Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Guía de los alimentos

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Encuestadas más de 800 personas de 17 comunidades autónomas sobre sus hábitos en la compra, almacenamiento y preparación de los alimentos: Seguridad alimentaria: se arriesga en la compra y almacenamiento

Los jóvenes de entre 18 y 34 años cometen más infracciones que sus mayores

Buenas y malas prácticas

Las manos siempre limpias

Para garantizar la seguridad alimentaria en el hogar y prevenir posibles intoxicaciones alimentarias, ha de prestarse atención a cuatro aspectos: mantener la cadena de frío y el control de las temperaturas, proteger los alimentos con un envasado adecuado, mantener la higiene personal y durante la manipulación de los alimentos y, por último, limpiar y desinfectar la cocina, las instalaciones y los utensilios.

 

Un gran número de intoxicaciones alimentarias domésticas se deben a medidas higiénicas incorrectas en el hogar. Un 20% de los encuestados reconoce que solo a veces se lavan las manos antes y después de manipular los alimentos. Es más, entre quienes llevan a cabo este acto higiénico un 22% apunta que solo ocasionalmente lo hace con agua y jabón. Además, uno de cada cuatro limpia el cubo de basura con una frecuencia superior a una vez cada 15 días.

Contaminación cruzada

La contaminación cruzada es uno de los principales errores que el consumidor comete cuando manipula los alimentos en el hogar. Se produce al infectar un alimento ya higienizado, en la mayoría de los casos cocinado, con uno que no lo está, a menudo, crudo. Esto sucede, por ejemplo, cuando se utiliza un mismo cuchillo para cortar dos tipos de alimentos, como carnes y verduras, pero también a través de las propias manos o por contacto directo dentro del frigorífico.

Durante la encuesta, se han identificado algunas conductas de riesgo en la preparación de los alimentos. En primer lugar, uno de cada tres admite que al cocinar, en algún momento, los alimentos crudos entran en contacto con los cocinados. Por ejemplo, cuando hacen una tortilla, uno de cada cinco le da la vuelta con el mismo plato con el que había batido los huevos.

Además, al realizar una salsa, crema o postre en el que se utilice algún alimento que vaya a consumirse crudo, como el huevo o la nata, se puede producir un crecimiento bacteriano capaz de producir una intoxicación alimentaria. Por ejemplo, la salmonela puede encontrarse en la superficie del huevo y al manipularlo existe la posibilidad de contaminar la salsa o el alimento que se prepare.

 

La mayonesa realizada en casa es el producto que más intoxicaciones produce cada año y hay que tener una serie de precauciones, como la de consumirla en el mismo día y eliminar lo que sobre. Sin embargo, durante la encuesta se comprobó que entre quienes elaboran en casa salsas a base de huevo crudo como la mayonesa o el ali-oli (un 38%), dos de cada tres dejan las sobras para otro día.

Conservación: malas prácticas

También en la conservación se producen algunas conductas de riesgo. A pesar de ser totalmente desaconsejable, un 81% descongela los productos a temperatura ambiente. Este acto facilita el crecimiento de microorganismos y aumenta las pérdidas de agua y de nutrientes. Lo recomendable es colocarlos en el estante inferior del frigorífico durante 24 horas o descongelarlos en el microondas, usando la opción defrost.

Por otro lado, uno de cada cinco apunta que solo en ocasiones conserva los restos de comida sobrantes en un recipiente cerrado herméticamente y un 10% reconoce que alguna vez ha vuelto a congelar un alimento descongelado previamente. Algo totalmente prohibido.

Mitos sin credibilidad

EROSKI CONSUMER también ha querido saber si los consumidores dan por buenos algunos mitos que circulan sobre la seguridad alimentaria (obtenidos de la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria).

En la encuesta, se comprobó que la mayoría de las personas tienen clara la teoría sobre lo que es conveniente y lo que no.

  • Seguros en el hogar
    • Mito: En casa nunca se producen intoxicaciones.
    • Credibilidad: Lo cree así un 14% de las personas entrevistadas.
    • ¿Es cierto?: No, el 50% de las toxiinfecciones alimentarias se producen en el ámbito doméstico.
  • Moluscos
    • Mito: Comer moluscos crudos o poco hechos al vapor no conlleva ningún riesgo.
    • Credibilidad: Un 12% de los encuestados opina que es verdad.
    • ¿Es cierto?: No, en los moluscos vivos puede haber bacterias y virus que solo se pueden desactivar con un tratamiento de calor suficiente.
  • Anasakis
    • Mito: Los anasakis pueden eliminarse con vinagre.
    • Credibilidad: El 7% de los encuestados se lo cree.
    • ¿Es cierto?: No, el pescado crudo o marinado hay que congelarlo o cocerlo a altas temperaturas para inactivar los parásitos.
  • Alimento contaminado
    • Mito: Un alimento contaminado se ve a simple vista.
    • Credibilidad: Un 4% considera que es verdad.
    • ¿Es cierto?: No, las bacterias que deterioran los alimentos no son las mismas que las que provocan enfermedades. De hecho, alimentos con buen aspecto y olor pueden contener bacterias nocivas.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto