Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Vivienda > Comunidades de vecinos, seguros y legislación

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Barcelona se mantiene como la capital con el IBI más caro

·En cuatro años, apenas han variado las importantes diferencias entre ciudades en el impuesto de vivienda.
·Las familias de clase media de la ciudad condal pagan tres veces más que las burgalesas (589 euros frente a 181 euros).
·El recibo que pagan los barceloneses de este segmento medio duplica el del 80% de las ciudades seleccionadas para este estudio

Pero ¿por qué año tras año se incrementa la cuota del IBI?

Como se ha mencionado con anterioridad, para saber si la política fiscal de un Ayuntamiento en materia de vivienda es más o menos gravosa, el usuario debe fijarse (además de, por supuesto, en la cuota final que paga), en el valor catastral de su vivienda y en el tipo impositivo que aplica. Según afirman expertos en vivienda e impuestos consultados por EROSKI CONSUMER, se llega al tipo impositivo aplicando porcentajes sobre la cuota y ejecutando un cálculo de los ingresos y los gastos municipales que se han ido recaudando. De este modo, se entiende que algunos Ayuntamientos incrementen en un determinado año este tipo impositivo en un 30%, mientras que en otros años apenas lo modifiquen.

Pero entonces, ¿por qué sube el IBI si, en ocasiones, el tipo es el mismo que en años anteriores? El motivo son las variaciones del valor catastral, debidas a la evolución de los valores de mercado de las viviendas. Y ¿cuáles son las causas que provocan las alteraciones del valor catastral? El valor catastral puede variar a lo largo del tiempo por la evolución de los valores de mercado, la depreciación monetaria, las modificaciones del planeamiento urbanístico, el cambio de uso de la edificación o las alteraciones físicas de los inmuebles por nueva construcción, rehabilitación, demolición, etc.

Recargo en el recibo del IBI a las viviendas deshabitadas: regulado pero no practicado

La Ley Reguladora de Haciendas Locales establece en su artículo 72 que los ayuntamientos podrán exigir un recargo de hasta el 50% de la cuota líquida del impuesto cuando se trate de inmuebles de uso residencial que se encuentren desocupados con carácter permanente. Desde la inclusión en la legislación vigente de este posible recargo, muchos Ayuntamientos se han mostrado favorables a adoptarlo. De hecho, A Coruña, Barcelona, Sevilla, Vitoria y Zaragoza lo incluyeron en sus ordenanzas. El recargo iba desde el 10% en la capital aragonesa al 25% en la coruñesa y al 50% en el resto.

Sin embargo, su aplicación se ha frenado y ninguno de los Ayuntamientos consultados favorables a este recargo lo aplica debido a las dificultades derivadas de la falta de una definición concreta de lo que es una vivienda.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones