Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

^

Guía de compra: quesos: Quesos, un mosaico de sabores

Cada persona toma 8 kilos de queso al año, un producto con un incuestionable contenido en nutrientes que van más allá del calcio

Tipos de queso

¿Qué es el queso y qué tipos hay?

 

Según la legislación más reciente en relación a las normas de calidad del queso (Real Decreto 1113/2006), se entiende por queso el producto fresco o madurado, sólido o semisólido, obtenido gracias a la coagulación total o parcial de la leche total o parcialmente desnatada, de la nata, del suero de mantequilla o de sus mezclas, gracias a la acción del cuajo u otros coagulantes apropiados. El queso se puede clasificar en función de su maduración o de su contenido graso.

Si atendemos a su maduración, los quesos se denominarán de la siguiente forma:

  • Queso fresco. Está dispuesto para el consumo al finalizar el proceso de fabricación.
  • Queso blanco pasteurizado. Es un queso fresco cuyo coágulo se somete a un proceso de pasteurización. Queda dispuesto para el consumo al finalizar su proceso de fabricación.
  • Queso madurado. Tras su proceso de fabricación, requiere mantenerse durante cierto tiempo a una temperatura y en condiciones tales que se produzcan los cambios físicos y químicos característicos de este queso. Puede ser tierno, semicurado, curado, viejo o añejo.
  • Queso madurado con mohos. Su maduración se produce, principalmente, como consecuencia del desarrollo característico de mohos en su interior, en la superficie o en ambas partes. Dicha denominación podrá sustituirse por la de «queso azul» o «queso de pasta azul», cuando corresponda.

Si atendemos a su contenido en grasa (que se expresa en porcentaje sobre el extracto seco), clasificaremos los quesos así:

  • Extragraso. Contiene, como mínimo, un 60%.
  • Graso. Contiene un mínimo de 45% y un máximo de 60%
  • Semigraso. Debe contener entre el 25% y el 45%.
  • Semidesnatado. Contiene un mínimo de 10% y un máximo de 25%.
  • Desnatado. Debe contener menos del 10%.
 

¿Cuáles son sus propiedades?

El queso, por su particular composición, contribuye a la ingesta de multitud de nutrientes. Una composición que resulta, en gran medida, por ser un concentrado de otro producto nutritivo: la leche. Sin lugar a dudas, los quesos nos aportan proteínas y grasas, aunque lo cierto es que la población española cubre sobradamente las recomendaciones de ingesta de estos nutrientes.

La mayor parte de quesos son fuente de calcio y fósforo, así como de las vitaminas A, B2, B6 y ácido fólico. Son particularmente ricos en vitaminas del grupo B los quesos de pasta blanca y los que incluyen hongos internos.

Los citados nutrientes están implicados en multitud de funciones corporales, como el mantenimiento de la piel, de la visión, del sistema inmune o del sistema nervioso. También contribuyen al funcionamiento de nuestro sistema de producción de energía, a la formación de glóbulos rojos y, sin duda, al mantenimiento de huesos y dientes.

En los quesos, a diferencia de lo que ocurre con la leche, destaca la casi total ausencia de hidratos de carbono, unos nutrientes que, entre otras funciones, contribuyen al mantenimiento de nuestra función cerebral. Es algo que se puede compensar con gran facilidad: basta con consumir al cabo del día una variedad de frutas frescas, hortalizas, legumbres o, sobre todo, alimentos farináceos, como arroz, pan o pasta (mejor si son integrales). Y es que resulta difícil imaginar un alimento más completo que una rebanada de pan integral aliñada con aceite de oliva, decorada con unas rodajas de tomate o de pimiento asado y complementada con una loncha de queso fresco. Carbohidratos, fibra, ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales, todo en uno.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto