Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Actualidad y ocio > Tema de portada

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

ENCUESTADAS MÁS DE 1.500 PERSONAS MAYORES DE 16 AÑOS PARA CONOCER SU COMPORTAMIENTO CON RESPECTO A LA INFORMACIÓN ALIMENTARIA QUE SE LE FACILITA A TRAVÉS DE LOS ALIMENTOS: Etiquetado de alimentos: novedades que pasan inadvertidas

Un 63% de los consumidores consultados no ha percibido los cambios introducidos por la normativa europea

 

La información nutricional ha dejado de ser voluntaria y ha subido de categoría. Desde diciembre de 2016, el Reglamento 1169/2011 obligará a incluirla en todos los productos alimenticios, incluidos aquellos que producen empresas de catering y los comercializados a distancia.

Y ¿a qué tipo de datos se refiere? Al número de calorías o a la cantidad de carbohidratos de carbono, azúcares, proteínas, sal o grasas saturadas; información que se debe expresar por 100 gramos o 100 mililitros. Además, la etiqueta debe ofrecer la cantidad diaria que es recomendable tomar de un nutriente determinado, lo que permite calcular cuánto se está consumiendo y lo que falta para llegar a la cifra aconsejada.

Pero la información nutricional no es el único aspecto del etiquetado que va a cambiar. La nueva reglamentación lleva incorporando novedades desde hace poco más de un año, con el fin de lograr un etiquetado más claro. Algunas de ellas son el tamaño de la letra, la procedencia de la materia prima y la introducción de la información sobre alérgenos en la lista de ingredientes.

La introducción de estas modificaciones ha llevado a HISPACOOP (la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios a la que pertenece EROSKI) a estudiar el comportamiento de los consumidores con respecto a la información alimentaria que se le facilita a través de los alimentos. El objetivo era saber el nivel de conocimiento de los cambios realizados en la normativa aplicable a todos los alimentos destinados al consumidor (basada en el Reglamento (UE) nº 1169/2011, del Parlamento Europeo y el Consejo, del 25 de octubre de 2011, sobre información alimentaria facilitada al consumidor).

Así, el "Estudio del comportamiento del consumidor sobre la información alimentaria" recoge los resultados de un total de 1.511 entrevistas a responsables de compras del hogar en España, realizadas entre octubre y noviembre de 2015. De ellas, 1.000 fueron telefónicas y 511 se obtuvieron, en formato online, a través de la plataforma web de EROSKI CONSUMER (www.consumer.es). La muestra total se distribuyó por sexo, edad (mayores de 16 años), hábitat y comunidad autónoma (las 17 y las 2 ciudades autónomas).

Conclusiones generales

En el momento de la encuesta, se comprobó que el 63% de las personas consultadas no había percibido cambios en el etiquetado y también se observó que algunos de los aspectos que introduce el nuevo reglamento no son muy conocidos. Por ejemplo, en lo que se refiere a la información de alimentos no envasados que se consumen en los establecimientos fuera del hogar: casi siete de cada diez responsables de compra encuestados no sabían que pueden acceder a la información obligatoria de todos los alimentos envasados o sin envasar.

A pesar de todo, del estudio se desprende que el consumidor responsable de las compras del hogar da mucha importancia a la información alimentaria, a pesar de que todavía uno de cada cinco encuestados no lea la información que aparece en los envases de los alimentos.

Por regla general, los encuestados continúan fijándose especialmente en las fechas de caducidad y consumo preferente. Sin embargo, se ha comprobado que dos de cada cinco también leen el etiquetado para ver las características de los alimentos y procuran elegir productos bajos en sal, light, etc.

Por último, casi la mitad de los responsables de la compra encuestados tienen problemas con las condiciones de legibilidad de las etiquetas.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto