Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: No todo lo ‘veggie’ es saludable

UNO DE CADA DIEZ ESPAÑOLES RECHAZA EN MAYOR O MENOR GRADO LOS ALIMENTOS DE ORIGEN ANIMAL CON EL OBJETIVO DE CUIDAR SU CUERPO. LAS DIETAS VEGETALES OFRECEN MUCHAS BONDADES, PERO ALGUNOS DE LOS PRODUCTOS QUE PERMITEN INGERIR NO SON NECESARIAMENTE SANOS. DETECTARLOS PASA POR PRESTAR ATENCIÓN A SU COMPOSICIÓN Y DESCONFIAR DE CIERTOS ULTRAPROCESADOS DISEÑADOS PARA SUSTITUIR INGREDIENTES PROHIBIDOS.

“Burger” de carne contra vegetal

Aunque el aspecto de la versión carnívora y la vegetariana de un producto sea similar, su valor nutritivo casi siempre es diferente. Un elaborado vegetal tiene más hidratos de carbono y menos grasas –además, insaturadas– que una hamburguesa, pero también menos proteínas y de menor calidad. Ambas suman aproximadamente las mismas calorías, pero es cierto que el tipo de grasa de los preparados veganos se lleva mejor con la salud cardiovascular. ¿Cuál es mejor desde el punto de vista nutricional? Todo radica en la calidad de los ingredientes.

Si las hamburguesas de carne están elaboradas con materia prima de primera calidad y los discos vegetales con grasa de palma o coco y almidones para espesar, la mejor opción será la de carne. Si esta última se prepara con carne de mala calidad, almidón y azúcar, y la vegetal con berenjena, soja texturizada y aceite de oliva, la mejor elección será la vegetal. No obstante, la carrera por diseñar el sustituto definitivo de la carne no debe hacernos perder de vista que estamos rodeados de alimentos vegetarianos que no necesitan ser procesados. Hablamos de las verduras, las frutas y las legumbres, productos que no solo los veganos deben priorizar en la cesta de la compra.

¿Y si pudiéramos consumir carne sin sacrificar animales?

Para cubrir las necesidades del consumidor concienciado con el sufrimiento animal, algunos van más allá de la simple producción de sustitutos de carne. Los investigadores han conseguido crear este mismo alimento –no sucedáneos– a partir de células madre. Se trata de un avance que permitiría obtener los componentes nutricionales de un filete sin tener que sacrificar a ningún ser vivo.

En unos años, no sería raro que pudiéramos encontrar carne artificial en el supermercado, lo que plantea un nuevo debate: ¿consumirían los vegetarianos este producto? La comunidad está dividida entre los que rechazan este alimento, independientemente de dónde venga, y los que estarían dispuestos a comerlo si garantiza el bienestar animal. De momento, ambos grupos deberán esperar, porque los costes de producción de este invento son todavía demasiado elevados. El precio más bajo aportado ronda los 74 euros el kilo, lo que supera con creces el coste de la carne en el mercado, que suele oscilar entre los 3 y los 15 euros si no es gourmet.

Por otro lado, este producto no se puede considerar vegano, ya que para cultivar las células se necesita un aporte de vitaminas, aminoácidos y otros nutrientes, que en la actualidad se obtienen del suero fetal bovino. Se trata de un ingrediente fundamental para conseguir que las células crezcan, por lo que, de momento, el proceso no se puede modificar. Además, para que estos organismos microscópicos se estructuren, necesitan un segundo elemento animal, el colágeno bovino, que actúa de soporte. por lo que el sistema estaría incorporando un segundo elemento animal. Aunque el diseño de carne futurista avanza a buen ritmo, los científicos todavía tienen muchos retos pendientes, como dotarla de jugosidad y de sabor, algo que todavía no han conseguido. ¿Serán capaces de replicar el gusto de un solomillo dentro de poco?

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones