Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Telefonía fija : A pesar de la competencia, se mantienen las grandes diferencias en las tarifas

El monopolio de Telefónica, vigente durante más de 70 años, finalizó en 1998, cuando se liberalizó la telefonía fija y Retevisión y Uni2 comenzaron su andadura como operadores de servicios telefónicos. Posteriormente, otras compañías se sumaron al negocio de las telecomunicaciones y en la actualidad son ya alrededor de 25 las empresas (sumando las del cable) que conforman el panorama telefónico de nuestro país

Marcación indirecta vs. marcación directa

Considerando la diferencia de tarifas entre compañías y la conveniencia de cambiar de operador para beneficiarnos siempre del importe más económico, lo más conveniente es contratar los servicios de varias empresas y seleccionar una u otra dependiendo del tipo de llamada y de la franja horaria. Y aquí es donde la marcación indirecta o directa entran en juego. Si deseamos llamar a través de una compañía (que no sea Telefónica) para beneficiarnos de sus ofertas, debemos marcar el prefijo que le corresponda a dicho operador, y a continuación el número del abonado con quien deseemos contactar. Esto es la marcación indirecta. Pero podemos ahorrarnos este paso (y además no correr el riesgo de olvidar marcar el prefijo) y optar por la marcación directa o preasignación, que no exige que marquemos el prefijo de la compañía elegida cada vez que realizamos una llamada, ya que queda preseleccionada. Así, si hemos contratado los servicios de varias compañías (muy aconsejable porque la gran mayoría no cobran cuota de conexión ni cuota mensual, sólo los minutos hablados) y nos decantamos por Sinpletel, por ejemplo, para la marcación directa, podremos utilizar otras empresas si son más económicas en determinadas franjas horarias o tipos de llamada.

Para ello bastará con marcar el prefijo de la otra compañía para esa llamada concreta. Se trata, pues, de que el usuario seleccione, en cada tipo de llamada, la empresa con tarifa más económica. Activar la marcación directa es sencillo y sale gratis: basta con indicárselo a la compañía que nos interesa. Excepto Movistar, disponen de esta opción todas las operadoras (aunque, por el momento Airtel la ofrece sólo a empresas).

Otra novedad en algunas empresas ha sido la supresión del coste del establecimiento de llamada, que Telefónica tradicionalmente ha cobrado. Airtel, Aló, Movistar, BT y Retevisión también se embolsan una cantidad (10 ó 15 pesetas) por este concepto, aunque en las dos últimas operadoras depende del plan contratado (algunos no incorporan coste por establecimiento de llamada).

Fin del monopolio de Telefónica

Telefónica perdió el 1 de enero el monopolio de uno de sus principales negocios: las llamadas locales. En esa fecha, venció el plazo dado por la Comisión Europea para que los monopolios de los países miembros tuvieran disponibles sus redes locales para ser utilizadas por el resto de los operadores. Así, Telefónica debe facilitar el acceso a sus competidores al bucle local, el último tramo que une el domicilio del abonado con la central telefónica. A cambio, las operadoras que quieran ofrecer a sus clientes llamadas locales pagarán un alquiler, fijado por el Gobierno, de 2.163 pesetas al mes. Esta cantidad deberá rebajarse a 2.100 ptas. en 2002 y a 2.050 pesetas en 2003. Con la fijación de esta tarifa se ha dado un paso más hacia la liberalización de las llamadas metropolitanas, que suponen el 27% del total del total en España y un 65% del tráfico por minutos cursados, y que se mantenían totalmente en manos de Telefónica.

Jazztel se ha apresurado a ofrecer este tipo de llamadas, adelantándose al plazo inicial de tres meses que se barajó para que el resto de operadoras ofrecieran un servicio integral. Desde el 15 de enero los clientes de Jazztel de Madrid y Barcelona pueden realizar llamadas metropolitanas mientras que los usuarios del resto del país deben esperar hasta el 22 de enero. Aunque, aparentemente, las tarifas de Jazztel y Telefónica no se diferencian demasiado, Telefónica cobra 15 pesetas por establecimiento de llamada, mientras que a Jazztel no recibe cantidad alguna por ese concepto. Ambas empresas cobran 11,4 pesetas (más IVA) por una llamada local (de fijo a fijo) de menos de 160 segundos, entre las 8 y las 18 horas. Después, cada minuto adicional cuesta con Jazztel 3,8 pesetas y con Telefónica 4 pesetas (en ambos casos, más IVA), pero a la tarifa de Telefónica hay que sumarle el establecimiento de llamada. Las tarifas a partir de las 18 hasta las 8 horas y de fines de semana son también similares: 1,56 pesetas por minuto en Jazztel y 1,64 pesetas en Telefónica, en ambos casos más IVA . El resto de las compañías ofrecerá llamadas locales en marzo o abril, a más tardar.

Si todo ocurre conforme se prevé, al igual que ha sucedido en otros países los competidores de Telefónica “tirarán” los precios para captar clientes.

Llamadas fijo-móvil, más baratas

El pasado diciembre, Telefónica Móviles anunció la reducción en un 17% de media del precio de terminación (la contraprestación que recibe de los otros operadores, su competencia, por usar sus infraestructuras) en las llamadas a los móviles de Movistar y MoviLine. Esta medida redundará en un ahorro significativo para el usuario que llame desde un fijo a un móvil de Telefónica, aunque es de esperar que el resto de los operadores rebajen también sus tarifas.

La reducción en el precio que Telefónica cobra al resto de los operadores fijos cuando mediante ellos se realiza una llamada de fijo a un móvil de Telefónica se articulará en dos fases, y permitirá que el precio final para los usuarios disminuya en un porcentaje igual o superior al 13%. Se espera que el 30 de abril, la rebaja será efectiva.

Operadoras regionales por cable

Se trata de compañías que ofrecen telecomunicaciones por cable de fibra óptica (un hilo de vidrio, flexible y delgado, capaz de guiar un rayo de luz), compitiendo regionalmente con Telefónica. La fibra óptica permite ofrecer servicios de telecomunicaciones de gran capacidad (telefonía fija, Internet y televisión).

Entre otras ventaja del cable cabe destacar una mayor capacidad de transporte de información, una mejora de la calidad de recepción y un proceso de trasmisión de mayor rapidez que el de cualquier sistema convencional. El mercado de la telefonía fija cuenta ya con 14 compañías que ofrecen telecomunicaciones por cable regionalmente.

La principal diferencia de estos operadores con los tradicionales radica en sus ofertas conjuntas que suelen incluir precios de saldo si se contrata un mix de servicios con telefonía-Internet-televisión. Además, son las únicas compañías que, con la excepción de Telefónica, dan, de momento, servicio de llamada local. Hasta la fecha, la lista de operadores regionales de cable es la siguiente: Euskaltel (País Vasco), Retena (Navarra), ReteRioja (La Rioja), Madritel (Madrid), Retecal (Castilla y León), Supercable (Andalucía), Canarias Telecom (Canarias), Able (Aragón), ITC y Grupo-R (Galicia), Ono (Albacete, Cádiz, Palma de Mallorca, Murcia y Valencia), Torrent (Valencia), Telecable (Asturias) y Menta (Cataluña).

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones