Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Actualidad y ocio > Tema de portada

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

PISOS TURÍSTICOS: LOS VECINOS ESTÁN DE PASO

Han cambiado el rostro en las zonas más céntricas de las ciudades: la subida de los precios del alquiler, el cierre de los comercios tradicionales y la masificación tienen mucho que ver con los apartamentos de vacaciones. Radiografiamos una moda que ha reescrito los planes de veraneo y la convivencia de propietarios, viajeros y vecinos.

 

El neologismo aún no se ha asentado en las páginas de la RAE, pero se acepta como adaptación del inglés gentrification: proceso mediante el cual la población original de un barrio céntrico y popular, es poco a poco desplazada por otra de un nivel adquisitivo mayor. "Representa despedirse de las mercerías, de las carnicerías, farmacias y fruterías y dar la bienvenida a tiendas de souvenirs, si se tiene suerte, ya que en la mayoría de los casos son sustituidas por bares y restaurantes con terrazas", explica José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de la patronal turística Exceltur. La gentrificación es una de las consecuencias directas de la proliferación de pisos turísticos, que desde hace unos años afecta a los barrios más céntricos e históricos de las ciudades.

En España hay muchos, para algunos quizás demasiados. Según un informe de Exceltur, el número de este tipo de viviendas se duplicó en menos de un año: de 10.000 alojamientos con 37.000 camas en 2015, a 20.000 con 74.000 camas en 2016. Y las cifras siguen creciendo: las plataformas más conocidas, Rentalia o Airbnb, reflejan el éxito de estas propuestas vacacionales. Para el usuario resulta atractivo alojarse en el centro de las ciudades, con las comodidades del hogar y a buen precio. "El turista busca una manera de viajar local, personal y auténtica", cuentan en Airbnb. "Vivir experiencias más genuinas, al margen del turismo de masas". Según esta plataforma, el propietario, con este tipo de transacción, "obtiene en general, del 5% al 20% más de rentabilidad que si dedicase su casa a un alquiler al uso, de larga duración. El anfitrión tipico ganó el año pasado 3.400 euros mensuales". Almudena Ucha, directora de Rentalia, maneja otro dato: "Miles de familas han conseguido pagar sus hipotecas en los peores años de la crisis gracias al alquiler vacacional".

¿Qué sucede en otras ciudades del planeta?

  • Ámsterdam. Limitación del alquiler a 60 días al año, aunque desde el 1 de enero serán 30 días.
  • París. Limitación del alquiler a 120 días.
  • Londres. Limitación de 90 días prorrogables si la vivienda obtiene una licencia profesional.
  • Roma. Las casas de menos de 30 m2 no pueden ser utilizadas.
  • Berlín. El alquiler vacacional está prohibido desde hace dos años, aunque se espera que se vuelva a legalizar este verano.
  • San Francisco. Límite del alquiler a 90 días al año. Si la casa es la residencia del propietario durante al menos nueve meses al año, se permite el alquiler. Para segundas residencias, el periodo mínimo de alquiler es de 30 días seguidos (como un arrendamiento normal).
  • Nueva York. Prohíbe los alquileres por menos de 30 días, pero anula esa prohibición si el alquiler es por habitaciones y el propietario permanece en la vivienda.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto