Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Actualidad y ocio > Tema de portada

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Análisis documental para conocer la prevalencia de los trastornos de la conducta alimentaria o TCA y su presencia en Internet: TCA: cuando la alimentación se convierte en una enemiga

En España, la prevalencia de este tipo de trastornos se sitúa entre el 4,1% y el 6,4%, que afecta en su mayoría a mujeres adolescentes

Los peligros de Internet

Internet y TCA

 

Eugenia Cooney es una joven youtuber estadounidense que recientemente ha generado polémica en la Red por su apariencia. En su vídeos, relacionados con temas de belleza, muestra una extrema delgadez, lo que ha provocado incluso una petición en la plataforma de Change.org para cerrar su canal de Youtube.

Sin embargo, no es el único caso que circula por la web. Es más, al otro lado de las pantallas existen multitud de jóvenes anónimos que acceden a páginas (ya sean blogs, foros, chats, etc.) que hacen apología de la anorexia y la bulimia (las llamadas pro-ana y pro-mia) y en las que se presentan estas enfermedades como estilos de vida. De hecho, se les nombra como si fueran dos amigas: Ana para la anorexia y Mia para la bulimia.

El problema con estas webs es que publicarlas en la Red no es delito y no hay ninguna ley que regule este tipo de contenidos, tal y como explica Raquel Font, periodista especializada sobre temas socioeducativos, en un artículo publicado el pasado noviembre de 2016 en la web de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) y titulado "Las redes sociales fomentan en la sombra la anorexia y la bulimia".

Precisamente, ACAB e IQUA publicaron en 2011 un "Informe sobre la difusión y proliferación de contenidos de apología de la anorexia y la bulimia en la Red (2010)" con el objetivo de alertar a la población sobre la necesidad de frenar el incremento de este tipo de contenidos peligrosos para la salud de los menores.

La investigación describe en datos una situación alarmante. Por un lado, señala que en un buscador como Google aparecían alrededor de 500.000 páginas proanorexia y probulimia en menos de un segundo. Aseguran que el 75% de las personas que consultaban este tipo de contenidos en Internet son menores de edad y describen el perfil de estos usuarios: "mayoritariamente chicas (95%) que desean adelgazar a cualquier precio".

Redes sociales y TCA

Por supuesto, las redes sociales no escapan a este problema. Según el informe de ACAB e IQUA, la apología de la anorexia y de la bulimia prolifera considerablemente a través de este tipo de plataformas: Facebook, Twitter o Instagram.

Precisamente, el Servicio Especializado en Trastornos de la Conducta Alimentaria (SETCA) apunta que "las pacientes de trastornos alimenticios, anorexia y bulimia, han encontrado en esta red social (Instagram) el lugar perfecto para compartir sus experiencias, consejos, trucos, retos y 'siluetas' con otras enfermas que las entiendan y las aplaudan".

Según Font, Instagram es "la red de moda entre los que promueven desórdenes alimenticios" y destaca que más de 4,5 millones de fotos colgadas en esta plataforma llevan la etiqueta #anorexia. También indica otros hashtag como #A4Paperchalleger o #iphonechallenge, que proponen retos que fomentan la delgadez extrema, como que la cintura sea más estrecha que una hoja DIN A4 o que las dos rodillas juntas sean más estrechas que un iPhone 6.

¿Qué hacer?

 

Conviene estar atentos a los signos de alarma, ya que las personas que sufren este tipo de trastornos no lo reconocen. Desde Asociación contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB) se recuerda que es fundamental "ser honesto, directo y comprensivo" y explicar a la persona afectada lo que se ha notado. Añaden que se puede sugerir ayuda profesional y ofrecerse para acompañarlo.

Es importante saber que para diagnosticar este tipo de enfermedades es fundamental que un profesional de la salud mental evalúe a la persona que puede estar padeciéndola. Así, ante todo, en estos casos es importante no encontrarse solo ante un problema de tal magnitud, de ahí la importancia del apoyo familiar, la implicación y el soporte emocional. Según ACAB, "la clave está en hacerle sentir nuestro soporte".

Con todo, ACAB destaca una serie de señales que pueden advertir de la presencia de un trastorno de la conducta alimentaria o TCA.

En la alimentación:

  • Utilización injustificada de dietas restrictivas.
  • Estado de preocupación constante por la comida.
  • Interés exagerado por recetas de cocina.
  • Sentimiento de culpa por haber comido.
  • Comportamiento alimentario extraño (velocidad ingesta, comer derecho, etc.).
  • Levantarse de la mesa y encerrarse en el baño después de cada comida.
  • Aumento de la frecuencia y cantidad de tiempo que está en el baño.
  • Evitar comidas en familia.
  • Rapidez con la que se acaba la comida de casa.
  • Encontrar comida escondida, por ejemplo, en su habitación.
  • Encontrar grandes cantidades de restos de comida, envoltorios, etc. en su habitación o en la basura.

En el peso:

  • Pérdida de peso injustificada.
  • Miedo y rechazo exagerado al sobrepeso.
  • Práctica de ejercicio físico de forma compulsiva con el único objetivo de adelgazar.
  • Práctica del vómito autoinducido.
  • Consumo de laxantes y diuréticos.
  • Amenorrea (desaparición del ciclo menstrual durante, como mínimo, 3 meses consecutivos) si es mujer, como síntoma debido a la desnutrición.
  • Otros síntomas físicos debidos a la desnutrición: frío en las manos y pies, sequedad de la piel, estreñimiento, palidez o mareos, caída de cabello, etc.

En la imagen corporal:

  • Percepción errónea de tener un cuerpo grueso.
  • Intentos de esconder el cuerpo con ropa ancha, por ejemplo.

En el comportamiento:

 
  • Alteración del rendimiento académico o laboral.
  • Aislamiento progresivo.
  • Aumento de la irritabilidad y la agresividad.
  • Aumento de los síntomas depresivos o la ansiedad.
  • Comportamientos manipuladores y mentiras.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto