Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud

^

5 DIETAS CON LAS QUE SOLO SE PIERDE TIEMPO, DINERO Y SALUD

Nos las venden como fáciles y efectivas. Y a menudo vienen avaladas por personajes famosos o denominaciones pseudocientíficas. Pero los expertos las desestiman: aparte de que no sirven para adelgazar, estos planes pueden provocar problemas físicos y psicológicos. La 'operación silueta', mejor con coherencia.

El pasado enero, la cantante y actriz Demi Lovato se desahogó en Twitter: "He engordado un par de kilos desde que dejé las dietas, pero ya no tengo estrés". La ex chica Disney lo había probado todo para adelgazar, y como resultado se había pasado años luchando contra la bulimia y la ansiedad. Cuando uno toma la difícil decisión de perder peso tiene que poner especial cuidado con la dieta que elige. Son muchas las que nos tientan porque las hace algún famoso o famosa, algún amigo o porque vienen envueltas en un nombre atractivo y engañosamente científico; pero a la hora de la verdad hay que tener en cuenta una prioridad: la alimentación debe ser saludable.

Las llamadas dietas milagro carecen de algunas sustancias y tienen exceso de otras que puede suponer un peligro para la salud. Las dietas extremas y no aptas son muchas más de las que cabría imaginar. Se recomienda no acercarse a ellas ni siquiera a modo de prueba. Por ejemplo, la de la manzana (una de las "diez peores", según el Instituto Médico Europeo de Obesidad, ya que comer solo manzanas, carentes de proteínas, reduciría únicamente masa muscular); la Atkins (puede provocar falta de apetito, estreñimiento, aumento del colesterol e incluso riesgo cardiovascular); la de la sopa (una anemia es lo primero que puede producir, y de ahí en adelante); la de la alcachofa (acelera la pérdida de peso solo porque elimina líquidos del organismo) o la Dukan ("puede comportar desequilibrios nutricionales", según la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria). Desgranamos más en detalle algunas de ellas.

Frío, frío.

El catálogo de invenciones dietéticas es casi infinito. Tiene su límite en la imaginación humana, que no conoce fronteras. Una dieta singular es la del hielo: según su creador, Pierre Dukan, chupar hielo permite quemar calorías "sin malgastar esfuerzos". Aparte de que a esa desatinada declaración no la acompaña ninguna prueba científica, es un método "ineficaz, fraudulento y potencialmente peligroso" para la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas. El agua fría también está detrás de la dieta que exige beber muchos litros de agua fría (el dietistanutricionista Juan Revenga calculó que para que fuese efectiva "deberíamos beber 67,5 litros al día"); pero tomar más de 7,5 litros de agua al día (esté a la temperatura que esté) expone a la persona que los ingiere a padecer una grave condición denominada hiperhidratación, que puede generar la muerte por un exceso de presión en el cerebro. La dieta de los dados no tiene que ver con el frío sino con el azar: es tan fácil como tirar los dados y averiguar qué nos toca comer. Proporciona resultados que se basan en una dieta hipocalórica y equilibrada, pero solo trata el exceso de peso de una forma parcial y puede incurrir en deficiencias de hierro, yodo o vitamina D, o no potenciar la interacción entre nutrientes.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto