Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: HELADOS: PON LÍMITE A LA TENTACIÓN

¿MEJOR DE HIELO O DE LECHE? LOS HELADOS SIGUEN SIENDO LOS REYES DE LA ÉPOCA ESTIVAL, PERO A PESAR DE SU POPULARIDAD, RESULTAN GRANDES DESCONOCIDOS PARA EL GRAN PÚBLICO.

¿De leche o de hielo?

Padres y madres de varias generaciones han mirado con recelo los helados de hielo («helados de agua», si nos atenemos a la legislación) y han animado a sus hijos a que eligieran preferentemente helados de leche. Pero ¿cuáles son más recomendables? Desde el punto de vista gastronómico no hay duda de que los más apreciados son los helados de crema, elaborados a partir de materia grasa láctea (normalmente nata y a veces también mantequilla) y proteínas lácteas.

Sin embargo, esto suele entrar en conflicto con los aspectos nutricionales, porque este tipo de helados contienen una notable cantidad de grasa y azúcar y un aporte calórico nada desdeñable. En el otro plato de la balanza se encuentran los sorbetes y los helados de agua, que no contienen grasa (o tienen muy poca), y normalmente tienen menos cantidad de azúcar, así que son menos calóricos. Aunque eso sí, no gozan del reconocimiento gastronómico que sí tienen los anteriores.

LO QUE DICE LA ETIQUETA.

Como ocurre con cualquier alimento, es importante consultar el etiquetado para saber lo que estamos comprando. Conviene fijarse en la denominación del producto, que nos informa sobre la categoría a la que pertenece el helado y también sobre otras características (por ejemplo, si tiene chocolate, galleta o frutos secos). Así podremos advertir si estamos ante un helado de nata (es decir, elaborado con grasa láctea, como Häagen-Dazs) o con sabor a nata (es decir, con aromas de nata, pero sin nata, como es el caso de Maxibon de Nestlé y del Sándwich de nata de Eroski Basic).

Por otra parte, hay varias cuestiones que llaman la atención. La primera es que en algunos resulta complicado consultar la información relativa a la denominación del producto o el listado de ingredientes. Es el caso de los helados Nestlé (como Colajet, Mikolápiz o Miniconos sin azúcares añadidos), que en lugar de aprovechar el amplio espacio que ofrece el dorso del envase para mostrar dicha información, lo hace en el reducido espacio de las pestañas laterales, donde es más difícil de encontrar y de leer.

En otros productos, como algunos de Frigo (Magnum y Frigo Chuches), la información sí se muestra en el dorso del envase, pero se hace difícil de leer debido a que el tamaño de letra no es muy grande, hay poco espacio entre líneas y el texto aparece en diferentes idiomas que no están bien delimitados físicamente. En estos aspectos destacan los productos Eroski, donde la información se muestra de forma más clara y organizada.

CONCLUSIONES

Desde el punto de vista gastronómico los más apreciados son los helados crema, es decir, los que contienen una importante cantidad de nata. En este aspecto destaca Häagen Dazs que, además de contener un 35% de nata, está elaborado con otros ingredientes apreciados, como yema de huevo (en lugar de emulgentes). Además, tiene un contenido de azúcares que, aunque en términos absolutos es alto, se encuentra en un término medio con respecto a otros helados analizados, al igual que ocurre con su aporte calórico y su precio, que mantiene una buena relación con su calidad. Por todos estos motivos parece la mejor elección. Si consideramos los aspectos estrictamente nutricionales, los Fruit Pops de Eroski pueden ser la mejor opción: son los que tienen menos azúcar (18%) y menos aporte calórico (82 kcal/100g).

AL RICO (NUTRIENTE) HELADO

Nada apetece más en verano que disfrutar de un delicioso helado. Pero antes de abrir el congelador conviene conocer qué es lo que estamos tomando realmente. Para ello hay que fijarse en lo que tiene -una cantidad bastante considerable de calorías y grasas y un exceso de azúcares-, pero también en lo que no tiene: no aporta casi ningún nutriente interesante, como vitaminas o minerales. Así que no, no es un postre saludable, por lo que su consumo debe ser ocasional. Para ayudarte en tu decisión de compra hemos analizado en esta guía 24 referencias de las marcas más populares y las hemos dividido en siete categorías según su presentación y composición: tarrinas en formato familiar y mediano, bombones (con palo y elaborados con proteínas lácteas), conos (con barquillo), sándwiches (con galleta), infantiles y aquellos que eliminan algún componente como el azúcar o la lactosa. En este análisis nos hemos fijado en los ingredientes utilizados, el perfil nutricional, el precio y la valoración Nutri-Score.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto