Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Servicios y Hogar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

La factura de la electricidad y el gas : Año y medio después, la liberalización no ha abaratado los precios

La posibilidad de ahorro apenas existe, la información sobre las ofertas es deficiente y la comparación resulta difícil

Cómo comparar y decidir

/imgs/20041001/img.tema-portada.03.jpg
Para elegir suministrador de gas y de electricidad conviene comparar los precios de ambos mercados (regulado y liberalizado) y tener en cuenta los servicios que ofrecen las nuevas comercializadoras. Lo más útil es comprobar, con la ayuda de las facturas de gas natural y electricidad, las características del contrato en lo referente a tarifa fija, coste variable según el consumo, y el nivel de presión en el gas natural y la potencia contratada en la electricidad. Es aconsejable anotar el consumo anual de ambas energías. Si el usuario decide irse al mercado liberalizado, le conviene hacerse con ofertas de varias comercializadoras. Y fijarse en los conceptos sobre los que se aplican las ofertas o descuentos, la duración del contrato, las formas de pago de las facturas, los servicios complementarios y la atención prestada al cliente. Posteriormente, se hacen las cuentas y se toma la decisión.

El cambio de proveedor es gratuito y sencillo: una vez firmado el contrato con la comercializadora, ésta se encargará de las gestiones. No hay que modificar la instalación eléctrica o de gas para contratar en el mercado libre, excepto en el caso de que no se cuente interruptor de control de potencia (ICP) en la instalación eléctrica. Cuando esto ocurra, el usuario instalará uno mediante sus propios medios o a través de la comercializadora. La instalación es gratuita, si bien, al igual que ocurre con el contador, se cobrará el alquiler del mismo, reflejándolo en la factura.

La duración del contrato la propone la comercializadora, pero tendrá como mínimo un año. La comercializadora puede añadir cláusulas que penalizan al cliente si da por finalizado el contrato antes de que expire. En cuanto a la calidad del suministro, seguirá dependiendo de la distribuidora que lleva la energía hasta el hogar del usuario, la misma que antes. Si el usuario quedara insatisfecho con el mercado libre, puede volver al regulado.

Lectura de contadores: la mayoría siguen siendo propiedad de los distribuidores (que cobran su alquiler) y es a éstos a quienes corresponde la lectura de los contadores y pasar el dato a las comercializadoras, que reflejarán ese consumo en la factura que llega al usuario. Lo que cambia es que el usuario paga a la comercializadora y que ésta se encarga de atenderle en lo relativo al suministro. En realidad, la comercializadora actúa como intermediario ante el distribuidor.

Revisiones y asistencia en caso de avería o urgencia

En el mercado regulado las urgencias y avisos de avería los atendía el distribuidor, pero en el liberalizado es la comercializadora quien asegurará que los problemas de sus clientes son atendidos, ya por la comercializadora ya por el distribuidor, con quien habrá firmado un contrato. En cuanto a las revisiones, obligatorias cada 4 años para las instalaciones de gas natural, las cosas cambian, aunque no en lo importante: sigue pagando el usuario, si bien en el mercado liberalizado la responsabilidad es de la comercializadora, que puede realizarlas por sí misma o recurriendo al distribuidor. En ninguna de las dos cuestiones hay motivos para pensar que el nivel de calidad del servicio vaya a cambiar.

Qué preguntar en los teléfonos de atención al cliente

/imgs/20041001/img.tema-portada.04.jpg

  • Descuentos realizados: si son fijos o variables, los tramos de consumo sobre los que se realiza cada descuento, si los descuentos que ofrecen son por un contrato conjunto o pueden ir por separado para cada tipo de energía, cuáles son los descuentos por contratación individual de gas o electricidad.
  • Conceptos de la factura sobre los que se realiza el descuento.
  • Revisión y variación de los descuentos a lo largo de los años.
  • Duración de los contratos y, en caso de existir, de las cláusulas que establezcan penalizaciones en caso de rescisión.
  • Servicios adicionales a los que el cliente puede acceder si contrata en el mercado liberalizado.
  • Revisiones obligatorias de las instalaciones de gas: quién las realiza y con qué coste.
  • Atención de incidencias urgentes: quién las realiza y con qué celeridad y calidad.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones