Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Actualidad y ocio > Tema de portada

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Estudio documental sobre los hábitos insanos (en alimentación, actividad física, consumo de sustancias tóxicas y automedicación) de la población española: Hábitos insanos: caminar hacia la pérdida de calidad de vida

La población española tiene una salud nutricional mejorable, un perfil de ingesta de energía desequilibrado y una vida cada vez más sedentaria

Tipo de dieta e ingesta energética

Adherencia a la Dieta Mediterránea

 

La OMS asegura que mantener una dieta saludable ayuda a protegerse, entre otras cosas, de las enfermedades no transmisibles como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer.

En nuestro país, la referencia es la Dieta Mediterránea, cuyos beneficios proceden del consumo habitual de alimentos cardiosaludables como frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos, pescado o aceite de oliva virgen o virgen extra.

Aun así, son muchas las voces que alertan del abandono de la Dieta Mediterránea. Y es especialmente la población más joven la que deja de lado este tipo de patrón alimentario y se inclina más por una dieta caracterizada por productos industriales, comida rápida, precocinados, bollería o snacks y con un consumo insuficiente de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos, pescado o aceite de oliva virgen o virgen extra.

Así, una dieta desequilibrada se relaciona con enfermedades como la hipertensión, la obesidad, la diabetes, dolencias cardiovasculares, trastornos de la conducta alimentaria e incluso ciertos tipos de cáncer. Si bien no hay una relación directa de causa-efecto, sí es uno de los factores que puede contribuir a aumentar el riesgo de que estas enfermedades se desarrollen.

Ingesta energética

La FEN, a través del estudio científico ANIBES (Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España), analizó en 2013 el balance energético y sus determinantes en nuestro país. Así, se comprobó que la media de ingesta de energía por persona y día en España es de 1.810 kcal al día. Por sexos, los hombres ingieren una media de 1.957 kcal cada día y las mujeres de 1.660.

En función de la edad, cada niño de entre 9 y 12 años toma una media al día de 1.960 kcal, cada adolescente de 13 a 17 años consume 2.018 kcal, cada adulto de entre 18 y 64 toma 1.816 kcal y cada mayor de 65 a 75 años ingiere al día 1.618 kcal.

En este estudio, la FEN comprobó que ninguno de los grupos de edad analizados en España alcanzaba las recomendaciones de energía: los niños solo cubrían en torno al 82% de esas recomendaciones, los adolescentes el 76%; entre los adultos, el 69% ellas y el 79% ellos; y en las personas con mayor de edad, un 74% ellos y un 79% ellas. Aun así, la investigación recuerda que estas recomendaciones son genéricas y que conviene valorarlas de forma individual.

Desequilibrio

En líneas generales, el estudio ANIBES establece que la población española tiene un perfil de ingesta de energía desequilibrado:

  • La proporción de proteínas consumidas es del 17% de la ingesta total, cuando según la EFSA el límite recomendado es del 15%.
  • La proporción de grasas ingeridas es del 38% de la ingesta total, frente a la horquilla de entre el 20% y el 35% que maneja la EFSA. Además, la OMS aconseja que la energía consumida a través de ácidos grasos saturados (AGS) no supere el 10% y, según ANIBES, la población española toma casi un 12%. Aun así, se destaca positivamente de entre los patrones de nuestra dieta el alto consumo de ácidos grasos monoinsaturados (un 17%), que se debe principalmente al uso habitual del aceite de oliva (con efectos cardioprotectores).
  • La proporción de hidratos de carbono ingeridos se encuentra en el 41% y la EFSA establece su recomendación entre el 45% y el 60% del total de la ingesta de energía. En materia de azúcares, la población española consume un 17% del total de la ingesta de energía diaria. La EFSA establece el 18% o 90 g al día para un consumo medio de 2.000 kcal cada día.

Además, el estudio científico ANIBES comprobó que, por regla general, las cinco fuentes principales de energía diaria eran, por orden, el pan (suponía un 12%), el aceite de oliva (9%), las carnes (el 9%), la bollería y la pastelería (7%) y los embutidos y productos cárnicos (un 6%).

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto