Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

Λ

Guía de compra: atún y bonito en conserva: Atún y bonito en conserva: todo lo bueno del mar en lata

Estos túnidos tienen una elevada cantidad de proteínas de alto valor biológico y también de grasa rica en omega-3, que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre

 

El pescado azul, por su composición nutricional, es un gran aliado para la buena salud. Dentro de todas las variedades, el atún y el bonito ocupan el primer escalafón de preferencia y consumo en nuestro país. Sin duda, el pescado azul es una "joya nutricional" y se convierte en un alimento casi perfecto para incluirlo en cualquier tipo de dieta.

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y al omega-3 que contiene, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en los países occidentales. Otra característica por la que destacan los túnidos es por su alto contenido de proteínas de alto valor biológico, superior a casi todos los pescados y a las carnes. Además, este pescado es buena fuente de minerales como el fósforo y el selenio, y contiene vitaminas del grupo B. Todos estos son micronutrientes fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro metabolismo.

Sus desventajas nutricionales, de las que también hablaremos en esta guía, pasan por su contenido en mercurio -consecuencia de la contaminación ambiental- y su contenido en sodio, elevado en el caso de las conservas, aunque no en todas.

Industria conservera

 

Las conservas tienen más de 200 años de historia. En 1810, Nicolas Appert ideó una botella de vidrio cerrada herméticamente en la que se podía llevar comida. La intención era tener alimentos en buen estado para comer en los frentes de guerra, pero el vidrio no resultó ser la mejor opción por su fragilidad.

Fue Peter Duran quien ese mismo año patentó la lata de conserva. Aunque parezca una broma de mal gusto, se inventó la lata, pero no se ideó un sistema de apertura, con lo que no quedaba más remedio que golpearlas con martillos, piedras, cuchillos o incluso las navajas de las bayonetas para abrirlas. No fue hasta 1855 cuando Ezra J. Warner inventó el primer abrelatas.

En la actualidad, España, Tailandia y Estados Unidos son los tres países con la industria conservera más fuerte del mundo. Según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados (ANFACO-CECOPESCA), en el primer trimestre de 2016, España ha exportado más de 23.000 toneladas de atún por un valor superior a los 100 millones de euros. Todo ello sin tener en cuenta el resto de conservas, como la sepia, el pulpo, las anchoas o los mejillones. Las conservas de túnidos representan más del 67% del volumen de ventas del sector.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto