Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Actualidad y ocio > Tema de portada

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Encuestados más de 800 responsables del hogar y consumidores de productos lácteos para conocer sus hábitos respecto de este tipo de alimentos y su conocimiento de los sellos de calidad y garantía que portan: Lácteos: se consumen sin conocer su valor

El 91% de los entrevistados asegura que todos los miembros de su familia toman leche o algún otro producto lácteo, pero el 65% de ellos no conoce el sello PLS que llevan los productos lácteos y que certifica su alto valor nutritivo, la identificación de su origen y su sostenibilidad en toda la cadena de valor

Consumo y valor lácteo

Consumo

 

La leche y los productos lácteos están muy presentes en los hogares de los encuestados. De hecho, en el 91% de los casos todos los miembros de la familia toman leche o algún otro producto lácteo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), cada hogar tomó en 2016 una media de 65 litros de leche entera y 104 litros de leche semidescremada y descremada. También tomaron 42 litros de yogures y leches fermentadas, 16 kilos de queso y requesón y 18 kilos de otros productos elaborados con leche, como nata, natillas, arroz con leche, batidos, helados, etc.

En cuanto a la frecuencia por tipo de producto, el 52% de los entrevistados asegura consumir leche varias veces al día, mientras que un 38% lo hace una vez. El resto, un 10%, tan solo toma leche una vez a la semana o con una frecuencia menor, entre 2 y 6 veces por semana.

En el caso de los otros productos lácteos (queso, yogures o similares), las frecuencias bajan un poco. Un 43% asegura tomar este tipo de alimentos varias veces al día y un 35%, una sola vez. Por su parte, uno de cada cinco encuestados dice consumir productos lácteos una vez a la semana o entre 2 y 6 veces a la semana.

Y es que los lácteos son alimentos con excelentes cualidades nutritivas, esenciales para la salud en cada etapa de la vida. La leche, por ejemplo, es rica en proteínas de alta calidad, calcio, vitaminas liposolubles A y D y vitaminas del complejo B. Por su parte, los derivados lácteos (yogur, batido, cuajada, helado, kéfir o queso) son alimentos de fácil digestión y consumo. En ambos casos, se trata de alimentos especialmente importantes en periodos de crecimiento y desarrollo (infancia y adolescencia) y en situaciones fisiológicas concretas (embarazo y lactancia).

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) recomiendan que los niños tomen de 2 a 3 raciones diarias de lácteos (de 200 ml cada una), entre 2 y 4 raciones (de 250 ml cada una) los adultos y 3 raciones al día (también de 250 ml cada una) las personas mayores. Eso sí, el consumo de leche no debe desplazar la ingesta de alimentos de origen vegetal poco procesados, como frutas frescas, hortalizas, frutos secos o legumbres.

Valor del lácteo

La leche es, generalmente, un producto muy apreciado por la población. Según la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE, cada hogar se gastó en 2016 cerca de 52 euros de media en la leche entera y 79 euros en la desnatada.

La calidad nutricional de la leche es lo que principalmente valora el 60% de los encuestados por EROSKI CONSUMER y su sabor el 21%. Otro 9% le da importancia a su origen y un 5%, respectivamente, al precio final y a la forma de producirlo.

Algo similar ocurre con los productos lácteos. Un 52% valora principalmente su calidad nutricional, pero un 34% (una mayor proporción que la de la leche) le da importancia a su sabor. El resto de factores, forma de producirlo, origen y precio final, son fundamentales en este tipo de productos para un 4%, respectivamente.

En este sentido, los entrevistados ponen nota a la influencia de este tipo de factores a la hora de seleccionar y adquirir la leche. En una escala del 1 al 5 (donde 1 es el valor mínimo y 5 el máimo), el sabor y la calidad nutricional obtienen una puntuación media de 4; el origen un 3,5; y la forma de producirlo y el precio final un 3,3. En cuanto a los productos lácteos, las valoraciones medias son iguales.

Sello PLS

En 2013, el MAPAMA firmó un convenio de colaboración con industrias lácteas y empresas de distribución con el objetivo de cooperar en favor del sector lácteo español para lograr un funcionamiento eficiente y sostenible de las cadenas de valor de la leche y los productos lácteos. De esta forma, se buscaba mejorar la percepción del consumidor de los productos lácteos como productos de alto valor nutritivo y calidad, y garantizar la sostenibilidad a largo plazo del sector.

Entre otras medidas, se creó el sello PLS ("Productos Lácteos Sostenibles"), que aúna los conceptos de origen, sostenibilidad y transparencia para el consumidor. Por un lado, la industria láctea se comprometía a identificar el origen español de la leche en los envases en los que figurase el logotipo PLS. Por otra parte, las empresas de distribución alimentaria desarrollarían actuaciones destinadas a mejorar la percepción del consumidor respecto de los productos lácteos, como productos de alto valor nutritivo y de calidad. Y, por último, el MAPAMA se comprometía a dar a conocer el programa "Productos Lácteos Sostenibles".

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto