta fresca o una bolsita con frutos secos no salados. Si preferimos las barritas para alguno de los días, buscaremos aquellas que contengan más cantidad de fibra dietética y cereales integrales, y la menor cantidad posible de azúcares añadidos.

Para hacer deporte.

Cualquiera de las barritas analizadas puede resultar de utilidad para adultos o niños que hacen deporte de manera habitual, siempre que se trate de sesiones superiores a una hora de ejercicio continuado. Se debe tener presente, sin embargo, que los deportistas también pueden cubrir sus requerimientos energéticos con alimentos como fruta fresca, fruta desecada, frutos secos o incluso pan.

Para saciarnos.

Las barritas All bran son las que provocarán una mayor saciedad, dado que su contenido en fibra dietética es muy superior a la que se encuentra en el resto de productos. En todo caso, es posible que esta característica pueda generar efectos indeseados, como malestar intestinal, hinchazón abdominal o flatulencias, salvo si la persona ya está acostumbrada a ingerir notables cantidades de fibra dietética.

Para llevar en el bolso.

Pequeñas, ligeras y empaquetadas en envoltorios individuales, las barritas son muy cómodas de transportar. Tener una en el bolso como snack de emergencia nos puede sacar de un apuro, pero ¿cuál es la mejor para llevar? Dado que cualquiera puede cumplir con la función de “matar al gusanillo”, la pregunta correcta que debemos plantearnos es la contraria: ¿qué barrita no conviene llevar? Las barritas que contengan chocolate no son una buena opción, especialmente en verano, cuando se ablanda o derrite con el calor. Es mejor optar por las barritas clásicas, que podremos comer cómodamente en cualquier sitio sin ensuciarnos demasiado.

Apuntes para el ahorro

/imgs/20150701/chica_comprando.jpg

Parecidas, pero no iguales. Esta podría ser la máxima de las barritas de cereales y no solo en el aspecto nutricional, también en lo que respecta a sus precios. Por ello, hay que ser cuidadosos y muy observadores a la hora de comprar este tipo de productos.

El principal consejo para ahorrar consiste en mirar el peso neto de las barritas porque no hay una medida estándar. Algunas barritas pesan 40 gramos, pero otras pesan 25 gramos, 23 gramos o incluso menos. Como muchas veces se venden en cajas de 6 unidades, el precio final puede no ser tan barato como se cree. Por ejemplo, 6 barritas de frutas rojas de Special K valen 1,99 euros, lo mismo que 6 barritas absolut bran con chocolate de Eroski. A primera vista, parece que ambas cajas cuestan lo mismo, pero en realidad, no es así. ¿La explicación? El peso. Una barrita Special K pesa 21,5 gramos, mientras que una barrita absolut bran con chocolate de Eroski pesa 40 gramos. De esta manera, aunque el precio sea el mismo, estas barritas de Special K cuestan casi el doble que las de Eroski. Estar atentos a los gramos y al dato de “precio por kilo” nos ayudará a escoger aquellas opciones que realmente sean más económicas (incluso tratándose de diferentes opciones de la misma marca).

El precio medio de las barritas de cereales ronda los 14 euros el kilo.

  • Por debajo de esta cifra encontramos las barritas de cereales de Eroski (7,70 euros/kg), las barritas absolut bran de Eroski (8,30 euros/kg), las barritas Sannia (10 euros/kg), las barritas all bran de Kellogg’s (10 euros/kg) y las barritas de muesli de Hero (12 euros/kg).
  • Por encima del precio medio, las barritas de cereal biscuit moments de Kellogg’s son las más caras: cuestan casi 20 euros el kilo. Le siguen de cerca las Nestlé fitness (casi 18 euros/kg) y las Golden Grahams (17 euros/kg).

Como se puede observar, los precios muchas veces están determinados por las marcas. Sin embargo, una misma marca (como Kellogg’s) puede ofrecer variedades de barritas económicas y costosas, en función del tipo de producto, la novedad, etc.

Por todo ello, a la hora de comprar, además de estar atentos al peso de las barritas y las marcas más baratas, es preciso fijarse en las ofertas puntuales, que pueden marcar una importante diferencia.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones