Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Guía de los alimentos

^

Guía de compra: conservas de atún: Conservas de atún, una porción de mar en la mesa

Proporcionan una cantidad notable de hierro, yodo, vitaminas del grupo B y ácidos grasos esenciales.

¿Atún, bonito, ventresca... qué son?

Diferencias y semejanzas: ¿Atún o bonito?

 

Se parecen, pero no son iguales. Son de la misma especie, pero de géneros distintos. Los matices están estipulados por ley. En 2009, el Real Decreto 1385 hizo referencia a qué especies pueden comercializarse con una u otra denominación.

  • Se considera atún tanto a las especies del género Thunnus (atún blanco o Albacora, atún de aleta amarilla, atún rojo y Patudo) como a la especie Katsuwonus pelamis (o Listado), fácil de diferenciar gracias a unas características rayas negras abdominales.
  • El bonito, por su parte, incluye a las especies de los géneros Sarda (bonito atlántico, del Pacífico oriental y del Índico), Euthynnus (bacoreta, bacopreta oriental o negra) o Auxis (melva).

Sea como fuere, desde el punto de vista nutricional, no hay grandes contrastes entre el atún y el bonito enlatados. El bonito tiene un poco más de grasa, lo que se traduce en un alimento con algo más de calorías. La diferencia, en todo caso, es mínima: una lata de 50 gramos de bonito enlatado en aceite aporta 0,3 gramos de grasa más que una de atún. Sus grasas, además, son en su mayoría insaturadas, con probados beneficios para la salud cardiovascular.

En lomos, desmigado o ventresca

Aunque en el mercado podemos encontrar diferentes tipos de presentaciones para el atún, lo cierto es que, salvo en el sabor o la textura, no registran grandes diferencias. A no ser que estemos ante un producto "al natural" (es decir, sin adición de aceite) o "sin sal añadida", su valor nutricional será similar. A continuación, se detallan las principales características de las tres presentaciones más habituales:

 
  • Lomos de atún. Se trata de un fragmento compacto del lomo original del atún, es decir, una porción del pescado. Lo más frecuente es hallarlos en aceite, aunque también se pueden hallar "al natural".
  • Desmigado. También denominado "migas de atún". Son lomos de atún desmenuzados que pueden presentarse en aceite o en escabeche (conservación en vinagre). Suele emplearse en ensaladas o rellenos.
  • Ventresca. Es la parte más cotizada del atún o del bonito, situada en la zona próxima a la cabeza. Su nombre hace referencia a la parte en que está situada: la zona del vientre. Su sabor es más delicado, gracias a que contiene un poco más de grasa, y su textura es más gelatinosa.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto