Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Gelatinas : ¿Tienen zumo de frutas?

Estos postres son nutricionalmente muy pobres, aunque los mensajes de algunos envases lleven a pensar lo contrario.

¿Tienen zumo de frutas?

Estos postres se suelen caracterizar por tener sabores frutales: fresa, arándanos, frutas tropicales… En todos los casos, los envases muestran imágenes de las frutas correspondientes. Esto podría llevar a pensar que dichas frutas forman parte de los ingredientes, pero en realidad no es así. Para obtener esos sabores se suelen utilizar aromas (aditivos que se usan para aportar olor o sabor), así que no hay rastro de fruta en su composición, con la excepción de Reina y Yellifrut, que contienen zumos de frutas, aunque en una cantidad muy poco relevante, del 12% y 2%, respectivamente. Por eso lo que se indica en los envases no es “gelatina con fresas”, sino “gelatina sabor fresa”.

Eso sí, la distinción no siempre queda clara porque hay productos, como Reina, en los que se destaca en letras grandes el nombre de la fruta (“frutos rojos”), mientras la palabra “sabor” se muestra con un tamaño de letra más pequeño. Del mismo modo que se utilizan aromas para aportar sabor, también se añaden colorantes para dar color. Por ejemplo, se emplean antocianinas, que son compuestos presentes de forma natural en la piel de las uvas tintas o de los arándanos, para conseguir que el producto tenga color morado, como ocurre en Reina y Royal sabor arándanos o frutos rojos. También se emplean otros colorantes, como curcumina (Eroski sabores) o carmín (Eroski fresa). En los productos de la marca Royal, salvo el de sabor arándanos, se utilizan ingredientes de origen vegetal (concentrado de zanahoria negra y extracto de cártamo), presuntamente con el único fin de aportar color. En ese caso, al tener una función meramente tecnológica, deberían considerarse aditivos y declararse como colorantes, aunque por el momento hay un vacío legal.

¿Qué nutrientes aportan? 

Una de las características que hacen atractivos a estos postres es su bajo aporte energético. En muchos de los productos analizados, como Royal 0% o Eroski 0%, el valor energético se encuentra entre las 6 y las 10 kcal, lo mismo que aporta un puñado de arándanos. Los productos que más calorías tienen, Nestlé y Eroski fresa, también se encuentran en valores muy bajos, 80 y 73 kcal, respectivamente, lo que equivale al aporte energético de una manzana. El escaso valor energético de estos postres se explica porque apenas contienen nutrientes. De hecho, esas cifras más altas se deben principalmente a su contenido en azúcar.

Desde el punto de vista nutricional, nos encontramos ante un producto que no contiene grasas, fibra ni sal, que en muchos casos apenas tiene hidratos de carbono –a excepción de los que contienen azúcares– y que ofrece una escasa proporción de proteínas, lo que hace que su aporte energético también sea bajo. Todo ello explica que en la mayoría de los casos la puntuación Nutri-Score sea A y B para casi todos los productos, con la excepción de Nestlé y Eroski fresa, que tienen una C debido a su alto contenido en azúcar. Esta valoración resulta útil para identificar los productos más recomendables desde el punto de vista nutricional, pero eso no significa que los que tienen buena valoración resulten interesantes, ya que apenas aportan nutrientes.

¿Realmente necesitamos tomar colágeno?

La gelatina se elabora a partir del colágeno, una proteína que se encuentra en la piel, los huesos, los tendones y los cartílagos de los animales, donde cumple una función estructural. Desde hace unos años se ha incrementado notablemente la producción y el consumo de suplementos de colágeno, supuestamente indicados para tratar lesiones y dolores en tendones y cartílagos. Sin embargo, esto no tiene sufi ciente respaldo científi co. Cuando ingerimos colágeno no va directamente a la rodilla en la que nuestro cartílago está desgastado. En realidad, durante la digestión el colágeno se degrada, dividiéndose en las diferentes unidades que lo componen, que son sobre todo aminoácidos como glicina y prolina. Se trata de aminoácidos que no tienen mucho valor nutricional porque nuestro organismo los puede formar por sí mismo, a diferencia de lo que ocurre con los aminoácidos esenciales, como la lisina o el triptófano, que solo podemos obtener a partir de la dieta. En defi nitiva, la gelatina y el colágeno no son interesantes desde el punto de vista nutricional porque el valor biológico de los aminoácidos que los componen es muy pobre. Es más recomendable acudir a alimentos saludables que sean fuentes de proteínas más interesantes, formadas por aminoácidos esenciales, como huevos o legumbres.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones