Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

^

Guía de compra: quesos: Quesos, un mosaico de sabores

Cada persona toma 8 kilos de queso al año, un producto con un incuestionable contenido en nutrientes que van más allá del calcio

¿Cuál compro?

Sugerencias de compra

El mejor para la merienda de los niños.

 

Los niños aprecian mucho el queso, pero suelen mostrarse reticentes a probar ciertas variedades, como el azul. Dado que España presenta unas notables cifras de obesidad infantil, no es recomendable que los niños tomen grandes cantidades de quesos con alto contenido en grasas saturadas. Es mejor reservar los quesos tiernos, semicurados, curados, viejos o añejos (o cualquier queso graso o extragraso) para un consumo eventual. En todo caso, si la ración de consumo es pequeña (25 gramos) y se acompaña de alimentos saludables (como pan integral), no habrá problema alguno. Para un consumo frecuente es más recomendable decantarse por raciones moderadas de queso fresco (30-40 gramos) o bien escoger quesos bajos en grasa (lo ideal, 0%).

El mejor para la meriendas de los adultos.

 

Como en el caso de los niños, conviene que los adultos vigilemos nuestra salud a largo plazo, por lo que no es buena idea consumir grandes cantidades de queso a diario. En parte, porque tomar mucho queso desplazará el consumo de alimentos de origen vegetal, cuyo papel en la prevención de enfermedades crónicas es indiscutible. Así, los quesos frescos (en raciones de unos 50 gramos) y los quesos bajos en grasa y bajos en sal son las opciones más recomendables para un consumo habitual. En las meriendas, nada mejor que acompañar el queso con pan integral, con fruta o con frutos secos no salados.

El mejor para hacer gratinados.

 

La mozzarella semicurada es fundamental para la elaboración de gratinados (indispensable para la pizza y para platos de pasta que se hornean hasta formar una fina capa de queso fundida sobre la superficie). El parmesano también se utiliza -sobre todo, rallado- para gratinados. Cuando introduzcamos la fuente en el horno, dejaremos una distancia de unos 10 centímetros entre esta y el grill. Así evitaremos que el queso se dore en exceso o se queme. El queso camembert y el brie son muy utilizados también para gratinados, en especial, sobre unos filetes de solomillo de cerdo, unas patatas o una coliflor cocidas. Bastará darle un toque de grill para que se gratine la superficie y obtener un éxito seguro en la mesa.

El mejor para las personas con diabetes.

Las personas con diabetes tipo 1 tienen serias dificultades para metabolizar bien los carbohidratos de los alimentos y, por eso, dependen de la insulina. Esta dificultad también está presente si se padece diabetes tipo 2, pero no suele ser tan marcada. En todo caso, los quesos no suponen un importante aporte de carbohidratos. Lo que sí es cierto es que, tanto si se padece diabetes tipo 1 como tipo 2, existe un mayor riesgo de desarrollar, a largo plazo, una enfermedad cardiovascular. Por ello, resulta conveniente escoger, para un consumo habitual, alimentos que no contengan grandes cantidades de sal y grasas saturadas. De entre los quesos analizados en esta guía, conviene que una persona con diabetes escoja los frescos (en raciones no superiores a 50 gramos) o los que son bajos en grasa y bajos en sal. Si la ración de consumo es pequeña, cualquier queso es del todo compatible con una dieta sana.

El mejor para la repostería.

 

Uno de los mejores quesos para las elaboraciones reposteras es el mascarpone, así como los quesos para untar. Su textura cremosa, suave sabor y su alto contenido en grasa hacen que sean muy versátiles a la hora de preparar rellenos, pasteles cremosos, mousses y tartas frías y calientes. El queso fresco de Burgos y el queso feta están indicados para acompañarlos con miel y mermeladas, y para la elaboración de postres como cremas, mousses y flanes.

El mejor para acompañar pastas.

Los quesos duros o semiduros y con un alto contenido en grasa son los más adecuados para rallar y acompañar a los platos de pasta, sin necesidad de gratinarlos. Los más utilizados son el queso parmesano, el queso de oveja curado como el Idiazabal o el del Roncal, el queso manchego curado y el queso de Mahón viejo. Siempre es mejor rallar el queso en el mismo momento que vayamos a utilizarlo, para que no pierda aromas ni matices.

El mejor para tomarlo como postre.

Casi todos los quesos pueden tomarse como postre, más allá de su tiempo de curación. Un queso curado luce mucho con los contrastes, acompañado de unos frutos secos y un dulce, tipo mermelada, miel o jalea. También podemos hacer unas tostas de pan de nuez o de pasas y colocar sobre ellas unas finas lonchas de queso. Otra opción: la combinación de una compota de frutas con unas cucharadas de queso cabrales o de roquefort. Si nos resulta muy fuerte este tipo de queso, podemos rebajarlo con unas cucharadas de nata fría y remover hasta conseguir una textura cremosa y más suave de sabor. Una deliciosa combinación es la de una ensalada de frutas o macedonia fresca con unas lonchitas de queso manchego, aderezado el conjunto con un hilito de aceite de oliva.

El mejor para ensaladas.

 

Son muy recomendables los quesos frescos y blancos con textura blanda -como el mozzarella fresco, el queso de Burgos o el queso feta-, por su suave sabor y delicada consistencia. También podemos emplear quesos de media curación en taquitos, que le darán un toque de sabor picantito a la ensalada. Esto combina muy bien con elementos frutales, como trocitos de naranja o de melocotón. El Edam, por su suavidad, también es un gran queso para trocearlo en ensaladas y acompañarlo con unos frutos secos tostados que potenciarán su sabor el sabor de este queso.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto