Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

^

HELADOS: PON LÍMITE A LA TENTACIÓN

¿MEJOR DE HIELO O DE LECHE? LOS HELADOS SIGUEN SIENDO LOS REYES DE LA ÉPOCA ESTIVAL, PERO A PESAR DE SU POPULARIDAD, RESULTAN GRANDES DESCONOCIDOS PARA EL GRAN PÚBLICO.

 

El consumo de helados está cada vez más repartido a lo largo del año, aunque sigue siendo marcadamente estacional. Como es sabido, estos productos se asocian sobre todo a la época estival, cuando muchas personas los eligen para tratar de combatir el calor, especialmente en playas, piscinas y otros lugares al aire libre. Eso sí, aunque sea uno de los productos que más se comen fuera de casa, es dentro del hogar donde reside la mayor parte del consumo, concretamente el 83%, según el Informe del Consumo de Alimentación en España del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, correspondiente al año 2017.

En este estudio se indica, además, que cada persona ingiere 3,9 kilogramos o litros de helado al año, aunque otros informes, como el de la Asociación Internacional de Productos Lácteos, hablan de cifras superiores, en torno a 6 kilogramos o litros. Lo cierto es que, cuando se trata de cuantificar el consumo de helados, resulta difícil hacer una valoración y comparar estadísticas, debido sobre todo a que no siempre hay uniformidad de criterios.

Así, en algunos estudios las cifras se expresan en litros, mientras que otros las ofrecen en kilogramos, algo que en este caso tiene una gran relevancia porque, como veremos más adelante, la densidad de los helados varía mucho en función de sus ingredientes y de su estructura, de manera que podemos estar ante un producto muy voluminoso pero de poco peso y viceversa. Otro aspecto importante es que existen diferentes tipos de helado y no siempre se tienen todos en cuenta a la hora de evaluar su consumo.

NO TODOS LOS HELADOS SON IGUALES.

 

Llegados a este punto, toca presentar las diferentes categorías de helados que establece la legislación española. Concretamente son seis, y conocer sus características puede ayudarnos a hacer una mejor elección:

  • Helado de crema. Se elabora con materia grasa de origen lácteo, como nata o mantequilla (al menos un 8%) y con proteínas lácteas (al menos un 2,5%). Dentro de esta categoría se encuentran el bombón Nuii almendrado y las tarrinas Magnum Almond y Häagen-Dazs.
  • Helado de leche. Se elabora con este ingrediente y debe contener, al menos, un 2,5% de materia grasa láctea y un 6% de extracto seco magro lácteo (por ejemplo, proteínas lácteas).
  • Helado de leche desnatada. Es como el anterior, pero se elabora con leche desnatada. Debe contener como máximo un 0,3% de materia grasa láctea y, como mínimo, un 6% de extracto seco magro lácteo.
  • Helado. Se elabora con proteínas lácteas y con materia grasa que puede ser de diferente origen (normalmente se emplean grasas o aceites vegetales, principalmente de coco, a las que a veces se añaden otras de origen lácteo, como la mantequilla) y que tiene que estar en una proporción de, al menos, el 5%. La mayoría de los helados que podemos encontrar en los supermercados se encuentran dentro de esta categoría, así como la gran mayoría de los que se analizaron para la elaboración de esta guía.
  • Helado de agua. Contiene como mínimo un 12% de extracto seco total o, dicho de otra forma, como máximo un 78% de agua. En esta categoría está Colajet, Frigo Chuches y Fruit Pops naranja-limón de Eroski.
  • Sorbete. Contiene como mínimo un 15% de frutas y un 20% de extracto seco total, es decir, como mucho un 80% de agua. Dentro de esta categoría se encuentra el Sorbete de limón de Eroski.

Para entender mejor de qué estamos hablando podemos clasificar los helados en otros dos grandes grupos. El primero englobaría los helados de agua y los sorbetes. Ambos están elaborados principalmente a partir de agua, azúcar, jarabe de glucosa y estabilizantes, aunque los sorbetes incluyen además zumo o fruta.

A partir de esta mezcla base se añaden otros ingredientes como aromas o colorantes. En el segundo grupo se incluirían los helados elaborados a partir de leche, compuestos básicamente por leche, azúcar, jarabe de glucosa, materia grasa, estabilizantes y emulgentes. A estos se suelen añadir otros ingredientes o elementos, como colorantes, aromas (por ejemplo, de vainilla), frutos secos, zumos, frutas, chocolate o galleta.

ANÁLISIS

  Para elaborar esta guía se analizaron 24 helados de marcas líderes en el sector, que se agruparon en siete categorías: tarrinas de formato familiar (Carte D'Or de vainilla y Carte D'Or de yogur con frutas del bosque, de Frigo, y Sorbete de limón de Eroski); tarrinas medianas (Magnum Almond y Magnum Double Chocolate Deluxe, de Frigo, Häagen-Dazs de nuez de macadamia, de General Mills); tipo bombón (Magnum Mini surtido y Magnum Double Chocolate, de Frigo, Oreo y Nuii almendrado, de Froneri, y Bombón almendrado de Eroski); tipo cono (Cornetto clásico de Frigo, Extreme tres chocolates de Nestlé y Sabor a nata de Eroski); tipo sándwich (Maxibon de Nestlé, Oreo de Froneri y Cono de nata de Eroski); infantil (Colajet y Pirulo Mikolápiz, de Nestlé, Frigo Chuches de Frigo y Fruit Pops naranja y limón de Eroski); y una última categoría en la que se incluyeron productos a los que se ha eliminado algún componente, como Mini bombón de almendras sin azúcares añadidos y Mini bombón sin lactosa, ambos de Eroski, y Mini cono de vainilla sin azúcar de Nestlé. A la hora de analizar todos estos helados se tuvieron en cuenta características como los ingredientes utilizados, el perfil nutricional, el precio o la información que ofrecen en el etiquetado.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto