Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Actualidad y ocio > Tema de portada

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

EL RECREO YA NO ES LO QUE ERA

EL CRECIENTE INTERÉS POR LA VIDA SANA HA TRANSFORMADO EL PICOTEO DE MEDIA MAÑANA DE LOS NIÑOS. FRENTE A LOS BOCADILLOS Y ZUMOS DEL PASADO, GANAN TERRENO LOS SÁNDWICHES INTEGRALES Y LA FRUTA. ANALIZAMOS QUÉ TIENEN DE BUENO Y DE MALO LOS TENTEMPIÉS DE AYER Y DE HOY.

Educando en hábitos saludables

 

Es razonable albergar la sospecha de que alejar a los niños de un almuerzo poco saludable hará que se atiborren de zumos y chuches fuera del centro escolar. Pero se ha demostrado que no es así. En 2009, investigadores estadounidenses convencieron a los alumnos de tres colegios para que dejaran de consumir bocadillos y refrescos, mientras que no dieron directriz alguna a los alumnos de otros tres colegios. Como revelan los resultados publicados en Health Education and Behaiour, al término del experimento, los alumnos a quienes se les habían retirado los aperitivos menos recomendables admitieron que no habían tenido un consumo compensatorio de estos en el hogar.

Un piscolabis sano educa al niño en los hábitos saludables y acostumbra su sentido del gusto a comidas que ayudan a cuidar su organismo. "Sabemos que a los niños les cuestan comer ciertos alimentos y aceptan mejor otros. Eso hay que tenerlo en cuenta", dice Juana María González Prada, dietista-nutricionista. "El apetito está relacionado con saber identificar el alimento, que te guste verlo, la textura... Las comida tiene que estar rica. Con el sentido del gusto se nace, pero también se educa", concluye. Estos hábitos influyen directamente en la tasa de sobrepeso y obesidad infantil.

Es responsabilidad de los padres que los niños lleven una alimentación saludable, pero en casas donde se come mal, los menores comen mal. "En general, los niños que proceden de hogares donde se consumen muchos alimentos ultraprocesados, van a llevar al colegio bollería industrial o galletas, y van a tener tasas de obesidad más altas", explica Andrea Marqués. Es de esperar que la tendencia contraria, la de unos padres cada vez más informados y preocupados por la vida sana, termine imponiéndose. Más aún en España, donde el apego a la dieta mediterránea debería garantizar una alimentación sana y equilibrada.

CINCO 'SNACKS' DE MENOS DE 120 CALORÍAS

La nutricionista Andrea Marqués aporta cinco opciones bajas en calorías. Podrían combinarse dos o tres de ellas para conseguir una media mañana saludable de menos de 200 calorías:

  • Seis u ocho tomatitos cherry: 20 Kcal.

  • Dos mandarinas: 80 Kcal

  • Dos porciones de chocolate negro (70% de cacao o más): 92 Kcal.

  • Un puñado de almendras o nueces: 120 Kcal.

  • Un yogur natural: 73 Kcal.

CÓMO MEJORAR LOS TENTEMPIÉS CLÁSICOS

Muchos de estos almuerzos han acompañado a los niños durante décadas. Sin embargo, no siempre son la opción más recomendable. Te proponemos cinco alternativas saludables.

  • Bocadillo de mortadela. Esta opción tiene un alto contenido en grasas saturadas (precursoras de colesterol) y en calorías (266 Kcal/100 g de mortadela)

  • Medio sándwich vegetal con pan integral. Con esta variedad aportamos micronutrientes (vitaminas y minerales) y fibra, que perderíamos con el pan blanco.

  • Bollería industrial. Contiene gran cantidad de grasas saturadas y azúcares. La mayoría de estos productos posee una media de 450 calorías por 100 g, y pueden llegar a las 600

  • Galletas o bollería caseras. Elaborar estos productos en el hogar te asegura emplear grasas saludables, como aceite de oliva. Además, puedes añadirle fruta y frutos secos.

  • Zumo envasado. Aunque hay productos más saludables que otros (como los 100% exprimidos), la mayoría de los zumos envasados y néctares llevan gran cantidad de azúcares

  • Pieza de fruta. Si quieres que tu hijo disfrute de todos los beneficios de la fruta, la mejor opción es la fresca. Baja en calorías y rica en vitaminas y minerales.

  • Bollería con chocolate. Posee un elevado contenido en grasa saturada, calorías y azúcares añadidos. Un dónut, por ejemplo, contiene 200 Kcal, 21 g de azúcar y 12 g de grasa

  • Bocadillo de pan integral con chocolate negro. Si se quiere disfrutar del cacao, la mejor opción pasa por unir pan integral con unas onzas de chocolate negro: cuanto más puro, mejor.

  • Lácteo bebible. Alto contenido de azúcar e hidratos de carbono de absorción rápida. Además, su efecto saciante es inferior a otros productos, por lo que el niño seguirá teniendo apetito

  • Trozo de queso. Si eliges un lácteo, apuesta por un trozo de queso. Para acompañar, unos colines integrales. Otra alternativa es queso fresco con un puñado de frutos secos.

¿QUÉ COMEN LOS NIÑOS EN EL ALMUERZO?

 
  • 34% bocadillo/sándwich
  • 27% no come nada
  • 21% bolsas de snacks
  • 15% bollería
  • 7% fruta
  • 6% caramelos/golosinas
  • 1% lácteos

(Los porcentajes no suman 100% porque algunos niños comen varias cosas)

Fuente: Tendencias nutricionales en el horario de recreo en alumnos de ESO y Bachillerato, de Jorge Granda Álvarez. Universidad Politécnica de Madrid, 2015

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto