Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud y psicología > Psicología y salud mental

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Adaptación a la adopción

La integración de los niños y niñas adoptadas, en especial de terceros países, en sus nuevas familias precisa de procesos y tiempos no exentos de complejidades

Cómo afrontar los principales problemas

/imgs/20070101/img.informe.04.jpg

  • No muestra afecto. Hay que ser pacientes, darle tiempo y confianza y mantenerse a su lado, proporcionándole ocasiones que fomenten la construcción del vínculo afectivo, como por ejemplo compartir las actividades cotidianas, jugar con él, interesarse por sus cosas. Nunca hay que forzar al niño a expresar o recibir muestras de un cariño que todavía no siente.
  • Rechazo hacia la familia. Es importante confirmar que el niño conoce su situación familiar y las posibilidades de volver con su familia de origen y de que comprende qué es lo que ha sucedido. Elaborar planes de futuro con él le ayudará a perder el sentimiento de provisionalidad que puede sentir al integrarse en su nueva familia.
  • Añora su pasado. Ante todo hay que respetar sus sentimientos. Tiene derecho a tenerlos, no se le puede privar de su propia vida interior. Además, hay que ofrecerle apoyo para elaborar y organizar los sentimientos contradictorios que tiene en relación a las personas que ha dejado atrás y a su nueva familia.
  • Exige demasiada atención y afecto. Se le debe enseñar a comprender y respetar las necesidades de los que le rodean. Debe entender que hay ciertas normas de convivencia que todos deben respetar.
  • Teme que la adopción fracase. El apego es la necesidad del ser humano de establecer vínculos afectivos duraderos. Fiarse de alguien requiere tener las necesidades básicas satisfechas y garantizadas. Es indispensable crear en el niño un sentimiento sólido de pertenencia a la familia. La incertidumbre respecto al futuro se puede eliminar organizando y planificando con él ciertos aspectos de la vida familiar y de su participación en ella. Siempre hay que advertirle de los cambios, repasar los planes y ayudarle a prever lo que va a suceder.
  • Miente con frecuencia. En muchos casos los primeros años de la vida del pequeño está marcada por la supervivencia y el ?todo vale? para sobrevivir. Mentir para obtener algo puede ser habitual y aceptable desde esta posición. La mentira o la fantasía exagerada son mecanismos de defensa que irán desapareciendo a medida que disponga de otros recursos o comportamientos alternativos. Es necesario explicarle que cada vez que miente se rompe la confianza que se tiene en él. Ha de saber también que las consecuencias de mentir son peores que las de decir la verdad.
  • Tiene problemas en el colegio. La escuela es uno de los mayores focos de tensión para las familias adoptivas. Las dificultades de los niños y niñas derivadas de sus carencias, retrasos y trastornos exigen realismo con los objetivos y ritmos de aprendizaje. El rendimiento escolar mejora cuando se parte de la situación del niño y no desde las expectativas de las personas adultas. Hay que estimular su motivación para el aprendizaje, mejorando su autoestima y su seguridad emocional.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones