Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

Lactozumos : Leche o avena

Estas bebidas destacan la presencia de ingredientes que realmente se encuentran en pequeñas proporciones. Tampoco son la opción más saludable para los más pequeños.

Leche o avena

En los productos que contienen leche (todos salvo dos) este ingrediente también se encuentra en una proporción muy baja, concretamente del 10%. En todos los casos se trata, además, de leche desnatada. De este modo se consigue que el producto no contenga grasa, tal y como se destaca en la parte frontal de los envases, ya sea con el mensaje “zero materia grasa”, como en Pascual y Don Simón, o con la indicación “0% materia grasa”, como en Eroski.

A pesar de la mala fama que todavía hoy tiene la grasa y los productos que la contienen, como la leche entera, hay que aclarar que este nutriente es necesario para el buen funcionamiento de nuestro organismo y, sobre todo, que no todas las grasas son iguales (por ejemplo, no es lo mismo el aceite de palma que el de oliva). En el caso de la leche, no debería preocuparnos optar por la versión con grasa, ya que no se considera que tenga un efecto negativo sobre la salud. Por el contrario, las indicaciones que vemos en muchas etiquetas, del tipo “light”, “bajo en grasa” o “sin grasa”, pueden llevarnos a pensar que se trata de productos saludables, cuando en muchos casos no es así.

Los dos productos que no contienen leche son Eroski Avena Mediterráneo y Eroski Avena Tropical. En lugar de tener este ingrediente están compuestas por bebida de avena, también en una proporción del 10%, si bien hay que tener en cuenta que dicha bebida está compuesta por agua y solo un 1,4% de ese cereal.

El azúcar sí que importa 

LOS QUE MÁS

  • Pascual Tropical: 15,84 g
  • Don Simón Zero Multifrutas: 15,84 g
  • Eroski Avena Mediterráneo: 14,85 g

LOS QUE MENOS

  • Pascual Zero Tropical: 5,94 g
  • Eroski Tropical: 8,25 g
  • Pascual Zero Mediterráneo: 8,58 g

Cantidad de azúcar por unidad, es decir, envase de 330 ml.

El ‘ranking’ del zumo 

  • Don Simón Multifrutas: 35%
  • Eroski Mediterráneo con avena: 33%
  • Don Simón Zero Tropical: 20%
  • Don Simón Zero Mediterráneo: 20%
  • Don Simón Zero Caribe: 20%
  • Eroski Avena Tropical: 19%
  • Pascual Zero Mediterráneo: 18%
  • Eroski Tropical: 15%
  • Pascual Tropical: 7%
  • Pascual Zero Tropical: 7%

Porcentaje de zumo que posee cada producto.

Después de la leche, nada eches 

Existe la creencia popular de que después de beber leche no se debe tomar nada (por ejemplo, yogur, queso, fruta o zumo) porque eso hace que “se corte” en el estómago y nos siente mal. Sin embargo, es un mito sin fundamento. De hecho, la leche se corta en el estómago cada vez que la bebemos, debido a la acidez del jugo gástrico, pero eso no la hace perjudicial.

Si asociamos ese proceso del “cortado” con efectos adversos sobre la salud es porque cuando la leche se estropea (por ejemplo, si la dejamos fuera del frigorífico), en ella se desarrollan bacterias que fermentan la lactosa (el azúcar de la leche), provocando un descenso del pH (un aumento de la acidez). Eso hace que las proteínas se desestabilicen y se unan entre sí, formando grumos. Decimos entonces que la leche se ha cortado.

Entre esas bacterias, algunas pueden ser patógenas y provocarnos enfermedades. Por eso asociamos ese proceso con efectos perjudiciales para la salud. Sin embargo, parte de esas bacterias son inocuas, o incluso beneficiosas, como las que utilizamos para elaborar un yogur o un queso, que a grandes rasgos, se fabrican precisamente a base de “leche cortada”.

La pregunta es obvia: ¿cómo se consigue elaborar una bebida a base de leche y zumo sin que esta se corte? Para ello se utilizan estabilizantes, concretamente pectina, un compuesto presente de forma natural en muchas frutas (por ejemplo, en la piel de la naranja), que “protege” las proteínas de la leche frente a esa bajada del pH.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones