Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Análisis de las medidas antropométricas de 3.966 personas para conocer la prevalencia de sobrepeso y obesidad abdominal en España : 3 de cada 5 personas de 25 a 64 años sufre exceso de peso

La prevalencia de sobrepeso estimada en la población adulta en España es del 39,6% y la de obesidad, del 21,6%, según la encuesta nutricional de la población española (ENPE) puesta en marcha por la Fundación EROSKI

Conclusiones principales

Principales conclusiones

En España, un IMC alto y un perfil de dieta inadecuada se erigen como los dos principales factores de riesgo a la hora de desarrollar una enfermedad, según un informe elaborado por el Institute for Health Metrics and Evaluation con datos de 2013.

Las conclusiones del estudio ENPE inciden principalmente en el primer aspecto y los resultados no son alentadores. Los investigadores de la encuesta comprobaron que la prevalencia de obesidad general y de obesidad abdominal en España es alta, si bien presenta una distribución desigual entre las distintas comunidades autónomas.

Por ello, insisten en la necesidad de una mejor vigilancia sistemática, especialmente en los grupos de población con mayor riesgo, la implementación de estrategias preventivas de carácter general dirigidas a toda la población y acciones asistenciales específicas para los individuos afectados.

Exceso de peso frecuente

La prevalencia de sobrepeso estimada en la población adulta española entre 25 y 64 años alcanza el 39,3% y es más elevada entre los hombres (46,5% frente al 32,1% de las mujeres). Por su parte, la prevalencia global de obesidad se estima en el 21,6%, también superior en varones (22,8%) que en mujeres (20,5%).

Tanto el sobrepeso como la obesidad aumentan significativamente con la edad en ambos sexos y en todos los grupos analizados la cifra es superior entre los hombres.

Si se suman las proporciones de prevalencia de sobrepeso y obesidad, el total entre la población adulta española de 25 a 64 años es del 60,9%: el 69,3% los varones y el 52,6% las mujeres. Y, en concreto, la prevalencia de valores de IMC igual o superior a 35 se estima en el 5,2% y alcanza el 6,9% en el grupo de 55-64 años.

Por comunidad autónoma, las tasas de obesidad más altas se encuentran en Asturias (25,7%), en Galicia (24,9%) y en Andalucía (24,4%), mientras que las tasas más bajas se observan en Islas Baleares (10,5%), Cataluña (15,5%) y País Vasco (16,8%).

Prevalencia de obesidad abdominal

La obesidad abdominal puede medirse en función de diferentes criterios. En primer lugar, si se tiene en cuenta el perímetro de la cintura, se estima que un 33,4% de la población con una edad entre 25 y 64 años tiene obesidad abdominal, es decir, su cintura supera los 102 cm si es hombre y los 88 cm si es mujer. Por sexos, afecta al 43,3% de las mujeres y al 23,3% de los hombres.

Estas cifras son muy superiores si se utiliza como criterio el índice de cintura cadera: en varones más del 0,90 y en mujeres, mayor que el 0,85. Así, la proporción de personas entrevistadas con obesidad abdominal alcanzarían el 64,5%.

También son elevadas si se tiene en cuenta el índice de cintura-talla. En este caso, si se sitúa el punto de corte en 0,55, la proporción es del 69,7%; y si se ubica en el 0,55, la cifra se reduce hasta el 44,4%.

La mayoría de las personas con obesidad abdominal, padecen también sobrepeso u obesidad, es decir, tienen un IMC igual o superior a 25. Teniendo en cuenta el criterio de perímetro de cadera, la proporción es de 90%. Si se usa el de cadera-cintura, la cifra baja hasta el 72,5% y si se usa el de cintura-talla está entre el 81,8% y el 89,8%.

Peso y talla

Entre los varones, el peso aumenta significativamente entre el grupo de 25-34 años y el siguiente intervalo de edad, 35-44 años. En concreto, la media va de los 80,3 kg a los 82,6 kg. Por su parte, entre las mujeres la tendencia es similar, aunque el incremento se produce a medida que avanza la edad. El promedio sube desde los 63,5 kg hasta los 70,6 kg.

En cuanto a la talla, esta medida disminuye progresivamente con la edad, tanto en hombres como en mujeres: ellos pasan de un promedio de 175,7 cm a 169,9 cm y ellas, de 162,2 cm a 158,6 cm.

Por último, los valores medios de las circunferencias de cintura y cadera muestran un aumento importante con la edad, tanto en varones (la cintura va desde los 88,7 a los 99,7 cm y la cadera empieza en los 97,8 hasta los 103,5 cm) como en mujeres (en cintura va de 79,9 a 91,8 cm y en cadera empieza en 97,9 a 104,9 cm).

Índices crecientes

El crecimiento de las medidas de acuerdo con el aumento de edad, también influye en el resultado de los índices. Por tanto, crece la media de IMC (un 10% ellos y un 15% ellas) y también el índice medio de adiposidad corporal o IAC (tanto en hombres como en mujeres, un 18%).

La tendencia es igual en los índices de cintura-cadera y cintura-talla. Tanto en hombres como en mujeres aumenta en función de la edad: el de cadera sube en torno a un 6% en ambos sexos y el de talla, un 16% en los hombres y un 18% en las mujeres.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones